Al descubierto / JULIO 04 DE 2022 / 1 mes antes

Colegio de Abogados del Quindío: 53 años

Colegio de Abogados del Quindío: 53 años

Fernando Elías Acosta González, secretario; Lucía Arredondo Rendón, presidenta de la sala profesional y Luis Alfonso Ramírez Hincapié, presidente de la junta directiva del Colegio de Abogados del Quindío.

Acaba de celebrarse en Colombia, como cada año, el Día del Abogado, una fecha que sirve de referencia para hacer alusión a la segunda agremiación de profesionales más antigua del departamento, después del Círculo de Periodistas del Quindío.

Luis Alfonso Ramírez Hincapié, presidente del Colegio de Abogados del Quindío, encarna la esencia de “El Alma de la Toga”, obra escrita 30 años atrás por el abogado Ángel Ossorio y Gallardo. El directivo hace cerca de 40 años está dedicado al litigio, primero en el derecho penal y luego en administrativo. 

¿Quiénes sentaron las bases del gremio?

Es nuestro deber acordarnos de quienes fueron sus pioneros: César Hoyos Salazar, Haydee Valencia de Urina, José J. Jiménez Alzate, Zully Mora Mora y Octavio Arbeláez Giraldo, entre otros.

¿Está de acuerdo con la colegiatura obligatoria?

Es necesaria para un mejor control en el ejercicio de la profesión. Debemos afrontar la tarea de disciplinarnos a nosotros mismos, a través de un tribunal ético conformado por abogados, como sucede en muchos países. Nuestro juez natural debe ser otro abogado.  

¿Qué llamado les hace a los nuevos abogados?

La profesión jurídica no debe consistir sólo en una forma de ganarse la vida intercediendo en favor de otro. Hay que ser conscientes de la alta responsabilidad social que se contrae al hacerse abogado para defender el derecho y la justicia. Se debe estudiar todos los días para representar adecuadamente al cliente. 

Ser un abogado excelente, que le encante el derecho, pero más la justicia, por la que hay que luchar permanentemente: hay que participar con grandeza y lealtad en el hecho de hacer justicia en nuestro entorno - es lo más emocionante de la profesión - para dejarles a nuestros hijos el legado de la honestidad, los valores y el respeto por los derechos del otro.    

En sus inicios usted fue funcionario judicial. ¿Qué deben esperar la justicia y los abogados del nuevo gobierno?

Un buen sistema judicial es pieza fundamental para el mantenimiento del Estado de Derecho. Se ha dicho que justicia lenta no es justicia. El eterno problema ha sido la falta de jueces y empleados. El número actual es insuficiente; aunque tengamos nuevos códigos, seguimos pasando por un mal momento; estamos entre las peores justicias del mundo. 

No sé cómo será el futuro con el nuevo gobierno. Se hacen promesas de mejorar el sistema, pero fallan porque las reformas a la ‘cúpula’ persiguen nuevas fórmulas de quién nombra a quién, por qué periodos y con qué competencias, pero la reforma no toca al ciudadano que lleva años esperando resolver una pretensión; en cambio siempre es charlado entre las cortes y los partidos políticos - a quienes cuando se les pisan los callos - olvidan los acuerdos y las buenas intenciones.

En 7 de cada 10 asesinatos nunca habrá justicia. De 2.7 millones de procesos que ingresan al sistema judicial, 500.000 no se resuelven. De aquel número, cerca de 900.000 corresponden a casos penales. Casi todas las noticias criminales quedan archivadas a la espera de una pista acerca de su autor. Tal vez al cabo de un año se llame al denunciante para que amplíe su versión de lo sucedido.

Lo más grave es que al menos uno de cada cuatro colombianos que tiene algún asunto que resolver, decide no acudir al sistema. En la manipulación del reparto de demandas se cuela la corrupción en juzgados y tribunales. 

Pero, en materia de justicia, perdemos cada vez más confianza en nuestra capacidad de entender y administrar el complejo emprendimiento nacional de ella. Hoy estamos más perdidos que nunca. La que tenemos es “justicia espectáculo”. Lo que sí reconozco crucial, es que a las malas nos hayamos metido en la justicia virtual, aunque nos falta implementación tecnológica. Quiero concluir enfatizando que necesitamos más jueces que fuerza pública, armas y aviones de guerra.  



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net