Jueves, 19 Sep,2019
Opinión / FEB 15 2019

Pedagogía electoral

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Apaguen los celulares y pongan cuidado, que los voy a orientar acerca de cómo votar en las elecciones que se avecinan, para elegir gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles. La campaña ya empezó.

Primero, hay que hacer un acto de conciencia, para resolver por quién se va a votar, sin hacer caso de dádivas en efectivo o en especie, porque estas, de momento halagüeñas, a la postre van a salir muy caras. Vender el voto es como venderle el alma al diablo. Con la diferencia de que Satanás no pasa sino una cuenta al final de la vida, mientras que la mafia politiquera cobra un gota-gota indefinido en el tiempo. Los elegidos con votos comprados pasan después unas facturas enormes, para recuperar sus ‘inversiones’, o para pagarles a quienes los financiaron. Esos dineros, de una u otra manera, son sustraídos de las arcas oficiales. 

A los discursos de los aspirantes hay que ponerles cuidado, porque normalmente son una sarta de promesas ilusorias; o se basan en hablar mal de gobernantes o legisladores de turno, capitalizando la inconformidad ciudadana, que es normal, porque el poder desgasta. Apoyar una campaña hablando mal del mandatario de turno, es perverso y sospechoso. Como también lo es ofrecer desmontar impuestos, eliminar peajes, suprimir contribuciones de valorización, matrículas de colegios, costos de seguros y cuotas alimentarias, porque las administraciones no se sostienen de milagro. Ni el progreso es gratuito.

En sentido práctico, se deben elegir personas capaces y bien preparadas académicamente, o con experiencia exitosa, demostrada en actividades públicas o privadas, porque a los funcionarios públicos se les escoge, no por la necesidad que tengan del puesto, sino por su capacidad para ser eficientes. No se puede elegir a un concejal o diputado para que ajuste el tiempo que le falta para jubilarse, si es un inepto o tiene antecedentes turbios en la administración pública.

Es necesario, a la hora de escoger candidatos, tener en cuentan que la consigna es “cuánto sabes, cuánto vales”. Y las bases de una sociedad que avanza hacia el bienestar son la nutrición y la salud para que asimile la educación, porque a un muchachito desnutrido o enfermo no le entra ni la magia. La oferta electoral suele ser amplia, porque cualquiera, por el solo hecho de ser ciudadano, tiene el derecho constitucional de aspirar. De modo que hacer una buena escogencia entre tanta bazofia no es fácil. Es como buscar oro y piedras preciosas en un botadero de basura. Se necesita, entonces, buen criterio y no dejarse endulzar los oídos por charlatanes y promeseros, que el único bienestar que buscan es el de ellos mismos.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net