Miércoles, 17 Jul,2019
Opinión / JUN 08 2019

Triunvirato: hass, oro y cura

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Según los efectos que generó el fallo del Tribunal Administrativo del Quindío, no hay otra opción que la lucha en las calles.

Sin embargo, es necesario explicarle a la opinión pública que no se trata de cualquier asunto, en el fondo nos estamos jugando nuestro futuro. Miente entonces el gobernador cuando intenta por todos los medios ocultar su grave error en demandar el acuerdo del concejo del municipio de Salento que prohibía la megaminería en su territorio. Intentó justificar su acto aduciendo que él nunca lo demandó, y que simplemente lo envió al tribunal con el objeto de examen en derecho. 

Falso e hipócrita Pilatos gobernador. Fue él —medio intelectualoide— como coadyuvante para que se declare inválido el acuerdo por parte del tribunal, luego así se dirige ante la ‘justicia’ administrativa: “… solicito con todo respeto a los honorables magistrados declarar la invalidez del acuerdo No. 001 del 27 de febrero de 2019 ‘Por el cual se dictan unas medidas para la defensa del patrimonio ecológico y cultural del municipio de Salento y se adoptan otras determinaciones’”. —Ver fallo del tribunal—

En otras palabras, traicionó al departamento del Quindío. Pero más allá de que se trate de una traición, muy normal en él, le hizo fue un favor a los aguacateros de élite que invadieron las montañas de Salento. ¿Saben ustedes por qué la oficina de tinterillos mediocres de la gobernación —previamente— nunca se acercó al concejo de Salento para asesorarlos en la elaboración del acuerdo? O ¿conformar una mesa diálogo con el fin de llegar a un pacto por la protección del territorio? sencillamente porque el gobernador está con los aguacateros hass. Y estar con ellos, es estar de acuerdo con el modelo económico neoextractivista. Punto. 

Con lo anterior, añado lo siguiente: las multinacionales que vienen comprando tierras para sembrar aguacate hass en Salento tienen el suficiente músculo financiero para realizar también actividades de explotación minera. Solo cambiarían su razón social. E interpretado de otro modo: el cultivo de aguacate hass simplemente es una fachada para esconder las verdaderas intenciones que tienen CampoSol y Altos del Valle, entre otras. 

El mecanismo de ellos ha sido perfecto. Comenzaron con aguacate hass, y como saben que metros abajo hay oro, en algún momento pueden ser los dueños de los títulos mineros para continuar con su triunvirato de poder económico: aguacate hass, oro y, sobre todo, con la ayuda política de Pilatos, alias el cura. 

“Allá arriba en aquel alto donde nace la quebrada”, también existe una escuelita —Navarco Alto— donde concurrían muchos niños a clase. Hoy día tan solo están matriculados seis. Y dicen: “el que no venda la finca, que se atenga a las consecuencias”.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net