Lunes, 22 Jul,2019
Armenia Cómo Vamos / ENE 23 2019 / hace 5 meses

Armenia cómo vamos: Entorno pesimista y apático en participación ciudadana y hacia la institucionalidad

La ciudad debe mejorar también en la situación laboral, parques, seguridad, calidad del agua y del aire, entre otros. 

Armenia cómo vamos: Entorno pesimista y apático en participación ciudadana y hacia la institucionalidad

Este martes, el programa Armenia cómo vamos presentó los resultados del tercer estudio de percepción ciudadana en el que se tomó una muestra de 719 personas entre el 1 de noviembre y el 7 de diciembre de 2018. El informe arrojó que los armenios se encuentran bajo un entorno pesimista y apático, sobre todo, en materia de participación ciudadana y hacia la institucionalidad. 

Angélica Ochoa, representante de Ipsos Napoleón, la empresa encargada de liderar la medición, precisó que es importante saber cuáles son aquellos temas que la ciudadanía percibe que están mal, deben mejorar o que tienen alguna oportunidad de mejora notable. 

“La ciudadanía reconoce que su baja participación —tanto en urbanizaciones, redes y acciones que realizan para resolver un problema— ha afectado a la comunidad y a ellos mismos. Se percibe un entorno pesimista y apático hacia la institucionalidad y hacia la participación ciudadana como un mecanismo de transformación de la sociedad”. 

Dijo que en los entornos en los que se deben aplicar diferentes medidas, encontraron que el orgullo de la ciudad ha venido cayendo, lo que se nota en el bajo optimismo hacia el futuro, crece el número de ciudadanos que percibe que Armenia no va por buen camino y bajan los indicadores de satisfacción por la ciudad como un buen lugar para vivir. Mujeres, jóvenes y habitantes del sur de la capital quindiana son quienes más lo manifiestan. 

“La comunidad ha sido sensible frente a las diferentes situaciones que se han vivido en el contexto de la ciudad. La encuesta será un insumo a la hora de construir los planes de gobierno que vienen para las próximas elecciones, al igual que al nuevo gobierno que lo llevará a demostrar y comunicar las políticas que ha venido desarrollando”.
 


Agregó: “Dado que se han presentado cambios en el liderazgo de la alcaldía durante el último año, se consideró de mayor pertinencia incluir preguntas sobre la gestión en general, puesto que no era posible identificar fácilmente cuál era la gestión de cada uno de los burgomaestres. La mitad de los habitantes considera que se ha dado una mala gestión y están insatisfechos con la inversión de los recursos, afectando la calidad de vida”.

La encuesta reveló que el 43% de los encuestados percibe que el nivel de corrupción de la ciudad ha incrementado. Además aumentó el nivel de conocimiento sobre el concejo, sin embargo, sigue bajando la favorabilidad sobre este. 

Lea también: Armenia cómo vamos: Alcalde de Armenia tiene un 59% de imagen favorable entre la ciudadanía

“Se debe mejorar en la situación laboral, la satisfacción de los parques y zonas verdes como lugares de esparcimiento, seguridad, calidad del agua y el aire, puentes peatonales, imagen del concejo municipal y la alcaldía, pues los cambios de constantes mandatarios repercuten en una percepción inadecuada o baja sobre cómo se invierten los recursos, lo cual impacta directamente en la percepción de la corrupción”, indicó Ochoa. 

Explicó que la ciudadanía encuentra que la situación económica ha desmejorado por la dificultad e inestabilidad para conseguir empleo, por los costos de la alimentación y por la situación del servicio público, que si bien la calificación de servicios públicos se mantiene en un alto desempeño, hay cosas que están afectando esta percepción en otros ámbitos como lo es la situación laboral. 

Frente a los activos personales disminuye la participación con la oferta cultural, recreativa, deportiva en el último año y aunque están bien calificados vienen cayendo.
 


 

Reacción de la administración

Óscar Castellanos Tabares, alcalde municipal, dijo frente a los resultados de Armenia cómo vamos no corresponden a su gestión en la administración. 

“Son estos estudios los que nos permiten identificar las problemáticas de la ciudad. Serán los puntos que atacaremos, por lo menos en lo que me corresponde durante este 2019. Sabemos de antemano que el tema vital es el desempleo, que conlleva a inseguridad, hay falencias grandes en lo que tiene que ver con la sociedad, la falta de pertenencia y de crear una cultura ciudadana que nos permita apropiarnos más de Armenia en todos los temas”. 

