Martes, 24 Sep,2019
En profundidad / AGO 04 2019 / hace 1 mes

Del monumento a Lincoln al sultán del concejo de Armenia

Tres procesos de arte público en Armenia y su recuento histórico nos hablan del desarrollo cotidiano en las calles de la ciudad.

Del monumento a Lincoln al sultán del concejo de Armenia

Foto : Archivo LA CRÓNICA

Los ciudadanos de las urbes nos acostumbramos, poco a poco, a vivir con esculturas, murales y otros monumentos del espacio público, lo que nos recuerda ello las múltiples facetas de nuestra cultura y los pasajes de la historia.

Un ejemplo de las tres capitales del Quindío se manifiesta con las expresiones artísticas de un solo escultor —el antioqueño Rodrigo Arenas Betancur— en sus plazas principales. En Armenia, el Monumento al Esfuerzo;  en Pereira el Bolívar Desnudo y en Manizales, el Bolívar Cóndor.

Recomendado: 
¿Cuál es la polémica por mural de sultán en el concejo de Armenia?

Otras manifestaciones del espacio abierto conmemoran fechas célebres o eventos de índole variada.  En Manizales está el Monumento a los Colonizadores y en Armenia el Monumento a los Fundadores, como remembranzas de aquellos hitos de las migraciones antioqueñas y de otras regiones, a mediados del siglo XIX.

En Armenia, dos conmemoraciones han inspirado el establecimiento de arte público en los últimos 30 años.  Esas fechas son la tragedia armenia en el país lejano y el terremoto del Eje Cafetero de 1999.

Sobre el primer suceso histórico, el relato mundial ha sido severo.  Desde 1915, miles de armenios fueron asesinados a sangre fría y hoy muchos países lo califican como un genocidio por parte de las autoridades otomanas.  En 1999, el desastre natural destruyó a la Armenia de Colombia, lo que ha sido considerado como uno de los más devastadores terremotos del siglo XX en el país.




El mural ‘Renacer’ representa el proceso de reconstrucción de Armenia. 


Ha quedado claro que el nombre de Armenia para la capital del Quindío no fue colocado para conmemorar el también llamado holocausto de los turcos. Todo indica que, en 1889, cuando se fundó la ciudad, una finca tenía ya ese nombre, probablemente por razones de toponimia religiosa, relacionada con la mención del monte Ararat, en la frontera de la actual República de Armenia con Turquía.

Sin embargo, en Armenia del Quindío, un busto se ha levantado en recuerdo a la matanza de la segunda década del siglo XX.  Se trata del Monumento a Abraham Lincoln, una escultura en bronce y cemento que está ubicado en el parque El Bosque.  Su reseña, anotada en el catálogo ‘Arte público’, de la Fundación Territorio Quindío, dice lo siguiente: “Los residentes de Fresno, estado de California, Estados Unidos, rindieron un homenaje a los 800 mil católicos asesinados por los otomanos que vivían en Armenia finalizando la I Guerra Mundial.  En Fresno conocieron que había un lugar en Colombia con el mismo nombre de sus antepasados masacrados y donaron la obra”.

Le puede interesar: 
Alcalde prometió, después de llegar de Turquía, incluir expectativas turísticas en plan estratégico

La razón del porqué de Lincoln —y no de otra figura— responde al agradecimiento de aquellos ciudadanos americanos, descendientes de los armenios que huyeron a Estados Unidos, con este país que los acogió.

El suceso histórico ha revivido hoy por cuenta de un mural en homenaje a Turquía, que ha sido descubierto recientemente en la pared externa del Concejo de Armenia, y por la modificación del acuerdo 08 de 2014 que mencionaba la matanza.  Todo se dio después del viaje que el alcalde de la capital del Quindío y algunos concejales hicieran a Turquía a principios del año 2019.  El mural es, irónicamente,  la antítesis del proceso que acompañó al busto de Lincoln, pues el país turco pasó de ser señalado con su marca negativa histórica, a la condición de homenaje por parte de la directiva del Concejo de Armenia.

