Miércoles, 01 Abr,2020
Salud / ENE 22 2020 / 2 months before

Aprenda a preparar loncheras agradables que a la vez alimenten a sus hijos

Autor : Lorena Zapata López

Aprenda a preparar loncheras agradables que a la vez alimenten a sus hijos

Es vital que los padres formen hábitos saludables y conductas alimentarias positivas. Los refrigerios o loncheras son una parte importante de la dieta infantil. Debe ser nutritiva y equilibrada para que los niños tengan un óptimo desempeño escolar. Foto : Imagen de jun yang en Pixabay

Los refrigerios contribuyen al aprendizaje óptimo de los niños, a su crecimiento, desarrollo y a la formación de una conducta alimentaria saludable y de higiene con la práctica de buenos hábitos.

Llegó el regreso a clases, y con este, la preocupación de los padres por preparar para sus hijos loncheras saludables y nutritivas. Luisa Fernanda Arias Tobón, nutricionista y dietista, suministró a LA CRÓNICA una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de preparar los alimentos de manera adecuada, para lo cual solo se requiere planeación y mucha imaginación. La lonchera es el medio de transporte del refrigerio del niño, por lo cual debe tener unas características de nutrición, presentación y apetencia. 

Los padres, cuidadores y planteles educativos deben pensar que los refrigerios, si bien no son comidas principales del día, se convierten especialmente en la edad preescolar y escolar, en algo importante que permite el refuerzo alimentario de los niños y cumple con la meta del total de aporte nutricional requerido para un buen desarrollo.  

Vea también: No tener horarios de comida el fin de semana se relaciona con la obesidad
 

Características de las loncheras

Para su elaboración se debe tener en cuenta el tiempo que tiene el niño para comer, debe ser completa porque calmará la fatiga mientras llega a su hora de almuerzo. Es esencial hacerlos partícipes en la planeación y compra de los ingredientes y explicarles por qué es importante incluir o no ciertos alimentos. Los recipientes de material aislante —térmico o de plástico—, son ideales. Deben ser fáciles de abrir y de lavar. Para las bebidas, es preferible usar contenedores sin pitillo incorporado.  

Lea también: La televisión es el hábito de vida que más se relaciona con la obesidad infantil
 

¿Cómo hacer para que  la lonchera sea segura?

Lo primero es lavar muy bien las manos antes y después de la preparación y empaque de los alimentos, los cuales deben alistarse poco antes de que los niños salgan de la casa. Cuando lleven verduras y frutas, es ideal que vayan aparte, y cuando se trate de lácteos, deben enviarse congelados.

Hay que tratar de mantener los alimentos en la temperatura correcta y envolver viandas como sánduches o perros calientes en papel aluminio para que se conserven mejor. Es importante evitar frutas fermentables como piña, mora y tomate de árbol. Por último, desocupar la lonchera tan pronto llegue a casa, limpiarla y desinfectarla semanalmente con vinagre o bicarbonato.  

Le puede interesar: Revertir la decisión de no tener hijos, ahora es posible
 

Elementos de una lonchera

  • Nutritiva: rica en proteínas, carbohidratos, vitaminas y fibra, con bebidas que hidraten y contengan cantidad reducida de azúcares. 
  • Atractiva: nunca debe resultar aburrida, y para lograrlo, su hijo puede participar para que la  elaboración contenga variedad en colores, sabores, texturas y figuras. Puede además, adicionar dulces caseros y saludables para estimular el consumo de alimentos y de vez en cuando, puede adicionar una nota de amor que estimule y haga sentir feliz e importante al infante. 
  • Práctica: no debe exigirle al niño el uso de un gran número de elementos como cuchillos o tenedores que le dificulte comer. Las cantidades y proporciones deben ser moderadas, de esta manera, el niño no sentirá rechazo solo con verlos. Hay que procurar escoger recipientes que mantengan la temperatura inicial de los alimentos 

Ejemplos de menús

  • Yogurt + sanduch de atún + melón. 
  • Avena + galletas integrales + cuadritos de mango. 
  • Leche achocolatada + palitos de queso + fresas. 
  • Agua saborizada + sánduche de queso + manzana. 
  • Yogurt con cereal + banano. 
  • Kumis + tajada de pastel + papaya. 
  • Sorbete de frutos rojos + galletas con margarina y mermelada.

Temas Relacionados: Salud Alimentación

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net