Domingo, 23 Sep,2018

Opinión / JUL 02 2018

Siete veces sí

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cinco millones de firmas recogidas por la Alianza Verde obligaron al Congreso de la República a aprobar la consulta contra la corrupción, y esta ya fue convocada para el 26 de agosto. 

La batalla por la derrota de la corrupción, que es un anhelo de los colombianos, se empezará a sellar el 26 de agosto próximo. Esta no es una batalla política, soy enfático en esta afirmación, pues ya empezó la guerra sucia de los corruptos, por la descalificación del más noble propósito ciudadano de los últimos tiempos. La corrupción ha hecho tanto daño o más que la guerrilla. Si la plata que nos roban los corruptos se dedicara al desarrollo de nuestro país, estuviéramos a la altura de los tigres asiáticos, o de Finlandia, Suecia o Dinamarca. 

En nuestra patria, la corrupción se premia con cuatro años de chalet por cárcel, y en otros casos, embajadas o ministerios. En fenómenos de corrupción como Odebrecht, Hidroituango, Reficar, Agro Ingreso Seguro, Invercolsa, los responsables gozan de completa impunidad, muertos de risa de las necesidades básicas de los colombianos. Vemos como en China y otros países asiáticos, los corruptos por muy ministros o presidentes que sean, son condenados a la horca, mientras que aquí se convierten en faros de la moral. 

Si a los corruptos, nos les atravesamos en la consulta del 26, podemos empezar a pensar en una mejor educación, mejor salud, vivienda y trabajo dignos. Lo que los corruptos se roban es nuestra calidad de vida. Está en nosotros, seguirlo permitiendo. Si no salimos a votar en la consulta anticorrupción, seguiremos condenados a vivir en un país miserable sin calidad de vida, mientras los que nos roban, seguirán habitando el país estratosfera.

Por mi parte, asistiré a la reunión que Alianza Verde está invitando en el hotel Bolívar Plaza, el próximo viernes 6 de julio a las ocho de la mañana, a la cual están convocadas todas las fuerzas alternativas, grupos sociales, sindicatos, movimientos ciudadanos, partidos políticos no comprometidos con la corrupción, y toda la ciudadanía que anhela un país honrado. Esta batalla por una Colombia mejor, la tenemos que librar todos quienes queremos que nuestros hijos, crezcan en una patria que dedique los dineros públicos a su desarrollo, le brinde a sus ciudadanos las oportunidades que hoy no tenemos, entre ellas las más apremiantes, salud digna, educación gratuita y con calidad, y trabajo calificado para todos.

Yo tengo un sueño, sueño con un país donde el hijo del rico y el del pobre se den la mano, y tengan las mismas oportunidades de estudiar y ocupar como profesionales puestos dignos que les permitan educar a sus hijos, y estos repetir el ciclo y tengan las oportunidades que ayer y hoy no han tenido nuestras generaciones, gracias a que la plata pública se la roban los corruptos, a los cuales les diremos no más el día de la consulta.

También rebajaremos el sueldononón de los senadores, pobrecitos, no les alcanza para la gasolina. Sigamos el ejemplo de Noruega.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net