Martes, 25 Sep,2018

Opinión / ABR 22 2018

¿Valorización, otro escándalo de corrupción?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En pleno año electoral, en el que muchos candidatos al Congreso y a la presidencia de la República, han dejado claro que uno de los problemas más protuberantes de Colombia es la corrupción, estalla un escándalo con dineros de valorización de Armenia, en el que están implicados según la Fiscalía, la exalcaldesa Luz Piedad Valencia, su esposo y cinco personas más.

Se habla de $20.000 millones de detrimento patrimonial, que fueron a parar a bolsillos de particulares que se apropiaron del total de un anticipo de dos contratos, con soportes de facturas falsas.

Pero este caso tiene una serie de altibajos y contradicciones que deben ser aclaradas. El fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, sustentó que era necesario que se les impusiera medida de aseguramiento a los 7 implicados, 4 de los cuales en algún momento se declararon culpables. Luego el delegado de la Procuraduría, Luís Arturo Salas, pide que se impongan las medidas de aseguramiento solicitadas por la Fiscalía, pero se contradice cuando señala que “si bien está de acuerdo con los delitos imputados, dio a conocer que se podría incurrir en un error por las pruebas poco verídicas que presentó el órgano de persecución penal”. …“la referencia con respecto a que si cuatro de los imputados aceptaron cargos, constituye indicio de los otros tres. Cada quien responde por lo que haya hecho, no por lo que hagan terceros” —LA CRÓNICA jueves 19 de abril—. Aquí la Fiscalía y la Procuraduría no se ponen de acuerdo.

Y finalmente, el alcalde Carlos Mario Álvarez paga un anuncio en LA CRÓNICA el 20 de abril que dice: “Las obras de valorización cuentan con pólizas que las amparan en un 100%, y garantizan la protección de los dineros recaudados y la ejecución de las obras”, como quien dice no hay problema si se roban las platas de valorización. 

Cuando el Concejo de Armenia aprobó el proyecto de las obras viales para resolver el problema de la movilidad vehicular, muchos opinamos sobre la inconveniencia de revivir la contribución de valorización cerrada hace unos 20 años, para financiar esas obras, por muchas razones, pero especialmente porque no hubo un estudio socioeconómico serio para analizar la capacidad de pago en esta ciudad que desde hace 28 años, a raíz del rompimiento del Pacto Internacional del Café, ocupa uno de los 3 primeros lugares en desempleo en el país, en donde el 70% de las personas en edad de trabajar, están en la economía informal o el rebusque.

La mayoría de la población no podrá pagar la valorización, y el municipio tendrá que rebuscarse los recursos por otra parte, como les ha tocado a otras ciudades y aquí mismo con las avenidas Centenario, la de Los Camellos o la Ancízar López. 


anjogub[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net