Región / JULIO 27 DE 2021 / 1 mes antes

La finca que se convirtió en barrio

Autor : María Alejandra Vergara

La finca que se convirtió en barrio

El deterioro de la malla vial es una preocupación generalizada en todo el barrio.

El barrio Veracruz, de Calarcá, le apuesta a la unidad comunitaria para atender sus problemáticas.

El barrio Veracruz de Calarcá, con más de 3.000 habitantes y con 42 manzanas —de aproximadamente 20 casas cada una—, es catalogado como uno de los más grandes del municipio.

Allí la comunidad se destaca porque se une para enfrentar las problemáticas existentes y solicitar mayor atención por parte de las autoridades.

Este barrio, insignia en la ‘Villa del Cacique’, y que se ubica en el sur del casco urbano y cerca al cementerio local, fue fundado en 1992, pasó de ser una finca de gran reconocimiento en la localidad, la cual llevaba el mismo nombre, a ser un barrio de gran extensión y con su propio polideportivo — pocos de los barrios calarqueños cuentan con un escenario deportivo para su comunidad—.

Libardo Rivera Escobar evocó los inicios de estas construcciones “Vivo en el Veracruz hace 28 años, conocí los terrenos que dieron para construir este barrio, el cual fue desarrollado por parte de la urbanización El Cortijo que planificó esta construcción. Al inicio nuestro barrio era más que todo de matrimonios, de viviendas bifamiliares. Y antes, celebrábamos la Navidad en un parque que estaba ubicado cerca a la vía principal del barrio, hacíamos un kiosko y compartíamos, pero toda esa tradición ya se perdió”.

El terremoto de 1999

Fueron muchas las construcciones afectadas en el municipio de Calarcá por el sismo de 1999, sin embargo, el barrio Veracruz no sufrió grandes daños, a pesar de estar muy cerca a la avenida Colón, una de las principales arterias viales de la localidad, donde ese 25 de enero colapsaron muchas edificaciones.

“En la época del terremoto al barrio no le pasó nada, los cimientos fueron muy buenos y mucha gente adquirió vivienda aquí por lo mismo”, afirmó Rivera Escobar.

Más allá de la historia, Sonia Sánchez Medina destacó algunas de las bondades de su barrio. “Después del terremoto compré aquí una vivienda, yo soy de Armenia y allá se me cayeron 3 casas, como a este barrio no le pasó nada, entonces por eso decidí invertir acá. Uno vive muy bueno porque usted consigue todo fácil, la droguería, la carnicería, todo está cerca”

Los ojos deben ponerse en esta comunidad

Por su parte, Liliam Buitrago, presidenta de la Junta de Acción Comunal, JAC, del barrio manifestó que son varias las problemáticas que surgen en esta comunidad, la principal es el deterioro de la malla vial.

“Sabemos que Calarcá tiene muchas vías dañadas pero Veracruz está horrible. Desde la Alcaldía vinieron e hicieron un análisis y se inició con un reparcheo de los lugares donde se necesitaba más, pero desde la manzana 23 hacia abajo es como una trocha, las motos se suben al andén para no meterse por los huecos”.

Recomendado: Suspendidas las obras de El Paseo El Edén en La Tebaida



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net