Sabado, 20 Abr,2019
Opinión / OCT 02 2018

Reflexión sobre el desastre

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El fatídico suceso del terremoto de 1999, sus consecuencias sociales, económicas y administrativas han sido motivo de estudios, reflexiones, documentos y diversas opiniones y puntos de vista; con el fin de ampliar las visiones sobre el tema, acaba de ser publicado un volumen [1] escrito por el analista e investigador social Alpher Rojas Carvajal.

Nacido en Armenia, pero quienes lo conocieron en su etapa de político y vibrante dirigente, se podrán percatar que el audaz actor de la vida regional ya no es el mismo, pues su larga estadía en la capital de la República, le ha permitido una formación valiosa, el contacto con universidades e investigadores de resonancia, en suma, un aprovechamiento del tiempo en la lectura, el estudio y la investigación; su libro es el producto de años de estudio.

Precedido de comentarios favorables de lectores del primer borrador, como por ejemplo lo señalado por el historiador norteamericano Charles Bergquist: “Las proposiciones del autor son convincentes y sostenidas por la evidencia, sin embargo, todas ellas son importantes y dignas de más discusión y de investigación sistemática a la luz de nuevos hallazgos. Esa puede ser la mayor contribución de este estudio innovador y desafiante” (pág. 247), algo similar puede señalarse de otras consideraciones como de Theotonio Dos Santos, Guillermo Hoyos Vásquez, Alfredo Molano y Medófilo Medina, entre otros.

El autor no se detiene solamente en la anatomía del desastre, incursiona además en lo que llama fábula de la colonización antioqueña, el Quindío un departamento a pesar de sí mismo, el proceso de creación del departamento, algunas referencias particulares, una hermosa página sobre su padre y su señora madre y, desde luego, un capítulo especial que llama Fraude y miseria del modelo Forec.

Testigo presencial como muchos del terremoto y sus consecuencias desastrosas, puedo afirmar que todos quedamos estupefactos, sin norte, sin orientación, a merced de la anarquía; sería llover sobre mojado no reconocer el aporte fundamental del expresidente Pastrana y su gobierno, sus primeras acciones de las cuales participé y las decisiones sucesivas que dieron nacimiento al Fondo para la Reconstrucción y el Desarrollo Social del Eje Cafetero, Forec, en donde fue inevitable que se presentaran infinitud de problemas, entre otras cosas, porque no estábamos preparados para un evento de esta naturaleza.

Por eso me parece que los análisis sobre los resultados finales y el balance del Forec, está abierto aún y los planteamientos de Rojas constituyen un punto de vista respetable y digno de estudiar con cuidado, así algunas de sus afirmaciones no se compartan plenamente.

Recomiendo su lectura.

[1] Rojas Carvajal, Alpher. 2018. Desastre en la ciudad. Editorial Colombia Plural. 256 páginas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net