El mandatario anotó que “no podemos decir que tenemos la barita mágica para hacer las cosas, pero sí hemos enderezado, a través de la gestión actual. He notado que estamos avanzando, pero la respuesta no está en mis manos, sino en los gremios, quienes están encargados de inspeccionar lo que corresponde a la ciudad”. 

Agregó: “Vamos por buen camino. Ese es el mensaje que queremos dejar. Estamos trabajando articuladamente con los gremios y los empresarios de la región. Antes de finalizar este mes vamos a tener noticias muy importantes que tienen que ver con el crecimiento del desarrollo de la ciudad y por ende del departamento”.

Lea también: Armenios, orgullosos de la ciudad, pero preocupados por inseguridad

Jota Domínguez, secretario de Gobierno de Armenia, indicó que la cartera municipal tiene varios programas que “por infortunio no han sido conocidos por la ciudad, pues en 2018, a parte del alcalde titulante, hubo cuatro más, entonces la gente empezó a desinteresarse de lo público, lo que también se marcó en la no participación ciudadana”. 

Indicó que tienen programas de convivencia y seguridad que pueden ser consultados por la ciudadanía y que desde la administración serán llevados a los ediles y Juntas de Acción Comunal, JAC. 

“Esto es para buscar el cambió de la estadística entregada este martes, que la gente se apersone más de la ciudad. Sin embargo, hay complacencia porque veo que la percepción de seguridad de la gente ha crecido, señalan que en sus barrios se sienten seguros y que al salir hacia otras partes no, pero no porque allí marque mayor estadística la criminalidad, sino porque es en su entorno donde siempre se sentirá inseguro”.

Domínguez envió a la ciudadanía el mensaje de que se puede ir al centro con la idea de que además de tener facilidad para hacer sus diligencias, tendrá seguridad. 

El secretario de Gobierno dijo que la cartera tenía bajo su cargo la Placita Campesina, que por unas demoras en los trámites se le iba incumpliendo a la gente en la recuperación del espacio público, “pero a nuestra llegada a la administración, se logró tener la mayor empatía y sacar adelante el proyecto. Se percibía que no había la oportunidad o el deseo de trasladarlos y eso fue calando en la ciudad. Pero hoy la percepción es muy favorable. Hay que tener en cuenta que el estudio fue realizado hasta el 7 de diciembre y han pasado muchas cosas favorables para la ciudad desde esa fecha hasta la actualidad”. 
 

Los capítulos evaluados


Entorno general 

Optimismo: 68% de los encuestados dijo que la ciudad va por mal camino. Esta percepción estuvo más marcada en los hombres, el norte de Armenia, los estratos socioeconómicos altos y en edades entre los 26 y los 35 años.

Orgullo: 56% señaló sentirse orgulloso de la ciudad, porcentaje menor al arrojado en 2017 donde el 59% de la muestra dijo estar orgullosa; en 2016 fue del 67%. Este año los más orgullos de Armenia fueron los hombres y los mayores de 55 años. 

Lugar para vivir: 67% está satisfecho de vivir en Armenia, así lo perciben en mayor medida los hombres, el sector norte, estratos medio y alto y los mayores de 55 años. En 2017 el número era mayor, 79%. 


Entorno económico

El 29% de los encuestados dice que la situación económica ha mejorado, en mayor medida hombres, estrato socioeconómico alto, sector centro – norte y personas entre los 26 y 35 años. Esta percepción ha disminuido, en 2017 era del 34%  y en 2016 del 47%.

Según la encuesta, la percepción de un mal ambiente económico se debe a que una o más personas de la familia ha perdido el empleo y por el alto costo de la alimentación. 

En Armenia, el 19% de la muestra se considera pobre —cifra que se mantiene con relación al estudio en 2017—, principalmente lo señalan mujeres, en la zona sur de la ciudad, estrato bajo y mayores de 55 años. 

En cuanto a la situación laboral, el 35% de los encuestados dice estar satisfecho con su trabajo, mientras que el 76% dice que no es fácil encontrar una vacante. Además el 59% señala que el clima para emprender en la ciudad no es bueno.


Activos de las personas

Educación: Hubo disminución en la percepción ciudadana de niños y jóvenes en la educación privada, pasando del 19% en 2017 a 9% en 2018, lo cual sería un indicador de la situación económica de la ciudad. La satisfacción en este sector bajó 2%. 

