Región / NOVIEMBRE 16 DE 2021 / 5 meses antes

Quindío, en riesgo intermedio por cambio climático

Autor : Natalia Ospina Duque

Quindío, en riesgo intermedio por cambio climático

En el Quindío, las fuertes lluvias afectan los cultivos y con el pasar de los años, debido al cambio climático, se han incrementado y generado mayores estragos.

La restauración de los bosques es una de las acciones que se emprenden en el departamento para enfrentar la amenaza que cada vez es mayor.

El cambio climático constituye la mayor amenaza medioambiental a la que se enfrenta la humanidad. Pero ¿en qué nivel de riesgo se encuentra el departamento del Quindío? Hugo Mantilla Meluk, docente investigador, director del centro de estudios de Alta Montaña de la Universidad del Quindío, y quien ha sido delegado del Quindío en asuntos de cambios de climático, dio su punto de vista

“Esta ha sido identificada como la primera amenaza frente a todos los sectores de la actividad humana, es decir, frente a la producción, la economía, la salud, y las relaciones que tenemos como humanos porque todo se afecta con el cambio climático”.

¿A qué se refiere este fenómeno? 

Mantilla Meluk aseguró que la regulación de la energía que llega al planeta ocurre en la atmósfera y depende de la composición de esa atmósfera, los gases que tenga. Pero las actividades humanas han puesto gases que retienen más energía en la atmósfera, el gas carbónico, el metano, el óxido nitroso, entre otros, y eso hace que se altere el clima.

“Estamos hablando de lluvias torrenciales, de huracanes, pero también de sequías, de nevadas extremas o sitios donde caía nieve, deja de caer, una alteración general del sistema climático y esto hace más complicada la vida porque hay muchas actividades que son climatodependientes sobre todo aquellas que son relacionadas con la producción de alimentos y el abastecimiento de agua, 2 aspectos fundamentales”, explicó.

En el departamento del Quindío, como en otros lugares de Colombia, se ha afectado mucho la cobertura vegetal, ‘desconociendo’ que la naturaleza tiene la capacidad de regular los gases de efecto invernadero, a través del proceso de la fotosíntesis, pues las plantas al crecer retiran parte de estos gases muy energéticos de la atmósfera y los transforman en flores, en hojas, en madera, esto se llama la captura de carbono. 

“En el Quindío hemos perdido mucho de la cobertura original, para transformarla en agricultura, o en áreas dedicadas a la ganadería, más de 53.000 hectáreas han sido dedicadas, por ejemplo, en el departamento, al cultivo de café en exposición y hay más de 60.000 hectáreas dedicadas al crecimiento de pastos para sustentar la actividad ganadera”. 

Según las predicciones, en la próxima década, la temperatura puede aumentar hasta 2.3 grados Celsius. “Esto va a resultar en un desorden climático, que podemos verlo en un aumento del 24 % de las precipitaciones, entonces si ustedes piensan que ahorita está lloviendo de una manera desordenada y en gran cantidad, estas van a ir en aumento y eso nos complejiza la vida. Entonces el departamento del Quindío sí está afectado. El sector agrícola es responsable del 42 % de las emisiones, el sector del transporte es responsable del 20 %, un poco más de las emisiones de estos gases y hay que tomar acciones: restablecer la capacidad regulatoria de la naturaleza”. 

¿Las autoridades están haciendo lo pertinente?

El 12 de noviembre culminó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26), una de las más importantes que hay a nivel global, convoca a funcionarios y a representantes de gobiernos de 197 países. En estas cumbres se logran acuerdos y los países que participan se comprometen a luchar en contra del cambio climático.

“Colombia hace parte de esos países y ha firmado acuerdos para cumplir con compromisos relacionados con la restitución de la cobertura vegetal, responsable de la regulación del clima, y en ese sentido nuestro presidente se ha comprometido a la siembra de 180 millones de árboles y en convertir en reservas naturales al menos el 30 % del país. Son metas ambiciosas, pero son absolutamente necesarias”.

