Viernes, 21 Sep,2018

Opinión / SEP 12 2018

No se quede callado

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

No parece tener mucho sentido el hecho de volverse totalmente ‘fiel’ a un partido aun cuando su invitación contradiga el buen sentido, el sentido común, la lógica: ‘oponerse a todo’, por ejemplo.

Y aclaro: no me refiero a ninguna colectividad en particular: lo que realmente siento interesante es poder actuar con ‘libertad’, respeto y coherencia con el bien común y no con las fabricaciones maquinadas de manera estratégica por un grupo de ‘líderes’ de partido que se tomaron la vida política de nuestra nación como un juego de poderes. Una muestra de ello es la desesperación por atribuirse la ‘lucha anticorrupción’ intentando ponerle nombre propio cuando todo el pueblo, el campesino, el profesional, el técnico o el tecnólogo, el trabajador dependiente o independiente, formal o informal, el empresario honesto, el ama de casa, estamos desesperados con esa clase dirigente tan contaminada: no importa de que ‘partido’ o color político sea pues de esos espacios de poder es que sale la corrupción que se roba nuestro aporte al erario: o sea, a la contribución de todos. Por eso mismo, el noventa por ciento de los colombianos somos anticorrupción, estamos saturados de que nos ‘roben’ los sueños, los proyectos, el esfuerzo y salgan a arengarnos desde sus cómodos curubitos. Sin duda, las personas que se han ganado lo que tienen, con un trabajo honesto y un proceder justo, merecen su disfrute: el problema está en quienes llegan con una mano adelante y otra atrás y en muy poco tiempo son ‘grandes hacendados, grandes empresarios; importantes e influyentes ciudadanos’ premiados con el genio de alguna botella o las dádivas de una hermosa hada madrina. Vaya pues a creerse ese cuentico.

Está muy bien que se reconsidere el sueldo de funcionarios, bien la cárcel para esa sinvergüencería de la corrupción, pero… ¿A otros niveles qué se está haciendo? ¿O es que en sendas gobernaciones o alcaldías han dejado de pedir porcentajes para asignar contratos o concursos?... ustedes creen sinceramente que ‘la tajadita’ ¿está desapareciendo? ¿Cuántas personas que se están enriqueciendo con nuestro esfuerzo, salieron a votar el ‘estatuto anticorrupción’?... eso se parece al paisaje dominical en el que en la puerta de la iglesia vemos salir a personas, con sus manos junticas en señal de oración, a hablar mal del prójimo, a destruir familias y personas, ‘con la sagrada comunión’ aún en su boca.

Denuncie presiones, propuestas, actuaciones oscuras de cualquier personaje en oficinas públicas y obviamente, absténgase de ser protagonista o encubridor de ese tipo de acciones. Eso vale más que ‘ir a votar’ y seguir en las mismas. No ser corrupto no es cuestión de partido es asunto personal.

[email protected] 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net