Domingo, 23 Sep,2018

Opinión / ABR 17 2017

Vientos oscuros

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El ataque de Estados Unidos de América a Siria en represalia por el uso de armas químicas y el lanzamiento de la bomba no nuclear a un campamento talibán y del Estado Islámico en Afganistán, cerca a la frontera con Pakistán, oscurecen el panorama político internacional. A ello se suma el conflicto latente con Corea del Norte, ya que se anunció por el propio Estados Unidos su intervención en caso de que China no acceda a frenar la osadía nuclear de ese país. Y como si esto fuera poco, la OEA ha anunciado el uso de la Carta Democrática para sancionar a Venezuela, que está ad portas de un levantamiento popular, resolución que ha contado con el apoyo de las naciones del continente salvo la misma Venezuela, Ecuador y Nicaragua.


Soplan vientos huracanados y la posibilidad de un escalamiento del conflicto en varias partes de la tierra se ha vuelto tangible. La llegada de míster Trump a la presidencia de los Estados Unidos ha significado el regreso de las posturas republicanas acerca del rol protagónico de la nación del norte, cual es el de preservar los valores occidentales y capitalistas, lo que le ha valido el apelativo de ser el policía del mundo. Ha regresado el sentimiento de los halcones en contraposición con la posición de diálogo que mostró el gobierno de Obama, y con él el partido Demócrata en los últimos ocho años. Es un viraje de 180º que está presionando al resto del mundo a ser aliado en esta nueva aventura belicista. Y como ha sido lo usual, el gobierno estadounidense está acompañado de la industria militar de armas conforme a sus intereses. 

Colombia, por un lado, ha aceptado esta intervención en Siria, y al día de ahora no se sabe su posición acerca del ataque a Afganistán. También enfrenta una incómoda situación con Venezuela, ya que el hecho de ser vecina la torna en un lugar de ingreso de la población refugiada como ha venido sucediendo.
Indirectamente, la intromisión de Estados Unidos en nuevos escenarios de contienda bélica hace posible que numerosos jóvenes, en su mayoría inmigrantes y con ellos colombianos, estén en la lista de ser reclutados para ir a los campos de batalla. Tremendo dolor de cabeza para sus familias.

[email protected]

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net