l

Fauna / ABRIL 14 DE 2023 / 1 año antes

¡No aprendemos! Perico de frente escarlata clama por ayuda: caza ilegal lo está amenazando

Autor : Alberto Gómez Mejía / Especial para NUEVA CRÓNICA QUINDÍO

¡No aprendemos! Perico de frente escarlata clama por ayuda: caza ilegal lo está amenazando

Foto : Cortesía Alejandro Grajales / Birding & Herping

En Colombia se halla en la cordillera Andes de Quindío (o cordillera central) y en la occidental, en la Sierra Nevada de Santa Marta y en la Serranía de Perijá. Colaboración especial del Jardín Botánico del Quindío para NUEVA CRÓNICA QUINDÍO.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) fue creada en 1948 como autoridad científica mundial para informar sobre el estado de los ecosistemas naturales y de la vida silvestre. Una de sus tareas más importantes consiste en la elaboración y edición periódica de la ‘Lista roja de especies amenazadas’ que es, como la misma entidad lo indica, “la fuente de información más exhaustiva del mundo al respecto del estado de conservación global de especies de animales, hongos y plantas”. La lista se publica desde 1964. Eso no impide que los gobiernos de los países elaboren sus propias listas con base en los reportes de los científicos sobre las poblaciones naturales de los organismos vivos presentes en la naturaleza.

Para el caso colombiano esta tarea ha sido deficientemente realizada porque no ha tenido ni la continuidad ni la profundidad que requiere una región de tan grande y reconocida diversidad biológica. Basta con analizar la Resolución 1912 de 2017 del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible “por la cual se establece el listado de las especies silvestres amenazadas de la diversidad biológica colombiana continental y marino costera que se encuentran en el territorio nacional, y se dictan otras disposiciones” para concluir que se ha trabajado una parte insignificante de la biota nativa y que dada la devastación que ocurre en toda Colombia, la lista debería ser más abundante y completa.

La UICN ha establecido 9 categorías, de acuerdo con el grado de amenaza de la especie: no evaluado, datos insuficientes, preocupación menor, casi amenazado, vulnerable, en peligro, en peligro crítico, extinto en estado silvestre y extinto. En Colombia solo se adoptaron 3 de ellas: vulnerable, en peligro y en peligro crítico, lo cual resulta insuficiente e inexplicable. La tarea a medias.

La especie perico de frente escarlata fue evaluada en su población silvestre en 2021 y fue catalogada por la UICN como ‘Casi Amenazada’ (NT, por sus siglas en inglés) teniendo en cuenta, entre otras causas, la “reducción de la población observada, estimada, inferida o sospechada en el pasado cuando las causas de la reducción pueden no haber cesado o pueden no ser explicadas o pueden no ser reversibles”. En cambio, en la resolución colombiana aparecen con alguna categoría de amenaza once especies de la familia Psittacidae, pero no se menciona este perico. Lo cierto es que está sometido a un fuerte comercio ilegal y sus poblaciones silvestres están muy afectadas.

Lea también: 
Un vistazo al maravilloso búho currucutú: ni ave de mal agüero, ni 'mensajero de la muerte'

El perico de frente escarlata fue descrito y publicado en 1845 por el escritor, entomólogo y ornitólogo inglés George Robert Gray como Conurus wagleri. El nombre del género viene del latin conurus, y este del griego konos, que significa ‘cono’, y oura, que es ‘cola’, vale decir ‘cola con forma de cono’. Cambió luego el género a Aratinga, derivado de ‘Ará tinga’, nombre en lengua tupí con el que designaban a un loro brillante. Este género fue dividido por los científicos e incluyeron el perico dentro del género Psittacara, que había sido descrito en 1825 por el ornitólogo irlandés Nicolás Aylward Vigors, palabra formada de dos vocablos del griego antiguo psitakos, que traduce ‘loro’, y kára, que es cara. Aunque así parezca extraño quedaría ‘perico con cara de loro’. En conclusión, se llamó científicamente Psittacara wagleri. En inglés se denomina Scarlet-fronted Parakeet, que significa ‘perico de frente escarlata’.

El epíteto específico wagleri fue en honor del naturalista alemán Johann Georg Wagler, quien, entre muchas actividades, escribió en 1832 una destacada monografía sobre el guacamayo azul.

Esta bella avecilla se encuentra entre los 350 y 2.800 metros de altitud al norte de Venezuela; en Colombia en la cordillera Andes de Quindío (central), en la cordillera occidental, en la Sierra Nevada de Santa Marta y en la Serranía de Perijá; y al occidente del Perú. Se han identificado 4 subespecies.

Es urgente protegerla.


Temas Relacionados: Aves Aves Quindío

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net