Jueves, 15 Nov,2018

Opinión / JUN 26 2018

Que comience la carrera de la muerte

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hasta cuándo existirá el problema, hasta cuándo serán las competencias por las calles de Armenia, hasta la misma Fórmula 1 se queda corta para tan exorbitante competencia, ‘la competencia de la muerte’, una situación que desde hace varios años aqueja nuestra ‘Ciudad Milagro’, y vaya que sí es un milagro, que a causa de esta ‘guerra del centavo’ no existan víctimas fatales, por ahora, porque de continuar esta competencia descarada de estas ambulancias sin control, con total certeza que ya no van a ser dos ambulancias volteadas en menos de un mes, sino que van a ser personas sin vida que dejarán a su paso. 

Así es, dos ambulancias volcadas en menos de un mes, una por el sector del barrio Boyacá, carrera 19 con calle 38, y la otra detrás del supermercado Supercundi, por el sector de los puentes de La Cejita; aquí no nos inventamos nada, solo nos basamos en la realidad que todos ya sabemos y conocemos, la ‘guerra del centavo’ y que comience el juego con las vidas. La realidad, el peligro que representan estos servicios de emergencias sin control; resulta ser más dañina la cura que la enfermedad, y si el herido no murió en el accidente, una ambulancia podría terminar con su vida, de igual modo los transeúntes, niños inclusive, hasta los demás conductores, ya no están a salvo.

La gran pregunta, ¿a caso estos vehículos no fueron diseñados para salvar vidas?, pues parece ser que importa más la cuota del seguro que dan las clínicas por paciente trasladado, que en verdad el objetivo para el cual fueron diseñadas, salvar vidas.

El personal de estas ambulancias, cuando escucha el llamado de herido por accidente de tránsito, de inmediato se le enciende el signo pesos en su mente —primero la plata, y después la vida—, no señores, no es exageración, desde que se declaró el incentivo por parte de las aseguradoras a estas ambulancias, las avenidas y calles de Armenia se quedan cortas para abrir campo a las velocidades de estos conductores.

Pero, ¿Qué esta haciendo la administración municipal?, son múltiples las quejas, reclamos y sugerencias que se han levantado para que regulen este servicio, pero al parecer solo ha sido un saludo a la bandera, si bien el concejo municipal ha debatido sobre este tema, la solución no se avecina.

¿Qué estamos esperando?, que el herido pase a la otra vida, o, un peatón, un niño, e inclusive hasta un mismo tripulante de estas ambulancias perezca a causa de ‘las carreras de la muerte’. 

Prestemos atención a este problema que afecta a toda la comunidad, no sea que Gabriel García Márquez nos visite con su novela Crónica de una muerte anunciada.


Jefferson Steven Perdomo
Columnista invitado

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net