Lunes, 24 Sep,2018

Opinión / SEP 06 2014

Obras de valorización por etapas

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Es mucho lo que se ha hablado de las obras propuestas por la administración municipal para ser ejecutadas con recursos de la contribución de valorización y el cual se cobraría en el transcurso de los próximos cinco años.

En mi columna anterior puse en consideración unos interrogantes sobre el método a financiar dichas obras únicamente con recursos de valorización que tendríamos que pagar todos los armenios. En esta oportunidad voy a comentar los inconvenientes que se tendrían al decretar el derrame total de valorización para ejecutar dichas obras.

Al momento que la administración municipal decrete el derrame de valorización todos los predios afectados quedarán con una deuda por pagar, la cual, según la misma administración se financiaría en un plazo de cinco años. Pero en el momento que se quiera  enajenar o hipotecar dicho inmueble habrá que cancelar el cien por ciento del derrame decretado por valorización, ya que para expedir el paz y salvo de valorización debe de estar cancelado todo el tributo decretado.

Con lo anterior se correrá un riesgo de que el mercado inmobiliaria tenga una caída al verse perjudicado el vendedor con el pago de un tributo de una obra que no está ejecutada y por consiguiente el predio no se ha valorizado. Igualmente todas las construcciones nuevas tendrán que pagar anticipadamente dicho tributo lo que ocasionaría un mayor costo y un mayor precio de venta.

Por lo anterior es que propongo que dicho tributo de valorización sea decretado por etapas en cuanto al monto en tres decretos iniciando en el año 2015 y finalizando en el año 2017, lo que daría mayor facilidad de pago para el propietario.

Lo anterior, también tiene lógica en el sentido de que el municipio de Armenia no tiene ni la capacidad técnica, ni administrativa,  ni financiera de ejecutar las obras propuestas en un tiempo menor de tres (3) años, como quedó demostrado con el empréstito que le autorizó el concejo en el año 2012 por algo menos de 50 mil millones de pesos y que al año 2014 no ha terminado de ejecutar.  Adicionalmente  correríamos el riesgo de pagar unas obras que al momento no estaría ni siquiera en etapa de iniciación, como ocurre tan frecuentemente en otras ciudades como Bogotá. 

Igualmente en ese tiempo tendríamos la oportunidad de conseguir recursos de regalías y otras fuentes en los años 2015, 2016 y 2017.

Aprovecho la oportunidad para reiterar mi apoyo a las obras propuestas en el proyecto de modificación al plan de desarrollo, convencido de que el municipio está necesitando de ellas para el mejoramiento de la movilidad.

Igualmente quiero insistir en que faltan algunas vías allí propuestas que la administración municipal y el concejo deben de tener en cuenta.

Aureliomejia60hotmail.com

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net