Jueves, 15 Nov,2018

Opinión / MAY 12 2018

Un tal Nonato Pérez

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cuando alguien habla de justicia social inmediatamente lo califican de socialista. Y en este tiempo de elección presidencial, están llegando al extremo de recurrir a hechos sociales que no hacen parte de nuestra realidad con el fin de descalificarlo. En otras palabras, y careciendo de otro tipo de argumentos, ‘castrista o chavista’ lo utilizan como arma política y publicitaria para hacer ver al otro como el ‘diablo’. Y ello es un error. Es un vacío en la conceptualización.

Luego, uno pensaría que si hacen uso de ese tipo de calificativos, seguramente el que los utiliza conoce su historia, sus raíces y sabe de lo que habla. Sin embargo, no siempre es así: la gente se refiere a dichos adjetivos sin conocer las causas de la revolución cubana, y ni siquiera se toman la molestia de investigar la situación política y social de los venezolanos, solo se conforman con lo que el otro quiera que se repita en cadena para crear miedo. 

Cuando llaman al otro ‘chavista’ para deslegitimar su acción política, también uno pensaría que han estudiado juiciosamente lo que ha sido la violencia en Colombia. Pero pienso todo lo contrario, y estoy seguro que simplemente son expertos en estigmatizar al otro sin una clara conceptualización histórica. De hecho, muchas cosas tenemos en común con el hermano país de Venezuela. Y una de ellas es la historia compartida de lucha de independencia que combatió la esclavitud y el genocidio cometido por los españoles. Y antes de usted y yo, e incluso antes de Guadalupe, en los Llanos se daban las más duras batallas por la dignidad de las personas y la justicia social. 

Y una muestra de ello, está plasmada en la plaza principal del municipio de Trinidad, Casanare; allí se hace honor con una escultura a uno de sus héroes locales que participó en la lucha de independencia al lado de Simón Bolívar. Un tal Nonato Pérez —nacido entre 1775 y 1778—, lo recuerdan sus pobladores como el mulato que expulsó a bala a los invasores. En su escopeta se registra con letra grande: “Para matar españoles”. 

Él defendió su pueblo. Y de ningún modo entonces la lucha por la justicia social está dirigida a causarle daño a los que la requieren. Luego, en el Llano, como en muchas otras regiones del país, la ausencia del Estado explica la principal causa que ha profundizado el conflicto armado. He podido ver en sus carreteras cómo los niños tienen que caminar largas distancias para llegar a la escuela porque no tienen transporte escolar. Los jóvenes han tenido que taponar la vía Yopal-Aguazul exigiendo que les asignen más docentes. Finalmente recorrí el municipio de San Luis de Palenque, y en la plaza del teniente Hugo Gamboa Ramírez, le pregunté a un niño que cuál era su mayor sueño, él me respondió: “Tener agua limpia”.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net