Colombia / MAYO 30 DE 2021 / 1 año antes

Esmad: “Apagando el fuego con gasolina”

Autor : Diego Arias Serna

Esmad: “Apagando el fuego con gasolina”

Para muestra un botón. Así como la de la imagen, escenas como esa se repiten una y otra vez: manifestantes en total estado de indefensión son reprimidos violentamente por la Policía.

“Tenemos que encontrar maneras para que los que fueron descartados se conviertan en actores de un futuro nuevo”: papa Francisco. Por eso están luchando los jóvenes y deben ser escuchados.   

“Para soñar otro futuro posible tenemos que elegir la fraternidad por encima del individualismo como nuestro principio rector. La fraternidad, el sentido de pertenecer unos a otros, y al todo, es la capacidad de unirnos y trabajar juntos frente a un horizonte compartido de posibilidades”. Este es el llamado del papa Francisco en su texto: Soñemos juntos. El camino a un futuro mejor, editado en diciembre del año pasado y en el que también expresa: “De esta crisis podemos salir mejor o peor. Podemos retroceder o crear algo nuevo”.

Aunque el papa se refiere a la situación del mundo, es evidente que aplica a la crisis que está viviendo Colombia, que es de vieja data, habiéndose desnudado en toda su magnitud con el paro nacional. Lo que está viviéndose es la manifestación de la injusticia social de todo tipo, y que las últimas generaciones no aguantaron más. De la ‘pandemia’ de unos pocos ricos excluyentes que con el apoyo de gobernantes corruptos impiden que otros grupos sociales se ‘contagien’, mejorando sus condiciones económicas, emergió esta protesta que se ha prolongado por más de un mes. 

El gobierno como solución envía al Esmad, es decir, se repite lo que siempre se ha hecho a lo largo de la historia: represión violenta del descontento popular, lo cual muestra la ceguera de quienes están al frente del Estado, ante la pobreza de más de 22 millones de colombianos. Por eso el papa Francisco, además, dice en el libro aludido: “Tenemos que rediseñar la economía para que ofrezca a todas las personas una vida digna, a la vez que proteja y regenere la naturaleza”. Pero no solo es el jerarca católico el que subraya la indignante condición de muchas personas, pues el Nobel de Economía 2001, Joseph E. Stiglitz, también lo señala. 

Él presidió la comisión de expertos financieros de la ONU, que estudió la crisis del 2008, la cual empezó afectando a EE. UU., se extendió por Europa y cubrió a Latinoamérica aumentando su pobreza. Por eso, en el libro: El informe Stiglitz. La reforma del sistema económico en el marco de la crisis global, editado en 2013, el Nobel afirma: “Las respuestas políticas diseñadas para garantizar una recuperación sólida y sostenible de la crisis deben plantearse la cuestión de cómo revertir las crecientes desigualdades en los ingresos de la riqueza”.

Recomendado: No es solo por la reforma tributaria, el país marcha por años de inequidad social

La pauperización engendra la protesta

Al igual que el papa Francisco y el Nobel de Economía, Stiglitz, hay más intelectuales y académicos que han puesto el ‘dedo en la llaga’, al afirmar que es la pauperización la responsable de atizar la rebeldía del pueblo. Sin embargo, Uribe —“el gobernante en cuerpo ajeno”— insta al Esmad a responder con rudeza, dando como resultado, a la fecha, la agudización de la crisis, con varios asesinatos, muchos heridos y desaparecidos, así como detenidos. Aclaremos qué es esa fuerza represiva y con qué propósitos se creó.

El ya mal visto, por la mayoría no solo en Colombia, sino por organizaciones internacionales, el Escuadrón Móvil Antidisturbios, más conocido como el Esmad, lo creó el gobierno de Andrés Pastrana en 1999, dependiente de la Policía y adscrito al ministerio de Defensa. Inicialmente, se estableció bajo un decreto transitorio, pero el indeseable expresidente, que sigue dándole órdenes a su ventrílocuo Iván Duque, lo formalizó. Además, creó el curso para capacitar a los agentes de ese cuerpo represivo policial.

Desde sus inicios, el Esmad ha mostrado sus ‘garras’ violentas. Lo siguiente fue divulgado por el portal de noticias BBC News Mundo el 5 de mayo 2021: “Entre 1999 y 2018, las acciones del bloque policial produjeron la muerte de 18 personas solo en Bogotá, según la ONG Paz y Reconciliación. Pero los reportes oficiales muestran que la mayoría de las intervenciones del organismo han sido en el departamento del Cauca, zona de presencia guerrillera e indígena”.

