Viernes, 23 Ago,2019
BLOG / SEXUALIDAD / FEB 10 2019 / Comentarios

Las mentiras de las mujeres durante el coito

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Es innegable: “Todo el mundo miente”; no obstante, en los encuentros amatorios, las mujeres son campeonas —caridad que los hombres debemos agradecerles—. Desde las primeras historias de la sexología, se ha sabido que una “mentira piadosa” en la cama, tiene el poder de la motivación, lo cual opera sobre la pareja, de manera fulminante, con el poder de un efectivo hechizo. De esta forma se le saca a un varón el macizo machismo que lo convierte en el típico “macho alfa”.

Las mentiras que las mujeres imparten en la cama, más que ofensas, son ofrendas para hacernos sentir como los mejores amantes del mundo —ellas son pródigas en estos menesteres—. Lo cual facilita y hasta garantiza una faena divertida y amena; por eso las mujeres nos mienten y hasta hacen descaradas promesas que no van a cumplir.

Es usual que los hombres mientan acerca del número de parejas íntimas —siempre suman demás o multiplican, mientras que ellas restan o dividen, siendo justo en un mundo machista y patriarcal—; sobre todo cuando muchas de esas aventuras han sido mezquinas e infecundas.

En mi experiencia profesional he visto un común denominador entre las mujeres heterosexuales: les expresan a sus parejas estar sexualmente satisfechas, con la intención de evitar refriegas o rehuir a explicaciones infructuosas.

En una pareja ambos mienten, en mayor o menor proporción, pero ninguno es único en esas lides. La diferencia radica en que las féminas traen consigo el cariz épico de María Estuardo —reina de Escocia de 1542 a 1547—, claro está no siempre con la misma connotación azarosa y heroica. Lo importante es que las mentiras de las mujeres durante el coito, usualmente, buscan salir de la monotonía que la mecanización y encanallamiento del sexo trae con el paso del tiempo.

He reunido un decálogo de “mentiras piadosas” que las mujeres suelen ofrendarle a los hombres: 1) “Llegué al orgasmo al mismo tiempo que tú”, 2) “Lo haces mejor que mi ex”, 3) “Es el más grande que conozco”, 4)  “No te finjo un orgasmo”, 5) “Me encantó, ha sido lo máximo en vida”, 6) “Besas como ningún otro”, 7) “No lo había hecho antes”, 8) “El tamaño no me importa”, 9)  “No hay problema, a cualquiera le pasa”, 10) “Solo fantaseo teniendo sexo contigo”.

El conglomerado de mentiras que las mujeres nos obsequian durante el coito, con la intención de desvitalizar el monotematismo sexual, ha tenido mucho de culpa, a lo largo de la historia, que por la bragueta se hayan ido tantos hombres al infierno.

 

Temas Relacionados:

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net