Miércoles, 21 Nov,2018

Opinión / JUL 30 2018

“Oh mía patria, si bella e perduta”

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El grito que pegó mi tío el onanista, se encontró en el espacio con el que profirió mi casta tía, la misma que en sus noches de nostalgia, hace más cosas que las que hacía la señora Forbes en sus noches de desahogo.

Estos gritos se unieron al desgarrado grito de mi vecino Godofredo, todo un caballero templario, condecorado la próxima pasada semana santa, con el condón, perdón cordón del honor, por los caballeros del sacrosanto C.D. —Comunidad Deiforme— aquella tarde el onoravle xenado bullía, y la voz de los oradores se ignoraba al igual que se ignoran los temas de importancia que allí llegan. Para que se callaran los onoravlez, alguien empelotó su culo, y todos se concentraron en él, unos creyendo que era el de Amparito Grisales y otros que era el de Ricky Martin. Pero la decepción fue total cuando se dieron cuenta que era el de Antanas Mockus. Volvió el bullicio, acompañado del grito exterminador exigiendo un respeto, que allí muy pocos se merecen, pues en el recinto del Senado, los onoravlez xenadores no se distinguen por respetar al equivocado pueblo que los elige.

Los caballeros sacrosantos, miembros de honor del C.D, y todas las tías como mi tía y vecinos como mi vecino, al igual que el Arzo Ordóñez, a través de un aire de voces lagrimadas, formaron un coro condenatorio, pidiéndole al ángel exterminador, el fuego eterno para el trasero de Antanas. Pero sin importar el trasero sino el símbolo, millones de colombianos, elevaron los acordes de Verdi, formaron un coro de esclavos, contestatario a las voces de los caballeros del C.D, el coro de los esclavos oprimidos “Oh patria mía, tan bella y perdida”

El coro de los caballeros de C.D, el mismo que ignoró el madrazo a Claudia López, el mismo que ignora los cincuenta billones de pesos que la corrupción le roba a la vivienda, salud y educación, el mismo que ignora el exterminio de líderes sociales en Colombia, y los falsos positivos, el mismo que ignora que el onoravle presidente del Senado haya falsificado su diploma de bachiller, y como decía Vargas Vil “ni bachiller será” ve como una afrenta al país, que un senador, ese sí honorable, al desnudar sus partes íntimas, desnude la vergüenza del Senado y la vergüenza forbesriana de los Caballeros Deiformes, que de día se flagelan y en las noches se masturban o salen a cazar traseros en antros mefíticos.

A quienes la miseria de los colombianos les importa un c… Quieren ver en la hoguera el trasero de Antanas, mi tío Godofredo pide castigo. En cambio a mi sobrina, la reparadora de sueños, ese trasero no la desvela, y está concentrada en convencer a sus amigas de votar el veintiséis de agosto siete veces sí, contra la corrupción. Su razonamiento es sencillo, los que piden respeto, tienen que aprender a respetar, y los corruptos, a vivir tras las rejas; y que los congresistas ganen lo poquito que se merecen.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net