Sabado, 22 Sep,2018

Opinión / AGO 28 2018

Vergüenza mundial

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Increíble, inaudito, insólito, inverosímil. Colombia es el único país del mundo en el que se hace un plebiscito, para refrendar unos acuerdos de paz con la guerrilla más sanguinaria y antigua del mundo, y la mayoría de la minoría que salió a votar dijo ‘No’ a la paz y ‘Sí’ a la guerra para continuar con la orgía de muertos, heridos, mutilados y desplazados que deja el conflicto armado.
 

En las pasadas elecciones presidenciales en las dos vueltas, tenía la primera oportunidad en la historia de derrotar a los políticos corruptos que han gobernando el país durante 200 años, y elegir una opción diferente y alternativa que representaba el cambio, la inclusión y la justicia social; pero prefirió reelegir el candidato respaldado por todos los corruptos que representa el continuismo, la exclusión y la inequidad.

Y el pasado domingo, por tercera vez tuvo la oportunidad, a través de una consulta popular, de poner freno y límites a los corruptos, y de nuevo la mayoría de los colombianos decidió no salir a votar, para que no se lograra el umbral establecido de solo una tercera parte de los ciudadanos habilitados para hacerlo. La escasa participación ciudadana, la falta de conciencia y de compromiso por la patria, es imperdonable y demuestra complicidad con la corrupción.

La gran mayoría de los gobernantes y dirigentes políticos elegidos popularmente no salieron a votar ni a movilizar a sus seguidores por obvias razones. En ocho oportunidades se han presentado al Congreso de la República proyectos de ley para combatir la corrupción y ninguno fue aprobado. El pueblo ignorante o alienado se dejó convencer del discurso mentiroso de que la consulta estaba politizada por la izquierda, que era muy costosa (una suma insignificante comparada con los 50 billones de pesos anuales que se roban los gobernantes y políticos corruptos) y que las medidas que se proponían aprobar ya existían, aunque no se aplican.

Faltó compromiso del gobierno, quien debió impulsar una campaña de pedagogía y publicitaria sobre los beneficios de votar la consulta anticorrupción, para contrarrestar la desinformación, la propaganda negra y el engaño que promovió el Centro Democrático.

A pesar de todos los factores adversos se logró la votación más alta en toda la historia, 11.520.000 votos por el ‘Sí’, que supera la votación alcanzada por cualquier presidente. Queda la duda si se presentó un nuevo fraude electoral. La Registraduría es un organismo politizado y fraudulento que no informó sobre los formularios no marcados, ni los nulos, ni sobre el 100% del escrutinio.

El mensaje a los dirigentes de Colombia y a la comunidad internacional es claro, los colombianos, a los que nos van a aumentar los impuestos para robar más, son idiotas, masoquistas, autistas, no les importa que les roben los impuestos, la salud, la educación, la vivienda, el empleo, las pensiones, la seguridad… etc. Están contentos con la robadera. Por eso cuando los encuestan dicen que son de los más felices del mundo.

Mientras no haya educación de calidad para todos, este pueblo seguirá idiotizado y esclavizado por los dirigentes más ineptos y corruptos del mundo. Si el presidente quiere pasar a la historia erradicando la corrupción de manera definitiva, debe presentar un proyecto al Congreso y lograr el respaldo de los legisladores, para que sea aprobada la pena de muerte o la cadena perpetua para los corruptos.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net