 Acciones locales 

Hugo Mantilla Meluk indicó que la secretaría de Agricultura y la Corporación Autónoma Regional del Quindío, CRQ, han tomado acciones para cumplir esas metas propuestas por el gobierno nacional. 

“En el Quindío, en el 2016 se formuló el Plan Integral de Gestión de Cambio Climático y fuimos uno de los primeros departamentos en tener esa herramienta, tenerla obviamente no significa tener desarrolladas las acciones, pero sí marca una ruta de trabajo. Lo primero fue la formulación de un proyecto para el Sistema General de Regalías para cumplir con esas metas. Ese proyecto está en este momento en marcha y tiene varios componentes: la restauración, la apropiación social de conocimiento para dar instrucción sobre el cambio climático y empoderar a la gente a través de la información para adaptarse al mismo”.

Hay, además, un componente de reconversión productiva, es decir, de llamar a esas áreas que están en este momento dedicadas a actividades productivas a incorporar elementos de conservación y restitución de sus coberturas vegetales y, por lo tanto, la capacidad regulatoria de las mismas.

“Hay un componente técnico en el cual, lo que queremos es aprender a escuchar la naturaleza, en un proceso que se llama bioindicación, que la naturaleza nos cuente hacia dónde se está movilizando en la restitución de esa capacidad regulatoria. Este proyecto está siendo adelantado a través del centro de estudios de alta montaña de la Universidad del Quindío en el cual se une un componente técnico, informático y el componente clave que es el biológico. Esto nos va a permitir dar unas luces, que si ese proceso de restitución de esos elementos regulatorios se está dando o no. En ese mismo sentido todos los programas de conservación que están siendo adelantados por la CRQ y por la Uniquindío, como el fortalecimiento al sistema de áreas protegidas y otras medidas de pagos por servicios ecosistémicos, es decir, reconocerle a la gente su intención de conservar la naturaleza, el desarrollo de planes de manejo de especies importantes de la naturaleza, ya sean estas, animales o plantas, son acciones muy importantes que, en últimas, buscan generar esa maquinaria que nos permita controlar el clima”. 

Acciones para enfrentar el cambio climático

Cuando se habla que el problema es global no se está diciendo que el problema sea de otros, se está hablando de que es de todos.

“Cualquiera de estas acciones que se realizan a nivel institucional son pocas cuando se comparan con los miles de millones de personas que somos en el mundo. Si cada una de estas personas hiciera un poco, en conjunto, eso sumaría muchísimo, más que cualquier acción que pueda realizar un gobierno, es decir, la solución del problema del cambio climático está en las manos de cada persona del mundo y en el caso del Quindío está en las manos de cada quindiano, no es un problema que le podemos delegar a las instituciones”.

Una de las recomendaciones que hace el docente es ser unos consumidores responsables. 

“Debemos analizar de dónde vienen y a dónde van a ir a parar las cosas que utilizamos, estamos haciendo una acción supremamente importante. Segundo: Siendo muy críticos con respecto a lo que pasa a nuestro alrededor, saber cómo nuestras instituciones están manejando nuestros recursos naturales, siendo una masa crítica frente a ese fenómeno, creo que hacemos un aporte. Por último, hay que hablar del cambio climático, hay que hacer conciencia sobre el mismo. Sé que tenemos urgencia en nuestra vida diaria, pero esto es una afectación que es superior a cualquiera de esos aspectos particulares. Tenemos que enseñarles a nuestros niños en las casas, aunque ellos muchas veces son más conscientes que los adultos. Podemos ser consumidores responsables de la energía, consumidores responsables del agua, de los bienes materiales”.

Recomendado: Energía nuclear: ¿Alternativa ante el cambio climático?
 

¿Qué dice la institucionalidad?

Miguel Ángel Mejía Díaz, director de desarrollo rural sostenible de la secretaría de Agricultura y Medio Ambiente de la gobernación del Quindío, aseveró que el cambio climático se está convirtiendo en prioridad de las agendas no solamente públicas, sino también privadas. 