Salud: 63% de los encuestados precisa que la salud en Armenia es buena y el 43% se siente satisfecho, principalmente hombres, el estrato medio y las personas desde los 46 años en adelante. En 2017 el 47% estaba satisfecho, lo que muestra una tendencia en descenso. 

Suicidio: Las principales causas, según los armenios, serían la crisis económica —31%—, depresión —31%— y problemas familiares —11%—.

Cultura: Las actividades en las que más participan en Armenia son cine —38%—, ninguna —28%—, leer libros —28%— y leer periódicos o revistas —24%—. El 40% de la ciudadanía se siente satisfecha con la oferta cultural —10% menos que en 2017— principalmente los hombres, en el sur, estrato alto y personas entre los 26 y 35 años. 

Deporte y recreación: Aumentó la participación en las actividades deportivas —principalmente en la cicloruta— y bajó la visita a los centros comerciales. Se registró un 50% de satisfacción, sobre todo en hombres, zona sur de la ciudad y entre los 26 y 35 años.

Seguridad: Los armenios se sienten seguros en los barrios —60%—, en mayor medida las mujeres, el sur y personas entre los 46 y 55 años. A nivel de ciudad, la percepción de quienes se sienten seguros es del 37%, otro 27% se siente nada seguro —aumentó 7% con relación a 2017—. Además, el 15% de la población de la muestra fue víctima de algún delito, sobre todo en el norte, estratos medio y alto y jóvenes entre los 18 y 25 años. 


Hábitat urbano

Servicios públicos: Hay una buena percepción en la cobertura de los servicios públicos. La satisfacción se mantuvo estable en 77%, el visto bueno lo dieron principalmente hombres, estrato medio y mayores de 55 años.

Vivienda: El 56% de la población tiene casa propia y el 42% arrienda. El principal motivo para no adquirir vivienda propia es que pese a que hay interés no se cuenta con el dinero para la cuota inicial, este motivo en 2017 marcaba el 14% y en 2018 subió a 44%. Por otra parte, el 81% está satisfecho con la casa que habita, sobre todo hombres, en el centro, estrato medio y de más de 55 años. 

Movilidad: El 45% de los armenios percibe que tardan más tiempo transportándose de un lugar a otro. El 28% se moviliza en moto —de estos el 85% está satisfecho—; 21%, Tinto; 13%, a pie; 8%, vehículo particular; 4%, bicicleta. Los principales factores de insatisfacción con la movilidad son que no hay control de cumplimiento de las normas de tránsito, los agentes de tránsito, la falta de puentes. Con lo que están más satisfechos es con los paraderos de servicio público —67%—. 

Estado de las vías: 63% satisfechos. 

Espacio público: 37% satisfechos. 

Parques: 36% satisfechos. 

Medio ambiente: Hay insatisfacción por temas puntuales como los escombros y basuras en las calles y la contaminación del aire, ríos y quebradas. 


Gobierno y ciudadanía 

Participación ciudadana: El 70% de los armenios no hizo nada, esta cifra presenta un aumento del 10% con relación al 2017. Los que participan —30%— lo hacen en un 9% a través de religiones; 9%, organizaciones ambientales; 15%, Juntas de Acción Comunal y el 62% no pertenece a ninguna organización. El principal motivo de participación es para instaurar quejas.

Satisfacción entidades: Los armenios están satisfechos en primer lugar con la Empresa de Energía del Quindío, Edeq, y con Efigas. Mejoró la percepción del Imdera y Corpocultura, mientras que bajó considerablemente la percepción de las secretarías de Gobierno, Tránsito y Salud. 

Gestión de la alcaldía: Debido a que el 2018 fue un año atípico para la administración municipal por el constante cambio de alcaldes, la encuesta midió en general el año de gobierno. Los armenios calificaron como mala la gestión en un 49% y sintieron que el cambio constante tuvo importantes afectaciones para la ciudad en un 44%. Además el 56% se sintió insatisfecho con la inversión de recursos y la percepción de corrupción aumentó, pasando de 26% en 2017 a 43% en 2018.

Concejo municipal: Se registró un mayor conocimiento de la corporación, sin embargo la percepción desfavorable aumentó, pasando de 61% en 2017 a 74% en 2018.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net