Jueves, 15 Nov,2018

Opinión / AGO 07 2018

Santos, balance final de su obra de gobierno

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Mejoró las relaciones con la OIT, consiguió ingresar a la Ocde, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, con sede en París, y finalmente a la Otan, Organización del Atlántico Norte, que agrupa países de occidente para la defensa militar. Ha sido criticado porque además de pagar las cuotas exigidas, su ámbito de accionar escapa a nuestros intereses nacionales, a nuestros factores geoestratégicos; en general le dio un vuelco positivo a las relaciones internacionales.

En este tema se ha incrementado ostensiblemente la migración venezolana que el gobierno Santos ha sabido capotear y gracias a la firma del acuerdo de paz, la baja ostensible de muertes en combate y un mejor clima de tranquilidad nacional, se observó un aumento interesante de turismo nacional e internacional.

Es innegable resaltar la gestión de ejecutivos como Pablo Felipe Robledo, excelente funcionario al frente de la Superintendencia de Industria y Comercio; el ministro Murillo de Medio Ambiente, el doctor Cárdenas al frente de la Hacienda Pública; Alejandro Gaviria en Salud y la ministra Holguín en Relaciones, con una clara falla en relación con el cumplimiento de la sentencia de la Corte Constitucional sobre el Tesoro Quimbaya, cara a los afectos del Quindío y su academia de historia.

Pero no es todo color de rosa: el intento de paz con el Eln fue un fracaso de principio a fin, a pesar de los buenos deseos del presidente y dos excelentes jefes de negociación, primero Juan Camilo Restrepo y después Gustavo Bell; será una papa caliente para Duque porque el Eln, según parece, está financiado por Maduro y sus cabecillas viven a todo su ancho en el vecino país.

El manto de la corrupción se ha sentido a lo largo de la nación y la palabra mermelada, en lo sucesivo, hará parte del lenguaje cotidiano; en lo personal creo en la honradez de Santos, pero algunos escándalos que se han sucedido en estos 8 años, necesariamente permean al gobierno como Odebrecht, las denuncias de coimas, el escandalo con 40 mil hectáreas en el Vichada adquiridas por el antiguo embajador en Estados Unidos, Carlos Urrutia, amigo del presidente, aún sin explicaciones plausibles y la detención de Roberto Prieto, jefe de las dos campañas de Santos sin que, hasta ahora, el presidente haya musitado palabra. Muchos más temas que con contundencia ha denunciado el brillante contralor Edgardo José Maya Villazón y que me haría largo en citar.

Pero es imposible soslayar las denuncias de la doctora María Andrea Nieto, sucesora en la dirección del Sena de Alfonso Prada, secretario general de la presidencia (1), sobre malos manejos que le había señalado desde el 12 de octubre de 2017.

Con las últimas lágrimas y por la puerta principal Santos entrega el poder; pasará a la historia a pesar de todo, como uno de los presidentes de más realizaciones. A todo señor todo honor.

1) El Nuevo Siglo. 30 julio-18

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net