De acuerdo con ese medio, “durante los últimos años, el organismo realizó operaciones de desalojo de propiedades: 1.154 entre 2013 y 2015, según cifras oficiales. Cientos de agentes del Esmad han sido procesados por infracciones disciplinarias durante años. Hasta 2015, la Fiscalía había investigado casi 40.000 casos, de los cuales 18 resultaron en condenas. Los agentes antidisturbios están equipados con lanzadores de proyectiles múltiples que pueden disparar balas de salva, gases lacrimógenos, aturdidores y bolas de paintball”.

A Nico lo mató el Esmad

Esta noticia, la BBC News Mundo la tituló: “A Nico lo mató el Esmad”, afirmando: “Un video que se hizo viral muestra cómo el cuerpo del hombre de 27 años queda tendido en el suelo después de que se escucharan disparos. Si bien no existe certidumbre respecto a quién disparó contra Guerrero, su fallecimiento, al igual que otros sucedidos desde el inicio de las manifestaciones —28 de abril—, lo atribuyen los vecinos al controversial Escuadrón Móvil Antidisturbios de Colombia”. 

A medida que pasan los días del paro nacional, esa organización policial ha suscitado la atención de organismos de derechos humanos, como lo destaca ese medio de comunicación inglés: “Human Rights Watch, cuyo director regional José Miguel Vivanco señaló que las muertes y acciones violentas de los agentes hacen ‘impostergable’ una reforma policial en Colombia”. Agregó que las protestas en los últimos años generaron enormes dudas sobre si la Policía y en especial el Esmad son capaces de respetar plenamente los derechos humanos en estas circunstancias.

Así mismo, añadió BBC News Mundo: “La entidad sin fines de lucro Oficina de Washington para América Latina —Wola, por su sigla en inglés— le pidió al gobierno de Joe Biden que suspenda ventas y dotación de equipos antidisturbios al Esmad por lo sucedido en los días recientes”. En 2019, el excongresista y abogado de derechos humanos, Alirio Uribe, manifestó a ese noticiero que “el compromiso —del Esmad— en múltiples homicidios ha hecho que pierda su credibilidad. Eso hace que apenas salen a la calle, en el marco de una manifestación, automáticamente generen violencia porque no cumplen una labor disuasiva”.

A pesar de las evidencias del mal proceder del Esmad, el presidente lo respalda y aplaude. En el informe periodístico citado, se afirmó: “En un mensaje a la nación emitido en la tarde de este martes, el presidente Iván Duque reivindicó el papel que juegan policías y militares en los conflictos sociales que se viven. ‘Los hombres y mujeres que portan los uniformes de las Fuerzas Armadas y de Policía encarnan nuestros valores democráticos’, indicó el mandatario, según resalta el noticiero inglés, en la glosa elaborada por Daniel Pardo, corresponsal en Colombia.

Ver también: #Cronicápsula | Despejaron la vía, pero transportadores siguen en paro

No escuchan a la Corte Suprema 

La Corte Suprema de Justicia también señala los atropellos del Esmad. Alejandro Bonilla Mora, en la página judicial del periódico El Espectador, del 22 de septiembre 2020, publicó con el título: “Rol de la fuerza pública en protestas es sistemáticamente arbitrario: Corte Suprema”. El alto tribunal declaró que la fuerza pública ejerce una desproporcionada y “constante agresión” sobre quienes salen a marchar en Colombia. Además, dijo que el Esmad actúa de forma impulsiva no controlada. Ordenó al ministerio de Defensa pedir excusas por el exceso de la fuerza ejercido en el paro nacional de 2019 y ordenar a todo el ejecutivo mantener una postura neutral sobre la movilización. 


De acuerdo con Bonilla Mora “el ente judicial emitió una de las decisiones judiciales más severas y críticas del accionar de la Fuerza Pública, en especial el Esmad, en las jornadas de protesta y movilización social en Colombia: el alto tribunal declaró que dichas instituciones hacen una ‘intervención sistemática, violenta y arbitraria’ en contra de los marchantes y señaló que los agentes estatales incurren en reiteradas y constantes agresiones, con uso desproporcionado de la fuerza, contra quienes ejercen su derecho fundamental a la manifestación”.

Según él, “al estudiar una tutela, la Corte Suprema calificó el accionar del Esmad como impulsivo y dijo que sus actividades no controladas representan un riesgo, una amenaza seria y actual para quien pretenda salir a movilizarse para expresar pacíficamente sus opiniones, porque su actuar lejos de ser aislado, es constante y refleja una permanente agresión”. Esa posición de la Corte Suprema no ha sido tenida en cuenta por el ejecutivo.
“Una Nación que busca recuperar y construir su identidad democrática, no puede ubicar a la ciudadanía que protesta legítimamente en la dialéctica amigo–enemigo; izquierda y derecha, buenos y malos, amigos de la paz y enemigos de la paz, sino como la expresión política que procura abrir espacio para el diálogo, el consenso y la reconstrucción no violenta del Estado constitucional de derecho”, advirtió la Corte Suprema de Justicia. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net