l

Por Ejemplo / NOVIEMBRE 28 DE 2023 / 2 meses antes

Julieth Jiménez Palechor: la doble alegría del Quindío en los Nacionales 

Autor : Laura Maria Espinosa Estrada

Julieth Jiménez Palechor: la doble alegría del Quindío en los Nacionales 

Como una gran bendición, así definió este camino, que ha sido acompañado por su maestro y guía: Carlos Andica.   

Fue medallista mundial en la categoría sub-17 y campeona panamericana sub-20.    

Con una crianza difícil, una de las mejores pesistas del departamento empezó a forjar carácter y tomó el mejor ejemplo de sus padres para trabajar duro para cumplir cada objetivo propuesto basada en los valores  

Julieth Jiménez Palechor nació en Popayán en 1999, con sus papás llegó al Quindío a los 5 años, como víctima del conflicto armado. Mientras su papá trabajaba la tierra y su mamá trabajaba en casas de familia, Julieth se criaba en un barrio humilde cerca de la terminal de transportes de la ciudad y estudiaba en la institución educativa Jorge Eliécer Gaitán.    

Julieth, la mayor de 4 hermanos, creció intentando con cada actuar, ser un ejemplo para ellos, con sabiduría y amor logró entender y replicar el mensaje que desde su hogar se propuso para ella.    

Con el propósito de encontrarle otro rumbo y sentido a su vida, tomó el deporte como guía vital de su camino, y desde los 12 años de edad en sus recuerdos no hay un día que haya pasado sin dedicarle un espacio de su tiempo al levantamiento de pesas.    

Desde el colegio y teniendo conocimiento de su personalidad activa, empezó a participar de cada grupo artístico del que tenía conocimiento; sin embargo, no encontraba esa actividad que llenara en totalidad sus expectativas, hasta que el levantamiento de pesas llegó a su vida para cultivar un emotivo camino lleno de sacrificios, disciplina y esfuerzos que han sido recompensados con buenas personas, superación y un éxito que día tras día suma historias y alegrías a la vida.    

Ahora, con 24 años, Julieth es mamá de una niña de 4 años, estudia licenciatura en educación física en la Universidad del Quindío, carrera que la ha costeado su esfuerzo y dedicación con el deporte.  

“Cuando entré a la etapa de la adolescencia me empecé a cuestionar sobre lo que estaba haciendo y para lo que iba a servir, aparte de educarme, por un tiempo dejé de buscar ese algo, ese arte, ese deporte, y precisamente fue mi mamá la que encontró la liga y la que me llevó a entrenar por ensayar, pero yo descubrí algo mágico cuando llegué por primera vez, fue amor a primera vista con el escenario, con los muchachos que estaban entrenando, las niñas que hacían parte de ello. Hice clic de una con el lugar y sentí que desde ese momento había encontrado después de mucho tiempo a donde pertenecía y desde entonces no he parado de entrenar”.    

Recomendado: Exitosa marca quindiana consolidó su éxito promoviendo los saberes ancestrales

¿Qué caracteriza a Julieth la pesista, cuál es el sentimiento frente a la barra?    

Para prepararme y llegar en óptimas condiciones a las competencias, me ha ayudado mi paciencia, y el amor y la pasión por lo que hago. Lo amo y lo disfruto un montón, aprovechando la sensación de adrenalina, emoción y orgullo que siento cuando represento los colores del Quindío, cuando me siento orgullosa del trabajo que hago para llegar a cada plataforma, sintiendo también que soy la representación del trabajo y la confianza que el entrenador deposita en mí para conseguir buenos resultados en lo que hago, con la mentalidad siempre de entrenar y competir.  

¿Cómo fue la preparación para esta recién terminada versión de los Juegos Nacionales?  

Aproveché cada momento, hasta los domingos entrenando, para fortalecer no solo la parte física sino también el entrenamiento invisible, que es el de la mente. Estos fueron mis terceros Juegos Nacionales, y fueron la mejor versión de la Julieth pesista. Mi primera participación fue en el 2015 con 16 años, allí fui la medallista más joven con una plata y dos bronces, pero en el proceso de aprendizaje y la magnitud de alcanzar ese logro no representaba tanto para mí; para los juegos de 2019 había tenido a mi hija 4 meses atrás, así que mi participación no fue con la proyección de ir a ganar, sino tomándolo como impulso y prueba para medirme, revivir sensación de competencia, porque aparte de los 4 meses post parto, me ausenté los meses de embarazo de las competencias, entonces ese fue el pensamiento, experimentar para venir recargada en este 2023.    

¿Cómo vivió el momento, cuál fue esa ilusión y qué representa el resultado de 4 años de preparación?  

  Estos juegos son el top de todo, primero, son mis primeras dos medallas de oro en Juegos Nacionales; segundo, representan todo este trabajo que hice y todo lo que tuve que pasar durante mi embarazo, y después de él para que mi cuerpo sintiera otra vez que estaba en ese óptimo nivel que tuve cuando fui medallista mundial sub-17, por ejemplo, o campeona panamericana sub-20, top en el que quedé cuando mi embarazo. Ahora no solo física, sino que mentalmente más preparada, madura, consciente del trabajo y de lo que acarrean estos títulos. Estos juegos fueron especiales, aparte el resultado fue mucho más de lo esperado, pero el momento se dio para que sintiera que cumplí un sueño mucho más alto de las expectativas que yo tenía, un impulso más para seguir buscando esa excelencia en el deporte.    

¿Cuál es la proyección después de estas medallas de oro?    

Por ahora mi meta es seguir entrenando, así mismo, esperar a que a mi entrenador le hagan el comunicado formal de que ya fui convocada al equipo nacional, y después de eso, esperar el campeonato panamericano de mayores febrero 2024, para el que seguramente estaremos listos en enero chequeando con el equipo nacional. A largo plazo ya estamos proyectados a los próximos Juegos Nacionales, con toda la ilusión puesta en este trabajo que se ha hecho con tanto amor y esfuerzo todos estos años; así mismo, mi pensado es poder hacer como mínimo un ciclo olímpico que después de unos años se convierte en el sueño de todo deportista, para el que empezamos con el pie derecho, pero vamos a seguir escalando para lograrlo.    


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

Comentarios Bloqueados solo suscriptores

  • Suscríbase a nuestra página web y disfrute un año de todos nuestros contenidos virtuales.

Acceda sin restricciones a todos nuestros contenidos digitales


copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net