Miércoles, 19 Jun,2019
Editorial / MAY 18 2019

Sí, pero no

Es cierto que el sector de la construcción está golpeado, pero las cifras negativas no son solo en la capital del Quindío y no se presentaron solo en 2018.

Sí, pero no

Varias fueron las horas que dedicó el ejecutivo municipal entre 2017 y 2018 para explicar, a la comunidad y a los empresarios del sector de la construcción, las razones que motivaron las decisiones tomadas en torno al ordenamiento del territorio local. El debate fue grande y amplio, entre quienes representaban al gobierno local y argumentaban que todo era por el bienestar de los ciudadanos, y el gremio de la construcción que expuso las cifras negativas de este renglón productivo en Armenia, y que según ellos, habían sido motivadas por las decisiones tomadas desde el centro administrativo municipal. Pues el boletín revelado por el Dane, esta semana, parece indicar que el ahogado se estaba y se está buscando río arriba.

Es cierto que el sector de la construcción está golpeado, pero las cifras negativas no son solo en la capital del Quindío y no se presentaron solo en el 2018. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, mientras la economía colombiana presentó un incremento del 2,8% durante el primer trimestre de este año, comparado con el mismo periodo del año anterior, el sector de la construcción registró un decrecimiento del 5,6%.

Las razones que explican la cifra negativa, según criterio de los expertos, tienen origen en la construcción de edificaciones residenciales y no residenciales que decreció un 8,8% —parece que los colombianos no se animan a comprar vivienda—, en las actividades especializadas para la construcción de edificaciones y obras de ingeniería civil —alquiler de maquinaria y equipo de construcción con operadores— que decreció un 5,9%, pero muy especialmente en la construcción de carreteras y vías de ferrocarril, de proyectos de servicio público y de otras obras de ingeniería civil que aumentó un 8,5%.

De las 12 actividades económicas que soportan el producto interno bruto del país, 11 obtuvieron calificación positiva; especialmente las actividades financieras, que sigue siendo un negocio bastante rentable y de alta obligada demanda por todos los colombianos; la explotación minera, en donde parece que el país soportará los siguientes cuatro años de su desarrollo; el comercio al por mayor y al por menor; la administración pública y defensa, planes de seguridad social de afiliación obligatoria, educación, actividades de atención de la salud humana y de servicios sociales; y el suministro de electricidad, gas, vapor y aire acondicionado, distribución de agua, evacuación y tratamiento de aguas residuales, gestión de desechos y actividades de saneamiento ambiental.

Aunque no registran crecimiento negativo, los tres renglones de la economía que menos impulso han podido tomar son el de las industrias manufactureras, que creció 2,9%; el de las actividades artísticas, de entretenimiento y recreación y otras actividades de servicios, actividades de los hogares individuales en calidad de empleadores, actividades no diferenciadas de los hogares individuales como productores de bienes y servicios para uso propio que aumentó 2,1%; y mucho más abajo el sector conformado por la agricultura, la ganadería, la caza, la silvicultura y la pesca, que apenas repuntó 1,4%.

Las cifras reveladas por el Dane parecen darle la razón a quienes han advertido el desequilibrio que ofrece el plan nacional de desarrollo, recientemente aprobado en Cámara y Senado, por la importancia que se le da a la economía extractiva de minerales e hidrocarburos y las deudas que parece no se podrán saldar en los siguientes cuatro años con el sector agropecuario.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net