l

Judicial / JUNIO 03 DE 2022 / 1 año antes

Nueva prórroga del principio de oportunidad para exgerente de EPA

Autor : David Salazar

Nueva prórroga del principio de oportunidad para exgerente de EPA

Luis Ernesto Gil Cardozo, exgerente de EPA.

Luis Ernesto Gil Cardozo es señalado, junto a otros exgerentes, por apropiarse de $2.000 millones, sin embargo, la fiscalía solicitó la medida.

Luis Ernesto Gil Cardozo resultó beneficiado con una nueva prórroga del principio de oportunidad, bajo la modalidad de inmunidad total, que le otorgó por sexto año consecutivo la Fiscalía General de la Nación, FGN, en el proceso que es señalado de apropiarse, —junto a otros exgerentes de las Empresas Públicas de Armenia, EPA—, de $2.000 millones de los recursos de esa entidad durante el gobierno municipal de David Barros Vélez, 2004 – 2007.

El Juzgado Tercero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Armenia impartió legalidad a la herramienta jurídica que 'congela' el proceso y que le es aplicada a este hombre desde el 16 de marzo del 2016.

El fiscal general de la nación, Francisco Barbosa Delgado, aprobó la nueva suspensión de la investigación por 6 meses más, irá desde el 16 de mayo hasta el 16 de noviembre de este año.

Este permiso debía pasarse por dicho juzgado para analizar las garantías en el caso con la participación de la víctima, Empresas Públicas de Armenia, EPA, representada por su actual gerente, Jorge Iván Rengifo Rodríguez, quien no se opuso a la nueva suspensión de la actuación penal.

En este sentido, la juez aprobó el principio de oportunidad después de escuchar al fiscal 14 seccional de la administración pública, quien aseguró que a esta detención de la investigación se llega porque Gil Cardozo no ha podido declarar en un caso en contra de Barros Vélez, el cual va en etapa de audiencia preparatoria y en otro más que el ente perseguidor penal tiene en indagación preliminar.

Es por esta razón, ajena al procesado, que recibe de nuevo este beneficio.

Gil Cardozo fue imputado por la Fiscalía en enero del 2016 ante el Juzgado Sexto Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Armenia de cometer los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y contrato sin el cumplimiento de los requisitos legales, los cuales no fueron aceptados por el exfuncionario.

Este hombre fue gerente de las Empresas Públicas de Armenia, EPA, desde el 1 de enero del 2004 hasta noviembre del 2005 donde habría generado contratos a favor de Luis Fernando Londoño Daza.

Para la Fiscalía, este administrador de las empresas públicas cometió actos ilícitos al otorgarle los convenios a Londoño Daza, que era amigo y asesor de Barros Vélez.

Para el ente perseguidor penal, Gil Cardozo y sus colegas gerentes de los siguientes años en el gobierno del exalcalde Barros Vélez —2004 – 2007—, inobservaron los requisitos legales esenciales, “por ejemplo por haber celebrado y liquidado los convenios a favor de Londoño Daza sin verificar el cumplimento real como consecuencia del interés indebido existente en su otorgamiento a raíz de la cercanía del contratista con Barros Vélez”, expresó la Fiscalía.

Y añadió: “Omitieron los requisitos legales esenciales de planeación, economía, transparencia, imparcialidad, responsabilidad, selección objetiva y moralidad con ocasión de este contratista, recibieron honorarios por casi $2.000 millones”.

Los otros exfuncionarios implicados en este proceso penal son Diego Patiño Castaño (fallecido), Héctor Ramiro Sánchez Ospina y Martha Inés Martínez Arias.

Patiño Castaño fue imputado por los delitos de falsedad ideológica en documento público e interés indebido en la celebración de contratos en calidad de autor.

Por su parte, Héctor Ramiro Sánchez Ospina fue imputado por el delito de interés indebido en la celebración de contratos y Martha Inés Martínez Arias, por los presuntos delitos de falsedad ideológica en documento público, interés indebido en la celebración de contratos y contratos sin cumplimiento de los requisitos legales.  

Condenado por otro desfalco a EPA

El 7 de mayo del 2010, la Fiscalía General de la Nación, FGN, publicó en su página web que Luis Ernesto Gil Cardozo, exgerente de las Empresas Públicas de Armenia, EPA, había sido condenado a 8 años y 10 meses de prisión por su responsabilidad en los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales en concurso con peculado por apropiación.

La sentencia fue proferida por el Juzgado Quinto Penal del Circuito de Conocimiento de esa capital, que también condenó a Gil Cardozo a multa de 122.66 salarios mínimos legales mensuales vigentes para 2004.

De acuerdo con la investigación del fiscal del caso, los hechos ocurrieron entre 2004 y 2006, cuando durante la gerencia de Gil Cardozo se cometieron irregularidades en la selección de la empresa para la ejecución del contrato No. 002 de 2004, cuyo objeto era recaudar los dineros por concepto del pago de servicios.

Para tal fin, la EPA convocó a 3 empresas, pero no solo seleccionó a la de menor experiencia, sino también a la que cobraba más comisión por factura pagada. Mientras una firma proponía una tarifa de $475 más IVA, la escogida la fijó en $517 más IVA.

Desde la suscripción del contrato No. 002 de 2004 hasta el contrato No. 003 de 2006, la tarifa aumentó a $727, lo que significó un incremento de $209 más IVA en el costo del recaudo por factura; esto configuró el peculado por apropiación, puesto que se incurrió en un gasto injustificado para las arcas oficiales.

Otra condena

El 25 de junio del 2011 se conoció que Luis Ernesto Gil Cardozo, exgerente de las Empresas Públicas de Armenia, EPA, fue condenado a 42 meses y 20 días  de cárcel.

Asimismo, con relación a la inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas el Juzgado Tercero penal del Circuito impuso una pena de 53 meses y 10 días.

Esta última privaba al penado de la facultad de elegir y ser elegido, del ejercicio de cualquier otro derecho político, función pública, dignidades y honores que confieran las entidades estatales u oficiales. 

Los antecedentes

La razón del proceso fue la compra de un lote vía Circasia a Álvaro Berrío Piedrahíta. Dicho terreno fue afectado con 2 tubos que conducen agua cruda y en consecuencia la propiedad ya no servía para los fines que tenía, que era el de edificar vivienda campestre.

Por tal motivo fue que Empresas Públicas de Armenia adquirió el predio, para lo que hicieron el trámite previamente. Primero se solicitó a la Lonja del Quindío que realizara el avalúo, pero este fue cancelado, para que fuera adelantado por la Sociedad Colombiana de Arquitectos, que fue considerado años después como excesivo, por lo que se realizaron sendas apreciaciones, por una persona natural y otra por parte del ente acusador, fue allí donde se estableció que en efecto fue elevado el costo de la propiedad.

Lea también: Capturados presuntos responsables del ataque con ácido a una mujer en Armenia


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net