Sabado, 17 Nov,2018

Opinión / JUN 18 2018

Tercer tiempo

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Los colombianos nos la hemos pasado en los últimos meses en álgidos debates para decidir, primero, quiénes serían los parlamentarios y después el nuevo presidente. Podría pensarse que, ahora, solo es cuestión de esperar a que pase el 20 de julio y el 7 de agosto y, posesionados los elegidos, asunto terminado. Ahora a dejarnos gobernar. Así lo hemos hecho siempre.

Mientras tanto, la corrupción campea en todas partes como si nada nuevo estuviera pasando, muchos de sus actores siguen ahí, sin darse por aludidos, esperando reencaucharse en la primera oportunidad; apenas empezamos a darnos cuenta que las cosas no cambian solo con las elecciones, la ciudadanía necesita completar su trabajo, a partir de hoy estamos en términos futbolísticos en el tercer tiempo.

Ese mandato abstracto que le acabamos de dar al nuevo presidente y a los congresistas, si queremos que tenga alguna eficacia requiere complementarse con prescripciones concretas, sobre lo que queremos y lo que pensamos en materias como la corrupción, nuestro peor mal. 

No hay nada más difícil en las democracias que concretar, en detalle, lo que quiere la gente a través de ese mandato general que es el voto, de eso sí que saben aprovecharse los políticos, pues bien, ahora, gracias a la iniciativa del partido Verde se ha logrado aprobar la consulta anticorrupción, una manera idónea para canalizar la insatisfacción y las ganas de cambiar las prácticas políticas para contribuir a transformar, desde la ciudadanía, la historia de Colombia pasando de la queja a la acción.

Se trata de 7 preguntas, 7 mandatos en los que los colombianos aboliremos prácticas corruptas por: reducción de los salarios de los congresistas, contratación pública transparente, presupuestos públicos con participación ciudadana, rendiciones de cuentas y limitación del número de periodos de congresistas. 

El reto para su aprobación es grande: necesitamos que voten una tercera parte de los ciudadanos que componen el censo electoral, 12 millones aproximadamente y el voto afirmativo de por lo menos 6 millones. Será la oportunidad para que los partidos y movimientos políticos, demuestren que la anticorrupción es un objetivo serio de su propuesta política no un falsa estrategia para alcanzar votos, ideal verlos desde ahora incentivando la participación y el voto a favor de este propósito.

Desde hoy y hasta el 26 de agosto, día de la consulta, recorreremos todo el departamento, sus pueblos, calles y veredas recordándole a los quindianos que no son los políticos el mayor peligro para el futuro de Colombia, sino los ciudadanos indiferentes que no participan de estas decisiones públicas.

Llegó la hora, el candidato es una Colombia sin corrupción, ahora no es Duque, ni Petro, ni Fajardo, la camiseta es una sola, un solo logo, no hay partidos ni facciones políticas enfrentadas, aquí no hay lugar a odios o fundamentalismos… empezó el tercer tiempo.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net