Coctelera / AGOSTO 02 DE 2021

Coctelera: Dudas, Canastacarril y Volvieron al parque 

Iniciamos la semana en La Coctelera con 3 sorbos de: Dudas, Canastacarril y Volvieron al parque.

Dudas 

Tras el nombramiento del profesional en Derecho, Juan Manuel Rodríguez Brito, como secretario de Cultura departamental, sorprende el silencio de la mayoría de los gestores culturales, tan reacios siempre a aceptar que a esta cartera llegue alguien que, como dicen ellos, no sea del sector. Evidentemente el nuevo secretario de Cultura, nombrado por el gobernador, no tiene experiencia profesional ni personal en el área, pero hasta ahora los gestores culturales hacen mutis por el foro, tan raro. 

Canastacarril 

No para de sorprendernos la pasmosa tranquilidad con la que particulares se apoderan de las vías públicas, claro, con la asombrosa pasividad de los responsables de espacio público del municipio de Armenia. La imagen que ilustra este comentario corresponde a un tramo de la carrera 18 entre calles 9 y 8. Allí, casi media vía y el bicicarril fueron anulados, o mejor, privatizados, por comerciantes del lugar que con canastas plásticas y conos se abrogan el derecho decidir quién o quiénes pueden transitar o parquear en el lugar. Qué horror, cada vez peor, mientras en las ciudades sostenibles y competitivas del mundo privilegian medios alternativos de transporte, entre ellos la bicicleta, en Armenia los carriles segregados para tal fin se vuelven parqueaderos de motos y carros. 

Volvieron al parque 

 

El parque Laureles de Armenia estaba, como la mayoría de estos lugares en el municipio, convertido en una zona reservada para el consumo de drogas y licor, todo el día, de lunes a domingo; y como sanitario de perros, cosa que también ocurre en casi todas las zonas verdes de la ciudad por falta de cultura ciudadana. En los juegos infantiles los drogadictos se sentaban a consumir y por eso allí no volvieron a verse niños. Por fortuna, y con el trabajo conjunto entre EPA, la alcaldía de Armenia, un concejal, la empresa privada y una marca de café que llegó al sector, hoy el parque volvió a usarse para lo que fue concebido, regresaron los niños y las familias, se hacen festivales gastronómicos y ya no da ni pereza ni miedo pasar por ahí. Lo que sí continúa es la inseguridad por el barrio, delincuentes motorizados hacen de las suyas de día y de noche.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net