Martes, 13 Nov,2018

Opinión / JUL 16 2018

Shakiros

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La corrupción que ha saqueado a  Armenia y el Quindío, y nos ha asqueado a muchos, parece perpetuarse porque los actuales gobernantes y dirigentes políticos son ciegos, sordos y mudos, y su voracidad es  superior a la racionalidad y honradez a que están obligados. Las dos alternativas recientes a las cuales se enfrentó el gobernador, elecciones o terna, eran una falacia, y cualquier decisión que hubiera tomado, favorecería a cualquiera de los grupos corruptos que se disputan el poder, para continuar con sus fechorías.

Si el partido Liberal, que ganó el pulso reciente, fuera honesto, tendría la grandeza de proponer una terna ciudadana, para reivindicarse con los quindianos que tanto le han dado a ese partido. Las ternas que se rumoran son todo lo contrario, no dan ninguna garantía a la ciudad porque están hechas a la imagen y semejanza del dios Ápate. Cualquiera de ellos que sea nombrado, llegará a echarle tierra liberal a la podredumbre.

El gobernador debiera obrar como un ciudadano honesto, fiel a sus principios cristianos y tener la valentía de expulsar del templo de la corrupción, a los mercaderes de nuestras esperanzas; debiera obrar conforme a su investidura sacerdotal, y ponerse de parte de las víctimas de la corrupción, que somos todos. Debiera primar en el gobernador el ciudadano honesto, y ponerse del lado del quindiano expropiado por  los corruptos que hoy quieren re entronizarse. Debiera el gobernador rechazar cualquier terna, que aunque pasada por el parido Liberal, no esté integrada por ciudadanos de reconocida  honestidad y probado perfil gerencial. El peor daño para la ciudad, además del que ya le han hecho, será nombrar como alcalde a un político como los que se rumora, y cuya función será limpiar la cara teñida de robo, de la clase política que tanto daño le ha causado a nuestra región.

Soy demasiado iluso, al pedirle al partido Liberal, uno de los protagonistas  de la corrupción en el Quindío, que nomine una terna ciudadana, es ser demasiado soñador, pedirle al partido Liberal, que sea lo que no es, es como pedirle a la hiena, que no sea carroñera. Nominar una terna ciudadana no lo va a hacer el corrupto partido Liberal, presidido por un  risaraldense de probada  hoja de vida en las lides de la corrupción. Existen en Armenia  ciudadanos honestos, con excelentes perfiles gerenciales y de reconocida honradez, que sin pertenecer a partidos políticos, han desempeñado   cargos de responsabilidad y su gestión ha sido aplaudida por tirios y troyanos. Hojas de vida como esas, debiera tener en cuenta el partido Liberal para confeccionar la terna, pero eso es mucho pedirle al partido que quiere continuar en su macabro pasado. Como una forma de lavar un poco su pecado, debiera nombrarse un alcalde que no obstruya la  justicia, y el año entrante garantice unas elecciones limpias. 

Debiéramos llenar de ciudadanía la plaza Bolívar y gritarle al gobernador y al partido Liberal, que no aceptaremos un corruptolítico en la alcaldía. Hacerle saber al gobernador, que lo necesitamos de nuestro lado.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net