Jueves, 22 Ago,2019
Armenia / ENE 22 2018 / hace 1 año

Armenia, un museo al aire libre con una inversión de $400 millones

El mural de La Arriería es una de las obras más imponentes que se puede apreciar en la ciudad. 

Armenia, un museo al aire libre con una inversión de $400 millones

Obra el mural de La Arriería, ubicada en la carrera 19 entre calles 9 y 10 norte de Armenia.

Murales donde se estampa la historia de la arriería, el proceso del café, la fauna y flora del Quindío y la cultura Quimbaya engalanan la capital del departamento. En puntos estratégicos de la ciudad, la alcaldía municipal invierte cerca de 400 millones de pesos para el embellecimiento de la localidad.
 


Claudia Milena Hincapié, directora de Planeación municipal, explicó que el proyecto está fundamentado en el plan de desarrollo del alcalde Carlos Mario Álvarez Morales.

“Todas las pinturas al aire libre que se están llevando a cabo en la ciudad están fundamentadas en el plan de desarrollo como una política de crecimiento de ciudad y en cumplimiento a los lineamientos de la ley 397 del 97, que es la política cultural para el país. El objetivo es proveer al ciudadano mejor calidad de vida, más sostenible, amable y estéticamente armónica con la visión de gestión urbana”, dijo.

Recomendado: Murales del Quindío, en exhibición para el mundo

Explicó que las obras ubicadas en la plaza Bolívar, avenida Centenario, La Estación, carrera 19 y otras más, que se delinearán en murales de Armenia, tendrán una inversión significativa.

 

Mural de La Arriería 

Una de las más imponentes obras tiene que ver con el mural de La Arriería, ubicada en la carrera 19 entre calles 9 y 10 norte, donde en un área de 280 metros cuadrados se cuenta, entre cafetales, el proceso del café, la arriería y la historia del Jeep Willys. 

“El mural tuvo una inversión de 60 millones de pesos y por supuesto es una verdadera obra de arte que es para el disfrute de la ciudad”, agregó la funcionaria. 

A pulso y bajo todo pronóstico, Henry Villada Tamayo, artista encargado de la obra, contó al medio los detalles del proyecto que fue elaborado en un mes. 

Vea también: La Ruta Literaria finalizó su viaje por las bibliotecas del Quindío

“Hace parte del proyecto que tiene el alcalde del embellecimiento de la ciudad a través del arte urbano. Es un muro que tiene 50 metros de largo por 6  de alto y que trabajé junto con un equipo de artistas de muy buena trayectoria del Quindío: Carlos Alberto Jiménez, Juan Carlos Ocampo, Alexánder Sánchez y Vanesa Palomino”, contó. 

El mural tiene etapas que los quindianos deben entender y apreciar.

“Allí está plasmada la arriería en el Quindío. Todo lo que significó en el proceso de la visita de los españoles y luego viene una gran fotografía en blanco y negro donde se le hace un homenaje a los arrieros. En tramos cortos, pero finos, aparece la historia del Jeep Willys, que es el que desplaza la arriería. Todo en una recreación muy quindiana, con guaduas y elementos típicos del departamento”, dijo el maestro Villada.
 


Caminos verdes, por el maestro Marmolejo

En el corazón de la ciudad, la plaza Bolívar de Armenia, la obra de arte 'Caminos verdes' le da la bienvenida a propios y turistas.

Los elementos dibujados en el sitio caracterizan el Paisaje Cultural Cafetero, PCC.

Le puede interesar: 
Con más de $100 millones, artistas ejecutaron sus proyectos en 2017

“Hicimos un mural para la sala de la ciudad, porque la idea del alcalde es que el lugar esté decorado. Para desarrollarlo, manejamos la técnica acrílica e hicimos un recorrido temático, empezando por el páramo, en la secuencia mostramos la forma en que la ciudad ha prosperado, empezamos con el tradicional Jeep Willys, después mostramos la fauna y la flora, luego el café y resaltamos las aves”, dijo Juan Carlos Marmolejo, artista encargado de la obra.

 


La Estación

Cambiarle el aspecto a un muro ubicado en la antigua estación del ferrocarril de la capital quindiana, para hacer del entorno agradable y cultural, fue otro los propósitos de la Corporación de Cultura y Turismo de Armenia, Corpocultura, y la Alianza Francesa, que unieron esfuerzos para hacer realidad un mural lleno de color y expresión artística.

Ana Mercedes Suárez Aristizábal, técnica en eventos y programas y líder del proceso de gestión cultural de Corpocultura, explicó la importancia que tiene la intervención.

“La obra de arte tiene que ver con el proceso contemplado con relación a la estación, pues se está proyectando un complejo cultural y turístico que seguro se empezará a notar a partir del año entrante con trabajos de infraestructura”, dijo la funcionaria.
 

Barranquismos hacen parte de las obras de arte de Armenia 

Otra de las manifestaciones de arte popular en la ciudad son los barranquismos, obras que llevan adornando el panorama desde hace más de 30 años. 

María Fernanda Fernández, directora de la Corporación de Cultura y Turismo de Armenia, Corpocultura, aseguró que hacen parte también del embellecimiento estratégico.

Recomendado: Quindiano Andrés Skull y sus murales, en Ecuador

“En el segundo semestre de la vigencia, se han invertido $48 millones en ese embellecimiento estratégico. Es muy triste ver que cerca de siete obras de barranquismo se han perdido en la ciudad precisamente por la falta de mantenimiento, por eso desde la administración le estamos apostando al arte”, afirmó. 

Agregó: “Desde Corpocultura hacemos una invitación muy sentido a cada uno de los residentes de Armenia para que cuiden el patrimonio. Llevar a sus hijos a estas verdaderas obras de arte hará que los espacios tengan la importancia que se merecen”.
 


Historia de barranquismo

Según datos de Corpocultura, Efrén Fernández Varón fue el creador de los barranquismos en la ciudad. En 1977 empezó a tallar los barrancos aprovechando las particularidades de la cultura indígena y quimbayuna. 

El primer taller que realizó fue un rostro. Poco a poco empezó a construir la nariz y el bigote. Finalmente, terminó siendo un Cristo que lo acompañó con un sol, la luna y un ángel. A la escultura se le llamó ‘La creación’.
Con el paso del tiempo, desapareció como muchas de sus obras por la falta de mantenimiento  y  las contingencias del clima. 

Aunque hay en el parque Los Aborígenes una pieza del artista modelada en arcilla, su trabajo más recurrente fue el de tallas y relieves que creó a partir de taludes. Para desarrollarlos, su instrumental comprendió machetes, palines, palas, baldes, palustres y brochas. 

Como material, además de la tierra, el artista utilizó cemento, arena, acrona y en los casos que consideró pertinentes, aplicó color adecuado para la obra. 


María Fernanda Ramírez Tejada 
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net