Jueves, 21 Nov,2019
Región / SEP 25 2018 / hace 1 año

1.281 casos de violencia de género se han registrado en Quindío durante 2018

La cifra, que va en aumento, es el consolidado de los sucesos reportados hasta el 31 de agosto de 2018.  

1.281 casos de violencia de género se han registrado en Quindío durante 2018

Con corte al 31 de agosto de este año, el departamento registró 65 casos más de violencia de género, con relación al mismo periodo de 2017.

La violencia de género en el departamento va en aumento, van 1.281 casos reportados a las autoridades hasta el 31 de agosto de 2018, frente a 1.216 al mismo corte de 2017, así lo informó la secretaría de Salud del Quindío.

Ana Cecilia López Vidal, profesional especializada de salud pública de la dependencia departamental, indicó que en dichos casos “se ha superado el comportamiento de los años anteriores. Estamos en aumento, se nos ha elevado el reporte frente a lo que apenas va corrido del año con respecto a los años cumplidos. Podemos proyectar que vamos a pasar lo reportado en vigencias anteriores”.

Vea también: “El Quindío está entre los primeros en violencia a la mujer”

Explicó que los datos en la región se recopilan a través del Sistema de Vigilancia en Salud Pública, Sivigila, herramienta que está instalada en todas las instituciones prestadoras de servicios de salud, donde se pueden detectar no solo casos de violencia, sino de interés en salud pública.

“El reporte se hace semanalmente, y por medio de ese proceso de notificación se logra tener la cifra de violencia, la cual ha aumentado. La captación de los casos tiene una cobertura efectiva para el Quindío”.

Recomendado: ¿Por qué tanta violencia contra la mujer?

Afirmó que el departamento es el único en el país que incluye a las comisarías de familia, Fiscalía General de la Nación, FGN, e Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, dentro del proceso.

“Hubo un requerimiento a nivel nacional para que solo prestadores de salud hicieran la recolección de datos, pero se pudo demostrar que la información que nos aportan las demás entidades son importantes para alimentar y complementar la situación de violencia en el Quindío”.

Le puede interesar: ¿Por qué en algunas sociedades las mujeres sufren más violencia que en otras?

López Vidal relató que hay hospitales que por inconvenientes económicos han disminuido la consulta, y otros que han cerrado, lo que “puede llevar a que el comportamiento de las cifras cambie. En este tipo de circunstancias las comisarías nos aportan la información que nos puede faltar”.
 

Otras cifras de violencia en el departamento

La funcionaria aseveró que al corte de 31 de agosto, la violencia física iba en 732 casos, sexual 288, sicológica 139 y grave negligencia 122.
 

“Armenia reporta 44,2% de la situación de violencia para el departamento, Calarcá aporta el 23,57%,; Montenegro, 9,92 %; La Tebaida, 6,43%; Quimbaya, 4,40% y los demás municipios el porcentaje restante”.


La profesional de la salud manifestó que si las cifras se ven a nivel nacional “se disparan, porque en el Quindío contamos el caso una sola vez. Tenemos en cuenta la fecha del hecho, ya que puede existir una misma víctima en cuatro episodios, por eso esta es la estadística oficial de la región”.

Agregó: “El 88,2% de las víctimas corresponde al sexo femenino y el 17,8% al masculino, lo que miramos en este contexto es que para esta vigencia se incrementaron los casos de violencia y se nos aumenta el comportamiento. Al corte de agosto se superan las vigencias anteriores”.

Le puede interesar: Patrones genéticos influyen en agresividad y violencia de jóvenes

“En relación al sexo de la víctima, el mayor número se encuentra en el sexo femenino, pero el masculino aumenta. Se puede estar presentando un cambio de papeles y puede haber más violencia contra hombres”, aseguró López Vidal.

Aseveró que de la violencia en general, el grupo poblacional más afectado se centra en los rangos de edad entre los 20 y 29 años. Afirmó que los principales agresores son las parejas y exparejas.

Precisó que en el ámbito de agresor ‘no familiar’ son los vecinos los principales atacantes, y en el ámbito en que mayor se presenta la violencia, es en el hogar y el núcleo familiar. Asimismo, informó que el estrato socioeconómico donde se tiene el mayor porcentaje de casos es el 2.

