Domingo, 18 Ago,2019
BLOG / POLíTICA / ABR 16 2019 / Comentarios

Liderazgo compartido por Armenia

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

El liderazgo compartido es la capacidad de entregar nuestro conocimiento y experiencia a los demás; es tomar la iniciativa, integrar, articular, pensar en colectivo, trabajar en equipo, defender causas comunes, motivar a los demás a ser mejores, inspirarlos.

Cuando hablo de Armenia, no puedo evitar sonreír; pensar que es la ciudad que me enamora todos los días, que me motiva a trabajar y no dudar ni un instante que las cosas van a mejorar. Valoro nuestras bondades, la gente, el clima, la capacidad de empuje y las ganas de salir adelante; son todas estas cosas positivas, las oportunidades que debemos potenciar para transformar la realidad que vivimos. 

Son muchas las problemáticas que nos tienen en una situación tan crítica; no es solamente corrupción y la mala administración; es el desempleo, la falta de oferta cultural y deportiva, los suicidios, el consumo de drogas, la falta de compromiso ciudadano y nuestra indiferencia. Todo esto resulta ser una enfermedad para nuestra ciudad, pero ¿nosotros qué estamos haciendo para que las cosas cambien?

La intolerancia, poca solidaridad, desarticulación sectorial y la falta de sensibilidad por el prójimo y nuestro entorno, están rompiendo todos los esquemas; en algunos casos es desesperanzador el panorama que tenemos. Lo que si es cierto, es que siempre es un buen día para hacer las cosas bien, volver a creer, trabajar unidos y crecer como sociedad, evolucionar como ciudad. 

Armenia merece una oportunidad, un respiro; tal cual la hemos tenido cada uno de nosotros en algún momento. Ser la ‘Ciudad Milagro’ debe ir más allá del concepto. Nos caracterizamos por la amabilidad de nuestra gente, el deseo de reconstruirnos pese a la dificultad, hemos crecido urbanísticamente, tenemos un territorio privilegiado. Todos le debemos algo a nuestra ciudad; porque nos acogió, nos ha brindado espacios para compartir, evolucionar y vivir. Que sea este el momento para que Armenia sea un impulso, una motivación, nuestra razón. 

No podemos seguir esperando a que los demás hagan, sino hacer; limitarnos a que nos direccionen, sino proponer; tenemos que dejar de mirar, sino de demostrar; es momento de ser actores de cambio, ser espectadores críticos es demasiado sencillo. Debemos recuperar nuestra identidad, tener pertenencia por lo que nos identifica como armenios; somos trabajadores, amables y resilientes, salimos adelante, nos levantamos y le damos la mano al prójimo para que también lo haga.

Debemos unirnos, articular nuestras fortalezas y capacidades; hagamos equipo por Armenia. Empecemos por compartir nuestras ideas, pensemos en colectivo, seamos incluyentes; digámosle a los que no creen, a quienes critican nuestra ciudad, a quienes perdieron el norte; que a pesar de los problemas Armenia #NoNosDaIgual. 

 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net