Miércoles, 19 Jun,2019
Opinión / ABR 03 2018

Pese a todo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

O a casi todo, que es distinto, pues de andar la vida no siempre queda el hastío, el asco o la náusea. 

También queda la experiencia, el espejo avizor. Andar la vida para asimilar los hechos, para resumirlos y tratar de ver más acá de la frontera. Ver por ejemplo a un pequeño grupo de pietistas entregar un vaso de agua a un hambriento indigente. A una garbosa dama vestida de blanco naftalina transitando a paso ligero por el lugar. Ver cómo se cruza de hombro a hombro y de frente a vientre una bendición exculpatoriamente interminable. Ver cómo cubre su nariz con la mano ultraderecha, para no tener que percibir el desagradable aroma a una miseria propiciada por los de su clase. Ver a una niña subastar su cuerpo. A un universitario, orgulloso de su privilegio, saturarse de viejas fuentes, nuevas metanfetaminas y aguardiente. A un profesor preguntando ¿Y la literatura para qué? A un enfermo morir o matar esperando tratamiento. A un exguerrillero reintegrarse a su oficio. A un paramilitar tan activo como repulsivo, ¡puta desgracia!, subsistir. Ver a un legislador haciendo leyes para favorecer a una casta. A un juez liberando criminales, condenando sociedades. A un gobernante brindando, sonriendo, pese a todo o a casi todo, ni estúpido que fuera. Ver a Sergio Fajardo metaforizar la enorme problemática de un pueblo al que considera idiota. A Humberto de La Calle renunciar a su dignidad para asírsele como lapa. A Germán Vargas Lleras tratando de cosechar lo que fue sembrado con nuestros recursos. A Iván Duque dando brinquitos de dicha, como si la piola fuera tan resistente. A Piedad Córdoba empeñada en demostrar vaya el diablo a saber qué. A Gustavo Petro librando una batalla en solitario, como disfruta hacerlo. Ver al que no quiere ver. Al que de tanto desviar la mirada se volvió útil. Al que goza a cuerpo de rey de la propia imbecilidad y sus réditos. Ver la otra cara de la moneda, ¡qué alivio! Al que no se rindió, pese a todo o casi todo, pues en la esperanza encontró aliciente. Ver a la gente acudir a las urnas con el mismo nivel de consciencia con que visitan una biblioteca o un museo. A los muchachos tomar un libro o una idea como acto de rebeldía y resistencia. A las mujeres decir ¡Este cuerpo es mío y no se vende! A los escritores y músicos componer sus obras por amor al arte y no a la fama. A los ambientalistas proteger la vida con la vida, si es preciso. Al campesino organizarse y dar pelea, cuando toca. Ver, no por ver sino por creer. Por creer que es posible alcanzar lo hasta ahora inalcanzable, pese a todo o a casi todo.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net