l

Historia / MARZO 17 DE 2024 / 2 meses antes

Me encontré en la vida con Alberto Medina López

Autor : Gabriel Echeverri González

Me encontré en la vida con Alberto Medina López

Alberto Medina López es un ejemplo vivo de pundonor sin límites, un ciudadano de condiciones morales y personales ampliamente meritorios.

Distinguido intelectual, escritor y periodista nacido en Filandia, Quindío, el 31 de julio de 1962, sus padres Alonso Medina Vallejo y Lydia López, sus abuelos maternos Santiago López Sánchez, notable educador por más de cincuenta años en Filandia y Carlina García, sus abuelos paternos Eduardo Medina y Carlina Vallejo, en dicho hogar siete hermanos, tres mujeres, cuatro hombres: Lucero, Consuelo, Nancy, Nelson, Darío, Álvaro y Alberto.

Don Alonso, recaudador de impuestos de Filandia y varios de sus hermanos, por su condición de dirigentes liberales, fueron perseguidos en la violencia fratricida, inclusive Don Alonso fue herido gravemente en una madrugada por su militancia política y estuvo a punto de morir; superada esta situación, optó por viajar a Bogotá con toda la familia, allí el padre trabajó en Publicar, la empresa que editaba los directorios telefónicos, como Jefe de Servicios Generales. Es bueno afirmar que tanto Don Alonso como varios de sus hermanos y familiares hicieron proselitismo partidista en la región y en la bella colina iluminada, algunos de sus familiares y herederos mantienen la llama encendida en la defensa de la democracia. La señora Lydia era ama de casa, pero enseñó a leer a varios de sus hijos.

Aprendió a leer y escribir en primer grado de primaria de la mano de su abuelo Santiago en el colegio Juan 23 de su ciudad natal, donde su abuelo oficiaba como rector y fundador. Cursó con éxito bachillerato en el colegio Juan del Rizzo de la comunidad Salesiana en Bogotá. Desde niño hizo gala de sus habilidades como orador y poeta y con su primo Fabio Medina, incursionó en sus juegos infantiles, con los primeros pinitos en las materias que después serían su principal quehacer vital.

Inicialmente estudió periodismo en 1987 en Inpahu y más tarde completó su formación profesional en Estudios literarios en la Universidad Nacional de Colombia 1990-1998, además fue editor del periódico de la UN.

 Es padre de cuatro hijos: Nicolás, filósofo vinculado a la docencia; Alejandro, psicólogo, profesor colegio norte de Bogotá; Mateo, Periodista del Espectador y Sergio, estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana. Los dos menores son mellizos, un minuto de diferencia.

Carrera como periodista

Inició su brillante vida profesional en el archivo del Tiempo, en 1982 hasta 1990, más tarde fue ascendido a la Unidad Investigativa del gran diario colombiano, en el área de redacción, manejaba fotografías, muchas veces tocaba en los libros, hacía recortes de periódicos para tener y organizar carpetas con los temas fundamentales;  buscaba información, ya en redacción, empezó primero en nacionales y después en la unidad investigativa, en investigaciones tuvo la fortuna de trabajar con Alberto Donadío, Gerardo Reyes y un corto tiempo con Daniel Samper Pizano.

Fue cinco años periodista del Noticiero Nacional, hasta 1999, famoso informativo televisivo, ya inexistente, después de esta experiencia, ingresó a Radio Cadena Nacional RCN igualmente durante cinco años.

Caracol Televisión

Trabajó con mucho ahínco inicialmente en la Unidad Investigativa, actualmente es subdirector de noticias, sin descuidar su valioso oficio en la Unidad Investigativa y en informes especiales.

En diversos momentos ha sido columnista del Espectador, inicialmente con notas literarias sobre historia literaria erótica e historia de la censura literaria. Su columna se llamaba Entre el fuego y la tijera.

Obra literaria

Es autor de la novela El credo de los amantes; del libro de cuentos En todas partes hay mariposas negras y de una antología del erotismo en la historia universal y que denominó Inventario de deseos.

Publicó la novela Para el alma no hay éxodo, una historia que recoge las vicisitudes de su familia en la época de la violencia en la Colina Iluminada.

Ha gozado de mucho éxito con su obra El fabricante de historias, que circula con buena acogida en colegios y bibliotecas del país.

Lea también: Mujeres en la historia de Filandia, (segunda parte)

Documentales

Ha producido informes especiales y documentales sobre realidad de la ficción, en algunos clásicos de la literatura colombiana: La marquesa de Yolombó, obra valiosa del eminente escritor Tomás Carrasquilla- 17 de enero de 1858-19 diciembre 1940- antioqueño nacido en Santo Domingo y fallecido en Medellín: La Oculta del gran escritor Héctor Abad FacioLince y Cóndores no entierran todos los días del escritor colombiano Gustavo Álvarez Gardeazábal. Además ha dirigido Un lugar llamado Macondo (Cien años de soledad), Sangre blanca ( La vorágine ), La otra cara de María ( María ), y la vida en la oscuridad ( La rebelión de las ratas ), informes especiales de especial mérito periodístico y literario. Se destaca su amplio conocimiento de la obra de Gabriel García Márquez, uno de sus escritores favoritos.

 Condecoraciones. Reconocimientos

Obtuvo el Premio Bicentenario de Periodismo, construcción de memoria 2010 por su trabajo sobre la toma del Palacio de Justicia; el premio Bicentenario de periodismo Memoria histórica, como director de la Unidad de Investigaciones, con motivo del atroz crimen de Luis Calos Galán Sarmiento; Premio Nacional Simón Bolívar, tema realidad  de la  ficción en torno  a la obra del maestro Eduardo Caballero Calderón , Siervo sin tierra; ha recibido diferentes menciones especiales ,entre ellas de Iris América, de la Academia de Artes de España, en asocio con la Alianza Informativa Latinoamericana.

Con su valiosa trayectoria vital Medina López se ha abierto paso a base de lucha y esfuerzo denodado; con especial dedicación logró su formación básica, en medio de la violencia brutal que sufrió su padre y en general su familia; aprovechó las primeras luces que recibió de su abuelo y en la ciudad capital se abrió paso, para convertirse en un curtido y veterano escritor, doblado de notable periodista en Caracol Televisión.

Lea también: Historias de casas y destrucción en la calle del convento

Alberto Medina López es un ejemplo vivo de pundonor sin límites, un ciudadano de condiciones morales y personales ampliamente meritorios, con una infancia y adolescencia difícil, ha logrado salir adelante, con amor y esfuerzo por los ejes centrales de su existencia y de su profesión.

Surgido de las entrañas de su ciudad natal, su existencia es fruto de la lucha de su familia, para salir adelante en medio de las dificultades; su vida preclara, su excelente hoja de vida al servicio del país, es un ejemplo que dignifica a la región, gracias al buen éxito de sus responsabilidades y a la calidad de su ejercicio cotidiano. Muy bien Alberto, esos primeros versos de la escuela abonaron en tierra fértil, en la excelencia de un trabajo que enaltece tu profesionalismo. Buena esa, maestro.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net