l

Deporte / DICIEMBRE 08 DE 2023 / 2 meses antes

Con 60 años, el número 5 del voleibol sentado sigue defendiendo los colores del Quindío

Autor : Laura Maria Espinosa Estrada

Con 60 años, el número 5 del voleibol sentado sigue defendiendo los colores del Quindío

A los 57 años se aventuró en lo desconocido, sin imaginar que el voleibol sentado se convertiría en su presente y futuro, aún más con la experiencia en estos VI Juegos Deportivos Paranacionales. 

Una enfermedad congénita le impidió desenvolverse en la vida con sus dos piernas, pero la grandeza de su corazón le ha permitido gozar cada segundo de ella, contagiando con su grande, pero noble sonrisa la alegría de superar y superarse. 

Gustavo Adolfo Aristizábal es un caldense, nacido en Supía, quien a los 14 años llegó al Quindío para no irse nunca más. Desde esa edad, se adentró en un mundo que siempre había llamado su atención y lo hizo con el fútbol, disciplina en la que se enamoró del Deportes Quindío. 

Con la intención de ser él quien protagonizara siempre su historia, una tarde cualquiera tomó la decisión de preguntarle a Nilton Bernal, deportista paralímpico, sobre el deporte y este, pudo referenciar un espacio que iba a tener el rugby en silla de ruedas en la Universidad del Quindío; aunque le interesó la disciplina, en el departamento no pudo organizar un equipo que practicara la disciplina. 

Continuó en esa búsqueda hasta llegó la pasión a su vida: el voleibol sentado. Entonces tuvo contacto con el entrenador de ese entonces y pronto esta nueva experiencia cautivó su corazón y desde allí no recuerda día alguno en el que haya dejado de practicarlo, así sea en su mente. 

Recomendado: Quindío suma su segundo oro en Paraatletismo

En el piso de un pasillo del Colegio Inem empezó a pulir este sueño que lo acogió sin importar la edad, circunstancia o habilidad y pronto, Gustavo ya estaba viajando a probar suerte en una competencia en Cartagena. Ahora, con más experiencia y ganas de probar y mostrar su talento, se aventuró en sus primeros Juegos Paranacionales, los que con un sentimiento no diferente a la emoción, le han creado un recuerdo inolvidable. 

“Mucha emoción, a veces tuve sentimiento de muchas cosas que dentro, en el campo se despejan, acá es donde se siente la emoción, y no solo la propia, sino la de los compañeros. Somos un equipo muy unido. Nunca pensé estar en unos Juegos Nacionales, esa semana no pude dormir pensando qué iba a ver, qué íbamos a hacer, pero ojalá con estos momentos se motive más al apoyo y a la ayuda para que este deporte y estos deportistas salgan adelante”, afirmóo. 

Con emoción y algunas lágrimas que no salieron, pero que denotaron la pasión que un balón, una malla y miles de sueños le generan,  este hombre, ‘Pito’ como lo llaman sus compañeros de equipo, es hoy la fiel muestra del ejemplo de superación, esfuerzo, valentía y resiliencia que habita en el departamento.

“La mayor enseñanza de este camino es que si quiero superarme, yo puedo salir adelante, mi discapacidad solo existe en la mente, yo invito a los muchachos que se encuentran discapacitados a practicar esta vida saludable, en muchos aspectos, conocer gente, hacerse querer, conocer lugares. Para mí este fue el comienzo de algo mágico”, acotó el deportista.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net