l

Armenia / MARZO 25 DE 2023 / 1 año antes

Llamado a la solidaridad: el drama de los 41 damnificados por el incendio en Patio Bonito Alto

Autor : María Angélica Molina Martínez 

Llamado a la solidaridad: el drama de los 41 damnificados por el incendio en Patio Bonito Alto

Damnificados rescatan algunas de sus pertenencias de entre las cenizas, aseguran que quizás puedan vender algo. Foto : John Jolmes Cardona / NUEVA CRÓNICA QUINDÍO

32 adultos y 9 menores de edad, entre ellos un bebé de 6 meses, son los afectados por el incendio, según el informe final de la Omgerd.

El director de la Oficina Municipal para la Gestión del Riesgo de Desastres, Omgerd, Javier Vélez Gómez, informó que el saldo oficial del incendio en Patio Bonito Alto, del pasado jueves, fue de 13 familias damnificadas, conformadas por 41 personas, entre ellas, 32 adultos y 9 menores de edad, incluido un bebé de apenas 6 meses de nacido. 

Luego del censo y el recorrido que se efectuó en la noche del jueves y las primeras horas del viernes se confirmó que fueron 5 viviendas las que resultaron totalmente destruidas por el fuego, además de 2 locales comerciales. 

El director señaló que cuando suceden estas emergencias las personas normalmente se instalan dentro de las viviendas de algunos familiares que residen en el mismo sector o en otros lugares, de ahí la importancia de esperar por los censos oficiales.  

Vélez Gómez, además, resaltó que las personas damnificadas no pueden recibir ayudas para la reconstrucción de las viviendas, ya que las mismas estaban en un terreno de invasión. No obstante, afirmó que donaciones como colchonetas, mercados y kits de aseo se entregaron desde el mismo jueves en la noche. 

Tanto en la alcaldía de Armenia como en la gobernación del Quindío se emprendió una campaña de solidaridad para recolectar donaciones para atender a las personas que lo perdieron todo.
 

El drama del siguiente día 

Uriel Marín Marín, dueño de una ebanistería que consumió el fuego, relató que su familia durmió en casa de otros parientes, mientras que él pasó la noche en la calle, en frente de donde se encontraba su establecimiento comercial, que a la vez funcionaba como vivienda, para resguardar lo poco que quedó entre las cenizas. 

En la mañana del viernes, Marín Marín estaba organizando los escombros para venderlos como chatarra y conseguir algo de dinero, mientras analiza cuáles son sus posibilidades. Por otro lado, indicó que ha recibido ayuda de la comunidad, que desde el inicio del incendio muchas personas le ofrecieron su apoyo para contrarrestar los estragos provocados. “He recibido ropa, calzado, comida -que gracias a Dios no nos ha faltado-, pero desde la administración municipal no he visto ninguna donación o ayuda”, dijo. 

Por su parte, Jesús Mendoza Valera, otro de los damnificados, mencionó que trabajaba cerca de la vivienda en la que residía, pero cuando fue avisado por sus vecinos y llegó al lugar, ya todo estaba quemado. 

Mendoza Valera manifestó que vivía en un inquilinato, donde residían 8 familias más, que estaban ubicadas en 2 pisos hacia la parte de atrás. 

Dijo que la noche fue fría, que se tuvieron que quedar entre los escombros de lo que era su hogar para que “ninguna persona se robara lo poco que quedó, que puede ser vendido como chatarra para recoger algo de dinero y reconstruir la casa”. 

Contó que no pudo irse para otra parte porque estaba pendiente de la ayuda humanitaria que llegaría al lugar. “En la noche nos dieron alimentos y algunas prendas para poder cambiarnos porque toda nuestra ropa se quemó y solo nos quedó lo que teníamos puesto, también nos dieron implementos de aseo”. Por otro lado, durante una conversación que tuvo con su madre, tomó la decisión de regresar a su hogar en Venezuela y no pasar penurias, además, está solo en Colombia y no cuenta con apoyo de amigos o familiares en el país. 

Mendoza Valera hizo un llamado a la comunidad para que les donen ropa, considerando que son tiempos fríos y no posee ningún tipo de prenda diferente a la que usó el día del incendio cuando llegó de trabajar. 

En otro punto del barrio, Luisa Fernanda Moreno Montoya narró que hacia las 4:40 p. m. se encontraba en su vivienda acompañada de su perrita y su hija realizando quehaceres de la universidad cuando de manera repentina empezó a escuchar estruendos y sintió vibraciones en el suelo. “Me contaron que las personas y los vecinos que estaban cerca empezaron a gritar: ‘Luisa salga’, pero yo no escuchaba nada, incluso me dijeron que habían llamado a la Policía para que me sacara porque yo no salía. Finalmente, me asomé y percibí el humo que estaba produciéndose desde las casas más arriba”. 

La ciudadana comentó que su casa estaba en la parte baja del asentamiento, por lo que el fuego aún no la alcanzaba; sin embargo, tomó el computador portátil que era lo más cercano que tenía y salió con su hija, en el mismo momento llamó a su mascota, pero esta por el temor de los ruidos se escondió dentro de la vivienda. “Empecé a llorar porque no sabía qué hacer, qué sacar y tampoco sabía cómo coger a mi perrita porque estaba muy escondida”, relató Moreno Montoya. Minutos más tarde un operador de Efigas rescató a la mascota sana y salva. 

Afortunadamente, la estructura nunca fue alcanzada por las llamas, dijo Moreno Montoya. “Caían cenizas de las casas de más arriba al colchón, pero un señor las estaba apagando con agua, ni siquiera la ropa que tenía colgada se prendió, y eso que mi casa también está construida con el mismo material, pero Dios es muy grande”. 

Luz Dary Torres, una mujer mayor, damnificada, comentó que ni ella ni su esposo estaban en su hogar cuando inició el fuego. “No pudimos rescatar nada, quedamos sin ropa, sin cama ni cobijas”. 

Así mismo, señaló que ambos pasaron la noche en la casa de su hija, mientras reciben alguna solución. Subrayó que debido a las lluvias necesitan ropa y zapatos para quitarse las prendas mojadas por la lluvia que se presentó en el marco de la tragedia, y enfatizó en que le gustaría recibir donaciones de alimentos. 

Las donaciones están siendo recibidas en el Centro Administrativo Municipal, en el primer piso del Centro Administrativo Departamental o directamente en el barrio. Entre las solicitudes que hacen está también cuido para mascotas.  


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net