Martes, 15 Oct,2019
Región / JUL 30 2016 / hace 3 años

“El Quindío es un ejemplo de posconflicto”: Claudia López

Como un modelo para Colombia calificó la senadora Claudia López Hernández al departamento pues aseguró que este practica el posconflicto hace un tiempo.

La afirmación la hizo en el foro 'Los desafíos del posconflicto y la construcción de paz', que tuvo lugar ayer en Filandia.

Según ella, el Quindío vive, en general, sin guerrillas y sus habitantes demostraron que sin la intimidación de las armas se puede usar el voto libre para vencer a la corrupción, la cual consideró como el gran desafío del país, una vez finalice el conflicto armado con las Farc. 

De esta forma, indicó que la corrupción es el impuesto más costoso que pagan los colombianos porque se consume dos puntos de la riqueza que produce el país, es decir 16 billones de pesos al año. “Por eso la reforma tributaria más eficaz es sacarle ese dinero de los bolsillos a contratistas y políticos y devolvérselos a los ciudadanos”, explicó. 

De acuerdo con la senadora, ese propósito se logra, mediante tres reformas principales: descentralización, participación de la comunidad para priorizar, y controlar el presupuesto de la región y con una reforma política que le permita a los colombianos organizarse para derrotar la corrupción. “Si fracasamos en estas tres cosas no vamos a tener un posconflicto estable”.

Aunque aseguró que es necesario desmovilizar a las Farc y al Eln, insistió en que se debe derrotar la corrupción y la recentralización. “Es que los alcaldes y gobernadores viven con rodilleras en Bogotá rogándole a los congresistas que le consigan citas y recursos, pero aquí lo que tenemos que hacer es mandarle más inversión a las regiones, pero con más controles y más participación de los ciudadanos, como en audiencias públicas o cabildos abiertos”.

Experiencia en conflicto 
López Hernández sostuvo que Colombia es el único país del mundo que ha pasado por nueve procesos de paz en los últimos 35 años. “Desde Canadá hasta Chile somos el último país de todo el continente americano que tiene un conflicto armado, esa es la vergüenza, el ‘inri’ colombiano”. 

En este sentido, arguyó que Colombia tiene más experiencia y dolor en conflicto armado que cualquier otra nación, pero de la misma forma es la que más experiencia tiene en construcción de paz.

“La sociedad colombiana fue capaz de desmovilizar a siete guerrillas, a dos milicias, a la federación de grupos paramilitares más grande que ha tenido el país en su historia, las Auc; a 56 mil personas que han dejado las armas y se han reincorporado a la política, 36 mil de ellas en acuerdos de paz como el de ahora, y el resto en desmovilizaciones individuales”, ilustró. 

Por otra parte, subrayó que se invierten cerca de $12 millones, a través de instituciones del Estado, para que un delincuente vaya a la cárcel, y la probabilidad de que reincida es del 70%, mientras que el proceso de desmovilización y reinserción cuesta en promedio $7 millones y la probabilidad de que cometan un delito después del procedimiento es del 25%. 

La congresista manifestó que respeta a los ciudadanos que decidan votar “no” al plebiscito por la paz, pero los invitó a que conozcan los acuerdos y piensen si es un buen pacto que las Farc entreguen las armas a cambio de que se les respete la vida y participen en política. 

Añadió que su visita a la región se debe a la pedagogía que lidera, la cual lleva el nombre de su libro Sí a la paz y adiós a las Farc, el cual fue presentado ayer en el centro de convenciones de Armenia y constituye un aporte sobre los aciertos y desaciertos de los procesos de paz anteriores. 

Desafíos desde la gobernabilidad 
En la apertura del foro, el gobernador del Quindío, padre Carlos Eduardo Osorio Buriticá, expresó: “Colombia siempre ha querido la paz, lo que no ha entendido es que para eso hay que pagar el precio de la justicia social”. 

Señaló que los esfuerzos por la paz son bienvenidos. “El Quindío va poniéndose en la delantera, con estos eventos, porque queremos la paz y preferimos equivocarnos buscándola que echándole candela a la guerra”. 

El representante de la Federación Nacional de Departamentos, Daniel Moreno Franco, habló sobre los retos que deben afrontar los gobernantes para la implementación de los acuerdos de La Habana. Expuso que es necesario crear una arquitectura institucional que impulse los programas de fortalecimiento de la economía campesina y la producción agrícola. Asimismo señaló que se requiere pluralidad en participación política.

En cuanto al enfoque territorial para la construcción de paz, concluyó que se debe implementar la ley de víctimas en las regiones y acompañar los procesos de desarme, desmovilización y reintegración. 
Por su parte, Juan Mauricio Torres, asesor de la fundación Ideas para la Paz, destacó la importancia de fortalecer las capacidades territoriales para el posconflicto y de acompañar a las víctimas en el proceso. 

La actividad contó con la participación del personalidades como el consejero para la Paz en el Quindío Everardo Murillo Sánchez, gestor del foro; el subdirector nacional de Fedesarrollo, el director ejecutivo de Corpovisionarios, la asesora del Consejo Nacional de Paz, el director de LA CRÓNICA, Miguel Ángel Rojas, los alcaldes de Armenia, de Filandia y Buenavista, la defensora del Pueblo, líderes sociales, secretarios departamentales y comunidad.  

 

Por Natalia Delgado Arango
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net