Domingo, 21 Jul,2019
Economía / MAY 21 2019 / hace 1 mes

Economía naranja: “hay que hablar menos y hacer más”

César Rodrigo Salas advirtió que se debe entender lo que implica esta tendencia; emprendimientos y la gente en general debe apropiarse de la tecnología.

Economía naranja: “hay que hablar menos y hacer más”

César Salas, líder en educación de Google Colombia.

El líder en educación de Google Colombia, César Rodrigo Salas, fue el conferencista de la cátedra de la Institución Universitaria EAM ‘Economía naranja, competencias digitales para la empresa de hoy’, donde advirtió que es importante la semilla que se ha sembrado en torno a las industrias creativas, pero que se debe hablar menos y hacer más. 

“La economía naranja es un término muy genérico que implica que la academia, empresarios,  estudiantes y el común de la calle integren las tecnologías y las habilidades tecnológicas mucho más rápido en todos sus procesos de vida —personales y profesionales— lo que hace que las empresas sean más eficientes, puedan tener contacto con clientes a los que nunca han podido llegar  y que a los usuarios les haga la vida más fácil y de esa manera nos haga crear empleo”.

Recomendado: “Quindío, con ventajas en turismo cultural para la economía naranja”: BDO

Salas anotó que se debe analizar lo que puede hacerse con la tecnología en torno a los emprendimientos. “¿Cómo vendo o no vendo, me va bien o no, en qué redes sociales estoy, cómo utilizo la tecnología. Para procesos productivos o solo para comunicación?”.
 

“En materia de formación estamos retrasados”

Salas afirmó que en materia de formación de la línea tecnológica todo el mundo está retrasado, pues el usuario y la academia normalmente son los últimos en enterarse y en adquirir las habilidades que la empresa necesita.

“Primero es el usuario de la calle el que aprende sobre un producto, una App o cómo comprar algo, por ejemplo, después están las empresas que contratan y luego están las entidades y los estudiantes que enseñan a estas personas. Creo que en Colombia y en el mundo tenemos un reto y es que todavía no estamos a la velocidad que va el usuario”.

Vea también: “Bajo estrategia de economía naranja, Quindío tiene un alto potencial”: Cámara de Comercio

Indicó que no hay una referencia a nivel global. “No podemos compararnos con otro país, porque culturalmente y geográficamente cada Nación es totalmente distinta. Somos nosotros mismos el referente”. 

Dijo que en Colombia se ha mejorado mucho en el ámbito de la publicidad, y que Bogotá se está volviendo un epicentro en toda América, porque grandes empresas de este sector están encontrando mucho talento allí y están moviendo sus operaciones desde diferentes partes del mundo. Anotó que por el lado de comunicaciones también se están empezando a hacer las cosas bastante bien.  

“En Google hacemos muchas cosas, como plataformas online —de hecho vamos a sacar dentro de poco otra nueva— para enseñar a los mercados desde la creación de una página web a cómo vender online, logística, etc; están enfocadas principalmente en la empresa, el usuario y la publicidad”.

Le puede interesar: “El reto es diversificar más allá del café con economía naranja”: Luis Felipe Barrientos

Agregó: “Luego está la labor de mi equipo en Google Colombia, que es educar y enseñar al mercado, en apoyo con la academia y sobre el producto”. 

Salas resaltó que en el país los empresarios —jóvenes o con muchos años de experiencia— son conscientes de que tienen que aprender de tecnología. 

“Hay cultura para abrirse a la tecnología, y que se deben meter en este barco. La academia debe ir guiando a los estudiantes sobre lo que deben hacer en el futuro, pero muchas veces no sabemos qué estudiar y hacia dónde enfocarnos”.
 

Una opción para combatir el desempleo

Francisco Jairo Ramírez Concha, rector de la Institución Universitaria EAM, explicó que finalizando la década de los 90 estábamos viviendo la cuarta revolución industrial, pero del año 2005 hacia acá avanzamos en la revolución tecnológica, lo que conlleva a un cambio de paradigmas en la formación y cualificación de talento humano, es decir, de competencias. 

“Desde 2007, la EAM ha venido trabajando todo el tema de economía naranja, que es la economía del conocimiento. A partir de la coyuntura que se ha generado hemos venido con la cátedra abierta de economía naranja para que todos los ciudadanos de a pie entiendan de qué se trata esta dinámica”.

Recomendado: Disminuir índice de desempleo en Armenia, objetivo en 2019

Invitó a los quindianos a que se enfoquen en las tecnologías disruptivas, pues están impactando en la dinámica económica del mundo. “Desde la EAM lo que hemos venido planteando es que de las pocas opciones que tenemos como región para solucionar el tema del desempleo es meternos de lleno en la economía naranja”. 

Ramírez Concha relató que ha venido planteando que así como Medellín es la ciudad innovadora, dada la capacidad creativa de las nuevas generaciones —con la formación de los centennials—, deduce que a través de la economía naranja Armenia puede convertirse en una ‘creatopolis’, es decir, en una ciudad creativa. 

“Tenemos talento, capacidad instalada y eso nos abriría un inmenso mar de posibilidades. Los empresarios están llamados a pescar en este mar y sacar las redes llenas”.  


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net