El evento del terremoto de 1999 ha quedado plasmado en varios monumentos del espacio público de Armenia.  El más conocido es el mural ‘Renacer’ del artista Gustavo Muñoz Matiz, ubicado en la entrada principal del edificio de la Cámara de Comercio y que representa el proceso de reconstrucción.  Rememorando el sismo también están sendos monumentos en el Cementerio Jardines, en el barrio Granada y en la entrada del barrio Brasilia Nueva.

El del barrio Granada es un sencillo pedestal de iniciativa particular, que se encuentra exactamente en la calle 9 No. 21 A 66, en predios del hotel San Jerónimo de aquella zona residencial.  También se conoce como el ‘Monumento a la Resistencia’ y alude a la no destrucción de aquel lugar, en medio de la cantidad de casas que sucumbieron al desastre.  Su frase es curiosa: “A esta casa no le pasó nada. Tal vez por esas cosas del destino, hubo un humano que me bautizó San Jerónimo de la perdona”.  El texto es firmado por Mario Naranjo Vallejo.

De su interés: Flora y fauna, componentes de la última pintura del año de ‘Ciudad mural’

El del barrio Nueva Brasilia es una escultura en cemento que se conoce como el Monumento a los Desaparecidos y “en sus tres caras contiene las placas con los nombres de los habitantes del barrio que perdieron la vida en el sismo del año 1999.”

Otro monumento al terremoto —y en este caso a los bomberos que perecieron y actuaron en los rescates— se encuentra en el sector conocido como Sinaí y su autor es el artista de Buenavista Sigifredo Ocampo.

Se ha propuesto reiteradamente la instalación de un Museo a la memoria del terremoto, pero es algo que no ha sido atendido por administración alguna.

El tercer proceso de arte público en Armenia tuvo su lugar de protagonismo en la glorieta que da inicio a la Avenida Jesús María Ocampo, desde la carrera 19 hacia el occidente.  Esta vía es más conocida como avenida de los Camellos, por algo circunstancial que se instaló allí en 2003, durante la alcaldía de Mario Londoño Arcila.  Se llamó el Monumento al Camello y fue el símbolo de la administración de aquel mandatario.  Su alusión al animal del desierto fue muy criticada, porque no generaba identidad.  La razón de su instalación estaba vinculada al término ‘camellar’, o sea el trabajo de su mandato popular.  Años después fue remplazada por otra escultura, ‘La casa quindiana’, del artista quimbayuno Duván López.  No obstante, hoy ha sido resignificada y se le conoce más como el ‘monumento a la simcard’, porque lamentablemente no sabemos leer el contexto artístico que nos rodea.

Recomendado: Mural para resaltar la cultura cafetera en el CAM está en un 85%

Tres historias de procesos artísticos del espacio público de Armenia, que tienen facetas no conocidas.  La del mural en alusión a Turquía llama la atención por su rapidez en el trámite administrativo.  En contraste con el rechazo de dos propuestas artísticas para recordar el terremoto de 1999, que nunca fueron escuchadas.  Mientras el proceso del ‘monumento al camello’ y su resignificación en el ‘monumento a la simcard’ nos retrata el inmenso desconocimiento que tiene la ciudad sobre el arte como expresión de su identidad, sobre todo en una ciudad que apenas construye sus referentes.

Tres recuentos de procesos artísticos de la capital del Quindío que nos deben servir de lección para construir una apropiación del espacio público con más cuidado y respeto por sus símbolos o por otros espacios de la significación cultural.  Como no existe ese sentimiento de arraigo, la ciudad de Armenia ha visto cómo se atacan y se vituperan esos monumentos.  

Varios ejemplos lo sustentan: el desmantelamiento de la escultura a Jesús María Ocampo, ‘Tigrero’ del artista Orlando Londoño.  La destrucción de la placa que contenía los nombres de los gobernadores del Quindío, desde 1966 hasta 2019. Y el constante “bombardeo” de leyendas y grafitis a los murales de estilo naturalista y costumbrista.  Tres casos lamentables de muchos que desdicen de nuestro sentimiento cuyabro.


Roberto Restrepo Ramírez
Especial para LA CRÓNICA

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net