Al descubierto / MAYO 22 DE 2022 / 1 mes antes

Una bodega llena de historias e investigación, rodeada de miradas perdidas y esquivas

Autor : Mayra Alejandra Ovalle Peñuela

Una bodega llena de historias e investigación, rodeada de miradas perdidas y esquivas

El 18 de mayo fue el día de los museos

Desde el 2009 el Museo de Arte de Armenia y del Quindío abrió sus puertas para trabajar por el arte y la cultura.

Los museos conservan la historia de las sociedades, el registro de las ideas, posturas, sueños, ideologías y creencias de un pueblo. No son almacenes o bodegas de objetos, son centros culturales, espacios para el diálogo, el conocimiento y la información. En Armenia, desde hace 13 años, se creó el Museo de Arte de Armenia y del Quindío cuya sede se ubica en una de las bodegas de la antigua estación del ferrocarril.

Sobre su constitución, se conoce que, en el 2009, cuando el ministerio de Cultura declaró las estaciones del ferrocarril como bienes de interés cultural de la nación, con el objeto de resignificar aquellos como espacios de interés cultural, se determinó que en Armenia se podía hacer el Salón regional de artistas en dichas instalaciones y se construyó la Asociación de amigos del museo, para desempeñarse como organizadores. Es así como se empezó a exhibir obras, esta era sala expositiva. En aquella época, hicieron conciertos de jazz y música clásica, exposiciones y conferencias.

En el 2014 por gestión de María Cristina Mejía de Manrique, actual directora del museo, lograron tener certificación como museo número 2. Esto les permitió participar en Concertación Nacional con proyectos que han obtenido financiación. De la gobernación del Quindío también han logrado apoyo para la realización de las actividades. “Lo más interesante es que empezamos a posicionarnos como museo y a ser reconocidos por otros museos. Iniciamos diálogos con otros que nos han prestado obras. Hemos conseguido todo esto con un trabajo duro, fuerte, constante, serio, reflexivo y estudioso. Es un ejercicio de ciudad, no es un ejercicio mío o de la gente que me acompaña, aquí se construye ciudadanía”.

Hasta la fecha, han realizado alrededor de 70 exposiciones individuales y colectivas. Han organizado 4 salones de artistas del Quindío y actividades expositivas y de investigación para fortalecer el museo como un ejercicio de carácter cultural de la ciudad.

El museo Maqui tiene 2 tipos frentes de trabajo: exhibiciones de artistas e investigación. En la actualidad, cuentan con la exposición Hitos de Libertad, exposición en la que se muestra cómo se llegó a la abolición de la esclavitud en Colombia, es una muestra que cuenta con más de 40 obras que van desde la fotografía, el artículo tridimensional y los archivos multimedia.

También, cuentan con ReactivArte: Arte joven 20x21, un ejercicio de pospandemia a través del proyecto Fortalecimiento de Museos.  Con este, los museos del país concursaron para obtener un recurso que les permitiera comprar obras a artistas del Quindío y del país. Son trabajos de jóvenes de 18 a 35 años. El Maqui ganó y accedió a una exposición llamada El vuelo de la cometa una metáfora de tu territorio, muestra que estará abierta hasta noviembre.

La directora del Maqui también relievó la importancia de este tipo de escenarios para la sociedad. “Los museos en el mundo ya no son contenedores de objetos, son sitios donde se dicen cosas, donde se desarrolla el pensamiento y hay posibilidad de recepción, crítica y análisis. Los museos son muy importantes porque tienen la historia, la memoria, muestran algo”, dijo. 

Acerca de las dificultades que a lo largo de los años han resistido, María Cristina Mejía señaló: “Este es un sector complejo, sin embargo, nosotros no hemos tenido ningún problema. La gente del entorno cuida el museo desde su corazón, saben que aquí hay un museo de arte. Nosotros pasamos y les decimos que no hagan basura y algunos la recogen. Incluso, pusieron un aviso que dice “en este lugar no se vota basura”. Lo tenemos colgado porque nos parece que es el ejercicio de una comunidad muy deprimida que cuida del museo. Por otro lado, nuestros recursos son pequeños, intentamos cuidarlos mucho y no alcanzamos a fumigar la bodega, en ciertas zonas hay comején y lo que hacemos es pedirles que se vayan porque este no es su espacio, con eso jugamos y nos mantenemos, es como un sueño”.

Recomendado: La Escuela Municipal de Música Luis Ángel Ramírez cumple 7 años formando en el arte



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net