Miércoles, 23 Oct,2019

ESPECIALES / Marzo 24 de 2019
Historietas del más acá

Las historias, en video


Capítulo 15: Los 11 de la 41

En la calle 41 de Calarcá, las paredes no solo tienen oídos, sino que también cuentan historias. Algunas están escritas en verso, acompañando a sus autores, once grandes poetas del municipio.

 
 

Capítulo 13: Los últimos románticos

Generalmente los contratan para bienvenidas, cumpleaños, aniversarios o despedidas, pero en más de 40 años de trayectoria han vivenciado de todo. Esa es la vida de algunos serenateros quindianos.

 
 

Capítulo 12: En situación

Ya son varios los exprotagonistas de la televisión nacional que han llegado al Quindío para quedarse.

 

Capítulo 11: A cien por hora

Varios colectivos deportivos se han populalrizado en Armenia y en el resto del Quindío. Los corredores y los ciclistas son unos de ellos.

 

 

Capítulo 10: El plan era no tener datos ni wi fi

Los juegos de antes —cuando el internet aún no existía— como el balero, las canicas, las tapitas, el escondite o el trompo fueron el entretenimiento de las generaciones de antaño, un unificador social que se ha ido perdiendo con los años. Reviva aquí cómo era pasar el tiempo sin wi fi. 

 

Capítulo 9: Los primeros gigantes

Las grandes edificaciones en Armenia, nuestros primeros gigantes que aún sobreviven, nos recuerdan el crecimiento de esta capital quindiana. Algunos nos recuerdan la grandeza de otros tiempos. 

 

Capítulo 8: La misteriosa alquimia de las palabras

Su voz carrasposa, inconfundible e imponente retumba por todo el escenario, como si de su garganta saliera un hálito mágico, un soplo que eriza a los aficionados e inspira a los deportistas.

 
 

Capítulo 7: Oficios que el tiempo no ha cambiado

En el Quindío quedan 27 auténticos voceadores, hombres y mujeres de estratos 1, 2 y 3, que junto a los 18 prenseros de puesto fijo y los 142 expendios, garantizan la supervivencia del periódico impreso.


Capítulo 6: Arroz chino made in Armenia

En calle 19, pleno corazón de Armenia, hace más de medio siglo Pedro Won abrió el primer restaurante de comida china de la ciudad. Hoy en día, en la Ciudad Milagro se registran 22 restaurantes de este tipo de cocina. Esta es la historia del arroz chino en la capital del Quindío.


Capítulo 5: Las veladoras, amor en el lecho del dolor​

Cuidar enfermos en los hospitales, velar por la salud de los adultos mayores abandonados y proteger niños desamparados, dan alegría al corazón de esta comunidad, que llegó a Armenia en 1955, apartándose de esa convulsionada argentina. Esta es la historia de la comunidad religiosa Siervas de Jesús, conocidas como Las Veladoras.​

 

Capítulo 4: Como perro por su casa; perdón, por la U

Desde 2005 y gracias al colectivo Voz Animal, conformado por estudiantes, profesores y funcionarios, en la universidad del Quindío se han rescatado más de 20 canes, brindándoles, además de refugio, alimentación, vacunas, aseo y esterilización. Esta es la historia de Panda y sus amigos, los fieles compañeros de la comunidad universitaria.

 

Capítulo 3: El viejo Uribe y la casa de Ancízar

En este barrio de la comuna 7, el más antiguo de la ciudad, comenzó la vida social, cultural, política y económica de Armenia. Aquí vivieron los protagonistas del desarrollo local, entre ellos el cacique liberal Ancízar López López.

 

Capítulo 2: La medalla de Urruti, el milagro del 56

Roberto Segundo Urruti Barale es una leyenda en el onceno cafetero, leyenda que, al día de hoy, no ha sido igualada.

“En total, mi abuelo jugó 12 años en el Quindío, estuvo en 323 partidos, hizo 91 goles oficiales y por eso es el goleador histórico de la institución. Además, alcanzó dos subcampeonatos y ganó el torneo del 56. Como entrenador interino estuvo muchos más años porque los dueños del equipo lo llamaban cada vez que necesitaban salir de una crisis de resultados, él asumía la dirección técnica lo salvaba y luego lo despedían”, relató Luis Fernando Hurtado Urruti, uno de los nietos mayores del argentino.

 
 

Capítulo 1: Herencia 24, jóvenes con buenas raíces

Hasta esta finca de 2,5 hectáreas ubicada a solo cinco minutos del centro de Armenia y que limita con barrios históricamente señalados como inseguros, llegaron don Rafael y doña Leonela. Aquí nacieron sus hijos y luego sus nietas, Mónica y Jessica.

Mónica, su hermana Jessica y otros jóvenes unieron su amor por el campo, los conocimientos aprendidos y heredados sobre el cultivo y el proceso del café, hicieron productivas sus tierras e incursionaron en el mercado con Café Herencia 24.

 
 
 

Crónicas del más acá


logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net