Miércoles, 19 Jun,2019
Editorial / MAY 19 2019

Reconciliación

El reto para los quindianos este año es superar el número de tarjetones marcados en 2015. Hace cuatro años los guarismos mostraron una mayor participación en esta parte del país que en el promedio del territorio. 

Reconciliación

Si no es a través de la participación política, empuñando la cédula que es la más contundente arma para decidir el rumbo de un territorio, entonces cuál es la vía. No puede ser que la abstención, por las razones que sea —pereza, incredulidad, decepción, rabia, orgullo, desconocimiento, premeditación— le abra paso este año a quienes sí saben, con calculadora y billetes en la mano, cómo llegar al poder ejecutivo y sacarle provecho.

No es desde la comodidad del sillón de la casa, ni haciendo comentarios y críticas “inteligentísimas” a través de redes sociales o en corrillos de oficina, ni muchos menos rumiando rabia, venganza o amargura, como se cambia la suerte de un pueblo. Los ciudadanos corrigen el camino de la tierra que habitan, superan crisis, mejoran y crecen, si deciden participar masivamente en eventos trascendentales como una jornada electoral y asumen roles activos en organizaciones tan importantes como lo son las juntas de acción comunal, las veedurías ciudadanas y los medios de comunicación.

La democracia es sin duda uno de los descubrimientos más importantes de la humanidad, aunque no es perfecta, ninguna lo ha sido, ni la de la antigua Grecia, ni la de la América del siglo XII, ni la de nuestros días. Y es precisamente esa imperfección lo que la hace deseable, necesaria y a la vez maravillosa. No es el momento de renunciar, ni de renegar de ella, ni en Armenia, ni en el Quindío; los problemas de nuestro territorio no deben ni pueden atribuirse a la democracia ni a los partidos o movimientos políticos, no es justo ni productivo sustentar el abstencionismo o los defectos de la administración pública en el logo que avaló al ejecutivo de turno. 

Un candidato que se inscribe por firmas no es mejor que uno que lo hace por un partido o movimiento, resulta infantil pensar y decir que las firmas generan independencia para administrar y los partidos lo contrario, hay muchos ejemplos para demostrar que la solvencia moral, la inteligencia emocional y la sapiencia administrativa no están ligadas a un color o a un formulario. Un gobernante puede hacer gala de su independencia solo si es capaz de tomar decisiones para el beneficio común, esas que permiten liderar intereses superiores para frenar la avaricia y la inmoralidad de los corruptos.

El reto para los quindianos este año es superar el número de tarjetones marcados en 2015. Hace cuatro años los guarismos mostraron una mayor participación en esta parte del país que en el promedio del territorio. En las elecciones pasadas hubo un grito unánime de júbilo por el despertar de una ciudad y un departamento, la historia se debe repetir. Los quindianos salieron con entusiasmo a rayar y depositar los tarjetones de gobernación, alcaldía, asamblea, concejo y JAL, esa es la gesta que se debe confirmar en octubre.

La primera tarea para los armenios y los quindianos es derrotar la pereza mental, esa que impide exigirle trabajo y transparencia a candidatos y gobernantes, y que ha traído como consecuencia, por ejemplo, que las rendiciones de cuentas sean un saludo a la bandera; la segunda tarea es participar, a través de los  mecanismos que nos ofrece el sistema democrático vigente; y la tercera, tal vez la más difícil pero a la vez indispensable para que lo primero y lo segundo ocurra, es reconciliarse con la política. 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net