“Si lo hablamos para el Quindío y para Colombia, ya se pasó de un riesgo bajo a un riesgo intermedio con el cambio climático, ya que somos una zona de transición en cordillera, es decir, que los efectos nos pueden afectar un poco más porque van a alterar las condiciones y las variables climáticas que vemos normalmente”.

Según el biólogo, cuando se formuló el plan de desarrollo del Quindío y fueron a los diferentes municipios a mirar la problemática, identificaron que la sociedad está pidiendo acciones concretas frente a este tema.

“Somos el único departamento que en este momento está ejecutando un proyecto de adaptación de cambio climático financiado por el Sistema General de Regalías con el que se van a restaurar 1.717 hectáreas”. 

Mejía Díaz expresó que el mayor riesgo climático que tiene el Quindío es la pérdida del recurso hídrico y hay que trabajar fuertemente en adaptar los ecosistemas para que cuando empiecen estos cambios ellos tengan un mayor grado de resiliencia y poder contar con el líquido vital.

“Hasta hoy hemos trabajado en otros frentes como lo es la educación, con la Universidad del Quindío trabajamos en crear una plataforma de servicios climáticos y en la selección de los predios. Posiblemente el primer árbol de estos 650.000 que vamos a sembrar se pondrá a mediados de diciembre o a inicio del 2022. Estos árboles serán especies nativas”.

Este proyecto contempla la creación de 3 viveros comunitarios, en 3 municipios diferentes, Montenegro, Circasia y Calarcá, la idea es que los árboles que tengan los puedan vender al operador que gane la licitación de la siembra y poder cumplir con el objetivo de la restauración de las 1.717 hectáreas.

“El Quindío cuenta con un estudio de la CRQ donde prioriza las áreas estratégicas para el recurso hídrico y esas fueron nuestras zonas, nosotros nos fuimos a esos predios, tanto públicos como privados, y empezamos a escogerlos, bosquecitos estratégicos donde nace el agua para el Quindío y allá vamos a trabajar, entonces tenemos predios de la gobernación, de las alcaldías, pero también predios privados que en estos momentos sabemos que son de gran importancia y que debemos empezar a restaurarlos en bosque”.

El funcionario manifestó que hay otros proyectos enfocados en mitigación.

“Cuando hablamos de mitigación estamos hablando de estas pequeñas acciones climáticas que ayudan un poco a disminuir la huella de carbono que estamos generando, como el buen manejo de los residuos orgánicos, estamos trabajando en impulsar mercados verdes, que incorporen dentro de sus líneas productivas un nuevo modelo de negocio, basado en los servicios ecosistémicos, una reconvención a la agricultura tradicional, a esto le estamos apuntando fuertemente para la mitigación”.

Igualmente dijo que están trabajando con el Comité de Ganaderos en todo lo que tiene que ver con ganadería sostenible. 

“Tenemos proyectos para incorporar dentro de la línea productiva del café. Volver al café con sombrío que brinden estos servicios y esta biodiversidad, estamos trabajando con el sector de plátano y banano, adaptando estos cultivos para poder crear barreras vivas, pasar de cercos muertos a tener cercos vivos de árboles que los protejan de los ventarrones y de las lluvias fuertes, porque a veces vemos cultivos de plátano en el suelo debido a los vendavales. 

Por último, aseveró que, mes a mes, se reúne la mesa agroclimática.

“Esta mesa es un panel de expertos con representantes de la universidades, de las alcaldías, de la gobernación y de las principales líneas productivas que se reúnen y con los datos climáticos del mes y las proyecciones que nos va a dar el Ideam, sacamos recomendaciones para las diferentes líneas productivas, ejemplo, si el boletín del Ideam dice que todo noviembre es de lluvia, entonces el cafetero no abona sus cultivos para no perder, o con el que siembra hortalizas, si el brillo solar va a ser alto, entonces compran polisombra para que no se queme el cultivo. Se reúnen los primeros días del mes y entregan los boletines a los diferentes sectores”.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net