Domingo, 20 Oct,2019
Opinión / SEP 22 2019

Ojo a los sintéticos

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Son indudables los múltiples beneficios que para el País ha traído el proceso de globalización al que comenzó a incursionar en los años noventa, sin desconocer que también han sido muchos los damnificados y múltiples los obstáculos que han debido afrontar otros para hacer frente a los desafíos que les ha representado. 

El ingenio, creatividad, tenacidad, perseverancia, dinamismo, han sido factores fundamentales para sacar el mejor partido de las oportunidades, por encima de las amenazas que también aparecían al enfrentar una poderosa competencia de mayor trayectoria, tecnología, capacidad, entre otros. Un efecto evidente, es la invasión de mercancías de todo orden en tiendas, supermercados y comercio en general, con precios accesibles para todos los niveles económicos. 

Entre los de mayor impacto, el sector de textiles, con prendas a precios tan bajos que ponen a pensar cómo hacen sus fabricantes para sostener costos fijos y variables y cuánto volumen deben vender, con qué margen para alcanzar su rentabilidad. Frente a este fenómeno, caben ciertas reflexiones. Cómo son las condiciones laborales de los operarios para que el producto pueda competir en el mercado. Seguro no las mejores, lo que al consumidor poco le interesa. Pero si, observar los materiales de los textiles: Si son sintéticos como el polyester hecho con plástico virgen con alta huella de carbono, que contienen químicos y elementos y pueden resultar nocivos para la salud. En Europa se cuenta con el reglamento Reach desde el año 2007 con el objetivo de mejorar la protección para la salud humana y el medio ambiente frente al riesgo que puede conllevar la fabricación, comercialización y uso de sustancias y mezclas químicas, que debería también aplicarse con rigor en nuestro País, no solo para textiles sino para todo producto. Las empresas deben identificar y gestionar los riesgos asociados a las sustancias que fabrican y comercializan.  Deben mostrar cómo usar dichas sustancias de manera segura y comunicar toda información relativa a las medidas de gestión de riesgos a las partes implicadas.

Importante entonces, aprender a distinguir la calidad de las prendas de vestir por la calidad y composición de los materiales sintéticos, de los que son cien por ciento sostenibles naturales como el algodón. Estos últimos, garantizan el cuidado de la salud.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net