l

Fauna / FEBRERO 12 DE 2024 / 2 meses antes

Registran por primera vez en Quindío la tortolita pechimorada

Autor : Daniel Alejandro Restrepo Tabares

Registran por primera vez en Quindío la tortolita pechimorada

Fotos: Cortesía/Sergio Raúl Cruz Suazo

Un guardabosques que trabaja con la Fundación ProAves se percató del canto de dos de estas aves logrando captar en fotos un individuo macho. 

El guardabosques Sergio Raúl Cruz Suazo, quien trabaja en las zonas de reserva de la Fundación ProAves en el municipio de Génova volvió a protagonizar un evento de alta importancia para la conservación de la fauna en el Quindío al avistar una tortolita pechimorada, especie de la que hasta ahora no se tenía ningún registro en el Quindío y que se convierte en otra de las buenas noticias que se generan en el sur del departamento para la conservación. 

En distintas ocasiones Cruz Suazo le ha narrado a NUEVA CRÓNICA QUINDÍO los espectaculares encuentros con individuos de la fauna silvestre que nunca se habían registrado y esta vez no fue la excepción. 

“Hace unos días en uno de los recorridos que hago habitualmente de monitoreo de aves para Fundación ProAves, iba subiendo a la reserva El Mirador cuando a la orilla del camino en un sector cuya vegetación es de chusques (bambú andino) escuché el canto de esta ave y decidí grabarlo porque no se dejaba ver, entonces logramos investigar a través de ProAves que se trataba de la especie en mención”, manifestó el guardabosques.

Dijo que dentro de las indagaciones que ha hecho además de descubrir que este es el primer registro fotográfico que se realiza en el Quindío de esta especie, también encontró que habitan en zonas muy restringidas donde está la especie del chusque que son las semillas del bambú de las cuales se alimenta. 

“Entonces para el Quindío y los ornitólogos de la zona es algo extraordinario ya que es el primer registro, se conoce en pocos sitios en Colombia solo ha sido registrado, creo que en cinco departamentos a nivel nacional. Tiene un amplio rango le gusta más las zonas altas donde encuentra esta especie de los chusques, normalmente permanece muy introducida entre la maraña de esta planta por eso hace muy difícil poder avistarla, pero la ventaja es que vocaliza bastante entonces para los que dominan el tema de los cantos es como la forma más fácil de poder identificarlo”, narró el guardabosques de ProAves, quien dijo que hasta ahora solo ha escuchado dos individuos mediante registros auditivos.

Leer: Captan por primera vez ave migratoria en el Quindío

Conservación de bosques

Sergio García Murcia, licenciado en Biología y educación ambiental y quien cura una maestría en conservación, explicó que hay varios factores que podrían explicar porqué la especie no se había registrado antes en el Quindío siendo el principal la ecología de la especie. 

“Esta especie está fuertemente asociada al chusque, que es esta guadua de alta montaña de la cual se alimenta y dependiendo de la disponibilidad de esos frutos la especie se va moviendo porque es nómada porque los chusques dan semilla de manera no sincrónica, sino que, si los individuos van dando frutos en diferentes momentos y ella se mueve en la alta montaña”, explicó el biólogo.

El experto señaló que además que es una especie difícil de detectar en campo solo emite cantos en momentos muy específicos del año cuando se va a aparear de resto por canto no se detecta, “aparte los chusques son un hábitat enmarañado de muy difícil acceso y un sistema muy complejo para buscar aves, entonces son los motivos por los que no se habían avistado en el departamento”, expresó García Murcia. 

Dijo que otro factor por lo cual no se tenían registros de esta ave es que en esa parte de Génova hasta hace algunos años se presentaba conflicto armado y eso había imposibilitado que los pocos investigadores que habían subido la detectaran, porque además es una zona de difícil acceso a la que se llega tras horas de largas caminatas. 

“Hay algo muy particular de esta especie y es primero no se conoce mucho de su historia natural, es decir, de sus requerimientos ecológicos, no se sabe cuándo se reproduce, en qué meses, cómo son sus poblaciones a lo largo del país, cuántos individuos hay, eso es un reto para la conservación porque las medidas que se pudieran tomar estarían posiblemente muy mal enfocadas por los vacíos de información y con el agravante que estas especies que tienen requerimientos de hábitat muy específicos son muy vulnerables a la extinción y esta tortolita tiene su dependencia con la disponibilidad de semillas del chusque”, manifestó el biólogo.

Recomendado: El Quindío, un paraíso para pajarear

Buena conservación de bosques

Otra de las buenas noticias que trae este avistamiento es que al ser una especie que tiene requerimientos ecológicos muy altos, significa que no va a vivir en un bosque que tenga potreros o cultivos. “Ella vive en bosques muy conservados, entonces lo que nos quiere decir esto es que estos bosques se han mantenido en el tiempo en el Quindío sobre todo los bosques de alta montaña están en muy buen estado porque estas especies son bioindicadores y nos da buenas noticias, hay que ser optimistas de que al menos eso que queda de bosque está en buen estado”, precisó el biólogo. 

El llamado del experto en aves es hacia la conservación a procurar que no se sigan talando los bosques y en lo posible conectar los parches de bosques que estén aislados, estas acciones van a favorecer la conservación de estas especies.

Sobre la tortolita pechimorada

Según la plataforma Birds Colombia, la tortolita pechimorada es una paloma pequeña, muy escasa y raramente vista. Habita en estribaciones, bosque de montaña y bordes, usualmente con parches de bambú en fructificación. Más a menudo vista volando rápido y directo; rara vez observada perchada o alimentándose en vegetación baja o en el suelo.

El macho es de color grisáceo-azul con bandas moradas en las alas y el pecho color granate; las plumas externas blancas de cola blancas son solo visibles cuando la extiende. La hembra tiene el pico oscuro y es mayormente marrón con bandas oscuras de color marrón-rojizo en las alas; tiene la rabadilla y la cola menos ferruginosas que la hembra de Blue Ground-Dove de zonas bajas y húmedas.


Temas Relacionados: Fauna Avistamiento de aves

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net