Martes, 19 Nov,2019

Un Viaje sin Retorno

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La maestría del amor toca a cada uno, en el tiempo oportuno y sin casualidades. Llega porque en el universo todo es perfecto y nos recuerda verdaderamente quiénes somos y a dónde pertenecemos realmente. Sin nada de velos impuestos que nos distorcionen para no reconocer nuestra propia verdad. Me gusta pensar que el amor es como una chispa divina, ya que cuando te toca y despiertas, es empezar un viaje del cual sabes que nunca más vas regresar.

Detenernos en la observación continua, consciente y sin juicios de nosotros mismos, de cada situación, de las personas, es un excelente punto de partida para este viaje. Porque nos hace cambiar la perspectiva de la vida, y al hacerlo sentimos y actuamos desde el amor, cambiando nuestra vibración y elevando nuestra frecuencia de energía.

El siguiente paso será elegir cada día amarnos más fuerte. Cuando empezamos por nosotros mismos es mucho más sencillo; es decir, ¿cómo vas a amar a otra persona si tú mismo no lo haces? La respuesta es tan obvia que precisamente casi siempre pasa inadvertida para nosotros. ¡Me gusta empezar el día en agradecimiento, pensando siempre que será el mejor día de todos mis días!

Comenzar el día siempre con una oración —hecha por ti mismo—, plegaria, rezo… como la quieras llamar, hará de tu día, sin lugar a dudas, muy especial y diferente. Personalmente creo que el universo nos habla directo al corazón cuando nos abrimos en una actitud de amor y tranquilidad. He comprobado que cambiando mis pensamientos negativos por positivos, igual cuando estoy agradeciendo, se manifiestan los “bienes”, y no me refiero solo a cosas materiales, sino a todas las personas, momentos, situaciones, lugares y experiencias de manera más sencilla, permitiendo ver, sentir y actuar desde la frecuencia del amor infinito, que está al alcance de todos, pero que en ocasiones lo convertimos en miedo —ira, dolor, desprecio, calumnias, celos, envidia … etc.— el cual no nos permite ser lo que realmente somos: seres de luz realizando un paso divino como seres humanos.  

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net