Galerí­a / NOVIEMBRE 12 DE 2020 / 6 meses antes

Para los jóvenes, encontrar un trabajo rentable en Armenia es un ‘camello’

Jóvenes con trabajos formales e informales viven en condiciones en las que, si acaso, les da para cubrir una parte de sus gastos básicos, pero no alcanza para pensar en estudiar, pasear o divertirse. 

En Armenia  es tendencia que la apertura de vacantes labores no sea sinónimo de una buena calidad de vida de los jóvenes favorecidos con empleos formales, ya que los sueldos que devengan son bajos y, si acaso, logran suplir las necesidades básicas a medias o con ayuda de sus familiares. 

En negocios como tiendas de ropa, bares, panaderías y cafés, los jóvenes en la capital quindiana, en su mayoría, devengan un salario mínimo legal vigente, es decir $883.620 o máximo $1.000.000. 

Incluso, hay muchos que siendo profesionales y teniendo empleos formales ganan entre $1.000.000 y $1.500.000, por lo que sienten dificultades para suplir sus gastos básicos —comida, alimentación, ropa, arriendo, pago de servicios públicos, transporte, salud, entre otros—

Qué decir de aquellos que viven del rebusque, esos que se ganan la vida en la calle con el comercio de algún producto o con la exhibición de algún arte, que viven al vaivén no solo de las ventas del día, sino de los imprevistos del clima, por ejemplo, cuando llueve no pueden ejercer su labor o si lo hacen, las posibilidades de conseguir recursos son reducidas. 

En ocasiones se ven tan imposibilitados para cumplir con sus obligaciones que hasta deben recurrir a los famosos préstamos ‘gota-gota’. 

El director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, Juan Daniel Oviedo Arango, explicó que en Armenia un hogar de 4 personas, que entre todos —así trabaje uno o todos los integrantes— tenga ingresos de $1.560.272 mensuales, está en la línea de pobreza. 

Un poco más un poco menos esa es la cifra aproximada que la mayoría de muchachos con empleos formales de la capital quindiana alcanzan a reunir entre los miembros de su casa que laboran. Según el Dane, en la ‘Ciudad Milagro’ hay 128.481 jóvenes de los cuales 56.139 son pobres. 

LA CRÓNICA dialogó con jóvenes trabajadores de Armenia, quienes relataron para qué les alcanza el dinero que ganan. 

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Más Galerías

El internet, entre lo positivo y lo negativo, celebró su día mundial

El internet, entre lo positivo y lo negativo, celebró su día mundial

Pinceladas de un maestro calarqueño

Pinceladas de un maestro calarqueño

Pijao festeja 119 años, en ‘bella calma’

Pijao festeja 119 años, en ‘bella calma’

‘Indígenas urbanos’ del Quindío, trabajando pero en pie de lucha

‘Indígenas urbanos’ del Quindío, trabajando pero en pie de lucha

En medio de las protestas, hay una ‘guerra de carteles’

En medio de las protestas, hay una ‘guerra de carteles’

El Quindío vive una ‘revolución’ lectora

El Quindío vive una ‘revolución’ lectora

A los pequeños y medianos empresarios se les acaba la ‘gasolina’

A los pequeños y medianos empresarios se les acaba la ‘gasolina’

Comerciantes unidos al paro nacional desde las fachadas de sus negocios

Comerciantes unidos al paro nacional desde las fachadas de sus negocios

Pedalearon para que la protesta avance

Pedalearon para que la protesta avance

Ante la escasez de gasolina, la creatividad es el combustible

Ante la escasez de gasolina, la creatividad es el combustible

Jóvenes de Circasia dijeron presente en el noveno día del paro nacional

Jóvenes de Circasia dijeron presente en el noveno día del paro nacional

Historias que van de rojo a verde

Historias que van de rojo a verde

La unión hace la fuerza en las manifestaciones

La unión hace la fuerza en las manifestaciones


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net