Martes, 12 Nov,2019
BLOG / ACTUALIDAD / MAY 20 2016 / Comentarios

Y si…

Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

Y si pensáramos por un momento que todo alrededor podría cambiar si usted es el primero en moldear sus actitudes. Y si de repente las tasas de desempleo y criminalidad se redujeran, porque usted señor empresario empieza a valorar, y reconocer las aptitudes, la experiencia por encima de los títulos, los cuales son importantes pero no imprescindibles.

Y si, en vez de quejarnos todo el tiempo de los gobernantes de turno optáramos por reconocer lo bueno que tengan, participar de los encuentros ciudadanos en la construcción de los Planes de Desarrollo, si sacara una parte de su día para ir a la sesión del Concejo o de la Asamblea y aportar, ejercer veeduría para así construir ciudad entre todos, no que se vuelva un político de la noche a la mañana. Si nada de eso le gusta, entonces revise e indague muy bien antes de dar su voto en las próximas elecciones, y evítese dolores de cabeza, criticas, ulceras, sufriendo al ver la mala gestión de un gobernante, todo por elegir mal. Y si, tomáramos en serio nuestro papel de ciudadanos y dejáramos de limitarnos, a llamarnos ciudadanos y ejercer “ciudadanía” cada cuatro años cuando salimos a las urnas, ¿Qué sucedería?

Y si, por un momento nos pusiéramos en los pies del médico o enfermera que lleva 36 horas de turno, y le receta a usted un acetaminofén para su fiebre o dolor de cabeza, y le pide que solicite una cita por consulta externa, o que debe realizar un trámite más, no porque el medico quiera o sea capricho de la enfermera, lo hacen así, porque así es el sistema de salud en este país, el medico no es que no quiera remitirlo al especialista, no es que no quiera ordenarle los exámenes que usted quiere, es que por encima de ese medico hay un gerente que lo está presionando para que le dé paliativos y evite mayores costos a la IPS.

Y si, reconociéramos que las movilizaciones sociales son válidas para exigir derechos fundamentales, para exigir cambios en algunas políticas estatales, al mismo tiempo que se reconocen primordialmente que estas deben ser pacíficas, respetuosas, alejadas del vandalismo, pero sobretodo de la politización en la que muchas veces sesga o cambia los propósitos de las manifestaciones sociales.

Y si, reflexionáramos por un instante que las minorías étnicas, religiosas o de género tienen mucho que aportar a la construcción de paz y sociedad, sin juzgarles por su credo, por su ideología política, o su preferencia sexual. El ser musulmán, judío, cristiano, homosexual, comunista, masón, no lo hace menos que nadie, quizás si una minoría, extraña para muchos pero lo que interesa son sus aportes a su entorno, y con su ejemplo contrarrestar el estigma de muchos en contra de los grupos minoritarios en nuestro País.

Y si, usted al leer esto, pensara por un segundo que no es el propósito convencerlo de algo, o apartarlo de su realidad, de sus problemas, sino que usted y yo pensemos que las pausas activas no son solo en el trabajo, también para sí mismo, de pensar por un instante que es posible ver cambios reales, actitudes realmente transformadoras, cuando analizamos a fondo las decisiones de otros, cuando como un gesto de paz “chiquito” pensamos en el bienestar colectivo sobre el bienestar individual.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net