Miércoles, 16 Oct,2019
Opinión / JUL 21 2019

Responsabilidad empresarial

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Sentirse parte del proceso de mejoramiento y del desarrollo socioeconómico,  impactando a la región en procura del cambio sustancial que se revierta en un estado de bienestar para los quindianos, debe ser la apuesta de todo empresario exitoso. 

Demostrar civismo y amor por el territorio desde su posición privilegiada como empresario es la mejor forma de sentirse corresponsable y devolverle a la sociedad parte de su acumulado a lo largo de su carrera como profesional y empresario. 

El reconocimiento social es parte fundamental para el éxito de una empresa, y se manifiesta en la medida en que se genere rentabilidad social e interdependencia entre el empresariado y los diferentes grupos de interés —Prosumidores, usuarios, clientes, proveedores y la comunidad—. Una empresa debe estar enfocada en la responsabilidad social, generando riqueza de manera justa y  aportando al bien común.

¿Qué ocurre si sucede a la inversa?: Cuando un empresario utiliza su condición de privilegio o poder económico en connivencia con los negocios ilegales y con las empresas electorales favoreciendo los intereses que quienes se dedican a desangrar el erario público actuando en contraposición al bien común, se genera una reprobación social que a la postre beberá incidir de manera negativa en la proyección empresarial. Si un empresario actúa abusando de su posición económica, apoyándose en vicios de poder para acceder a los privilegios de la contratación estatal; no solo se somete al reproche social, sino al rigor de la justicia; que en nuestro caso, aunque lenta, se ha demostrado que puede llegar a tocar hasta los más poderosos emporios y caciques que en otrora se consideraban intocables. 

La actual situación por la que atraviesa el Quindío requiere del concurso de todos, la invitación dado lo anterior es a que actuemos anteponiendo la ética y los valores y deponiendo si fuese necesario los propios intereses, como aporte a la solución de la crisis política, administrativa y económica que agobia nuestro departamento. Debemos actuar en clave de desarrollo por el bienestar de la sociedad.

Con la fe puesta en que existe un camino trazado por la ética, la conciencia y la participación ciudadana, en medio de tanta desolación, barbarie y corrupción que enlodan la majestuosidad de nuestro Quindío; llegó la hora de proyectarnos como región con las nuevas ciudadanías y los nuevos liderazgos;  llegó la hora de consolidar ese ferviente deseo de cambio y de unirnos con el propósito de rediseñar y edificar el nuevo Quindío transparente, prospero e incluyente con el que todos soñamos.   

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net