Lunes, 12 Nov,2018

Opinión / AGO 29 2018

Simposio nacional de crianza

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

A propósito del quinto simposio nacional de crianza, realizado en nuestra ciudad por la Asociación de Pediatría y Puericultura, el pasado 24 y 25 de agosto; fui como espectador a tomar nota de las reflexiones frente al proceso de crianza infantil; encuentro muy grato que los especialistas médicos se interesen por estos temas y den a sus pacientes el tiempo para escucharlos y sugerir pautas en beneficio de los niños, es importante para la sociedad que se den estos espacios y que humanicemos cada vez más los servicios de salud, muchas veces el fenómeno que más enferma a las personas es la indiferencia del mismo gremio médico y estos cambios en los paradigmas son de aplaudir.

Dentro de las reflexiones de la jornada encontré temas muy importantes para el desarrollo sicológico infantil, entre estos subrayo y comparto con los lectores los siguientes:

1. La importancia de aprender de los hogares diversos: no podemos seguir callados frente a un tema tan actual e importante, reconocer que las familias han cambiado y nos vamos a encontrar hogares homoparentales con configuraciones muy diferentes de las cuales debemos aprender, no es fácil entender algo que es un poco desconocido y que aún debemos investigar mucho más, sin embargo debemos darle la apertura y ayudarlos a crecer porque hacen parte activa de nuestra sociedad y los niños de estos hogares también son el futuro de nuestra especie. Tal vez antes teníamos temor al encontrar este tipo de familias, ahora es un placer encontrarlas y hacer seguimiento continuo a sus procesos para aprender mucho más.

2. Contextualizar todos los casos de manera cultural: nuestras representaciones culturales muchas veces nos hacen cometer el error de pensar que todos son iguales a mí, que la vida es estandarizada, o que lo que me sirvió le debe servir a otros; en la consulta vamos a encontrar diferentes culturas, familias indígenas, religiones o creencias diferentes, esto implicaría que para realizar un programa de pautas de crianza, primero debo conocer muy bien sus procesos culturales y creencias para desarrollar estrategias que vayan acorde a estos procesos.

3. Pensar en el postconflicto: debemos entender el cambio que estamos atravesando, pasamos de una generación acostumbrada al conflicto interno con una alta resiliencia, a una generación que desconoce esta dinámica y empieza a tener menores procesos de adaptación, podemos entender esta etapa colombiana para generar algunos cambios en los paradigmas.

4. Mafalda y sus enseñanzas: la reconocida caricatura del siglo pasado que nos dejó tantas enseñanzas como generación y que podemos llevar al proceso de crianza, así como todos los cuentos y literatura infantil, afortunadamente contamos con diversos autores que se dedican a darnos herramientas para alimentar las narrativas que permiten la enseñanza por imitación y la construcción de creencias y pensamientos alineados con la cultura. Rescatar la lectura de cuentos como familias.

5. Las profecías autorrealizadoras: algo que siempre digo a los padres de mis pacientes, cambiar la forma de hablar a nuestros hijos, evitar frases que se conviertan en una profecía para ellos que autorrealicen por su diálogo interno: “es un terremoto”, “mi hijo es muy nervioso”, “qué pesar del niño”.


​¡Gracias a los organizadores!

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net