Lea también: En 2017 se presentaron 30 casos más de violencia sexual que en 2016

En cuanto a la violencia sexual, el mayor reporte está en el abuso sexual, en el año anterior, al corte de diciembre estuvo en 234 sucesos y al finalizar agosto de 2018 ya hay un total de 253. El grupo de mayor riesgo para la violencia sexual es de, 10 a 14 años de edad, y para esta vigencia se aumentó en el grupo de 5 a 9 años.

El acoso disminuyó levemente, de 19 casos pasó a 16; el reporte de violación está en 9, el año anterior fueron 10. En 2017 en casos de actos sexuales con uso de la fuerza hubo un solo evento y este año se disparó a cinco. Otros reportes como desnudez, desnudez forzada, mutilación y planificación forzada están en tres hechos, disminución frente a los reportados a la vigencia anterior”.
 

Defensoría del Pueblo socializa rutas de atención

La defensora del Pueblo del Quindío, Piedad Correal Rubiano, dijo que para acompañar a las víctimas, hace más de tres años socializa la normatividad y la ruta de atención en la violencia con el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, comisarías de familia, Fiscalía, Policía Nacional, secretarías de Gobierno y de Salud.

Recomendado: Defensoría crea programa para las víctimas de violencia de género

“Realizamos reuniones cada dos meses para socializar la normatividad, la ruta de atención en las violencias basadas en géneros, intrafamiliar, delitos sexuales, que vulneran los derechos de las mujeres y de las niñas en el departamento. Insistimos en cumplir las rutas de atención y el acompañamiento que se debe hacer al momento de que las autoridades reciban una queja, porque lamentablemente estamos aumentando. A la fecha, 31 de agosto, se registraron 732 casos de violencia intrafamiliar, de los cuales la mayoría son violencia física y un 87% recae sobre mujeres”.

Manifestó: “Hacemos un llamado para prevenir, porque en vez de disminuir estamos subiendo en cifras, lo que nos exige más compromiso para trabajar con la familia y el Estado”.
 

Situación de la población diversa

Ana Cecilia López Vidal, funcionaria de la secretaría de Salud departamental, informó que aunque en las estadísticas de violencia de género entran las poblaciones diversas, para poder realizar un mayor cubrimiento estadístico de las distintas violencias a la comunidad Lgbti, se debe inicialmente tener un autorreconocimiento para que puedan ser clasificados dentro del sistema y se logre captar la población.

En las cifras en el rango de violencia y clasificación de las víctimas, el 95,8% se autoevalúan como heterosexuales, bisexuales, 2,43%, y homosexuales, 1,7%.

Precisó que en violencia sexual hay clasificación para población Lgbti, “pero no se clasifica al momento de la atención o la persona no se identifica como tal, ya que como se reconoce la persona, es lo que se reporta. Son situaciones a tener en cuenta, porque aunque se tiene la variable, son ellos quienes hacen el autorreconocimiento. Es un reclamo de la población diversa, pues muchas veces llegan a la cita de salud y por la cédula no les preguntan su autorreconocimiento, entonces, en la estadística no se reporta”.

Recomendado: En 2018 han asesinado a cuatro personas Lgtbi en Quindío

La defensora del Pueblo, con respecto a quejas o denuncias de la población Lgbti contra las autoridades, precisó que han disminuido y que en lo que va corrido del año la institución en el Quindío ha recibido dos denuncias de este tipo.

“Hay una depositada en una actividad descentralizada y ya la estamos analizando. Hay otra de discriminación de un funcionario departamental, pero está en trámite, por lo que no puedo dar más información”.
 

Denunciar para determinar medidas

Correal Rubiano informó a la comunidad que en caso de sufrir cualquier tipo de violencia, debe acercarse a las autoridades, así como a la misma Defensoría del Pueblo, personerías y el ministerio público. 

“Se deben poner las denuncias, porque tenemos la obligación de activar la ruta de atención de manera inmediata, para que la persona que ha sido golpeada sea valorada por Medicina Legal y se haga una cadena de custodia de las pruebas que se recojan, de esta manera, hacer la investigación y ejecutar una medida de protección, si se tiene que poner, para que la víctima se sienta bien atendida”. 

También pidió a las autoridades correspondientes y a la población en general no revictimizar a la persona, “pues es delicado”.


Brianna Márquez C.
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net