Domingo, 23 Sep,2018

Opinión / SEP 10 2018

Pilo... licor caro

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Qué tristeza que las inversiones en los departamentos se hagan con vicio, decía mi abuelo. Y recordaba cómo en algún momento de la vida local a los maestros les pagaron en el estanco con botellas de ron y aguardiente que ellos debieron  ‘feriar’ para hacerlo dinero corriente.

Hoy, cuando la petición más importante de los gobernadores es subir el impuesto al consumo de licores, y las noticias del momento son la orden del presidente para subir el impuesto de los licores y suspender la aplicación del programa ‘Ser pilo paga’, solo nos queda hacer algunas reflexiones al respecto de la sociedad donde vivimos y plantear algunos interrogantes sobre los dos aspectos.

En el caso del programa ‘Ser pilo paga’, que tanta movilidad social y equidad representa para estudiantes colombianos, salen muchas preguntas comenzando desde decir: ¿Si logramos cesar la inversión en guerra, por qué no hablar de invertir en educación un poco más? ¿Ya se evaluó por qué los estudiantes tiene preferencias marcadas entre los programas ofertados por la universidad pública y la  privada? ¿Por qué seducen más los programas ofertados por los privados, será por el número de años en que se cumple con un pregrado por ausencia de paros, o la pertinencia de la misma educación? ¿Cuál es el número de egresados con un proyecto de vida concretado con base en su formación académica? ¿Existen estrategias para capturar alumnos para el pregrado en una y en otras no? ¿Los programas son atractivos para los egresados de la formación básica? Tanto se excluye a un ser humano cuando no se le permite ingresar a la universidad y el programa que escoge, como cuando se le obliga a ingresar a uno que no quiere por que es la opción que le da el Estado, pues seguirá frustrado en su aspiración.

Y qué decir de la petición de aumentar los impuestos al licor para captar más ingresos para inversión de entes territoriales. Desde hace siglos el hombre ha determinado que el consumo de drogas es ‘malo para la salud’. Dentro de las clasificaciones de consumo la primera línea la tiene el alcohol, y sin ser cartujo, puedo decir que lo que el Estado debe enseñar después de haber prohibido su consumo en el pasado, y asumido el monopolio de la producción, es el daño que causa para disuadir su ingesta, se entiende que es para controlar y no incentivar su consumo e incrementar las arcas.

Puedo estar equivocado en mis apreciaciones, pero me parece que vamos en la dirección equivocada para la reconstrucción de una sociedad que parece solo ir por la vía del enriquecimiento rápido como modelo de vida, y no por el respeto a la dignidad humana.

[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net