Miércoles, 26 Sep,2018

Opinión / AGO 06 2018

Se busca un alcalde…

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Mientras Armenia no tenga un alcalde nombrado y posesionado en propiedad para 17 meses que faltan del actual período, la ciudad seguirá paralizada, sin rumbo, sin obras, a la deriva. La capital necesita un burgomaestre que, como la mujer del César, no solo sea honesto sino que lo parezca. Que tenga buena empatía con los gremios y el concejo; que camine la ciudad y hable con sus habitantes para conocer de cerca sus problemas y necesidades; que tenga visión de futuro, que conozca de administración, finanzas y obras públicas; que tenga sensibilidad social para ayudar con políticas claras a las niñas, niños y adolescentes que no estudian y están inmersos en la prostitución y la drogadicción; que no permita más invasiones de vivienda subnormal; que actúe de verdad para combatir el desempleo que agobia a centenares de familias sin un oficio para subsistir.

Se busca un alcalde que conozca de planificación, que ordene las obras previamente planeadas con diseños y presupuestos reales y licitaciones transparentes; que coordine la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial POT; que busque la financiación para el estudio de la microzonificación sísmica de la ciudad; que ordene a la empresa Amable la nueva red semafórica aprovechando la existencia de presupuesto.

Queremos un alcalde que resuelva de una vez por todas el problema con los constructores y defina a corto plazo la contribución y adelanto de las obras de valorización para que la ciudad no se paralice; que tramite los préstamos o auxilios para las 3 plantas de tratamiento de aguas residuales, Ptar, que necesita Armenia; que ordene el tránsito automotor, caótico en las horas pico con trancones permanentes en lugares críticos de la ciudad; que encuentre la solución para continuar las obras del malecón de La Secreta; que desate el nudo gordiano que hay en La Estación, que va a pasar con el hueco y las vías alternas, lo que hoy vemos afea la capital.

Un alcalde que no dilate más los arreglos de los puentes colapsados en las barrios Las Colinas y El Jardín de la Fachada; que planee la construcción de teleféricos que aligeren el transporte público y una los barrios apartados de la periferia. Un punto bien importante: que financie y ordene tapar todos los huecos en las vías de la ciudad, no parchecitos, hoy parece que los arreglan en forma aleatoria con grandes perjuicios para los conductores. Que nombre un veedor para las obras del aeropuerto El Edén para que se cumplan los plazos y las obras prometidas. En fin, un alcalde que no anuncie obras, que mejor las inaugure, que le ponga orden a la ciudad, que hoy por hoy parece un barco sin timón. ¿Lo encontraremos?

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net