Jueves, 09 Abr,2020
En profundidad / FEB 23 2020 / 1 month before

25 años del incendio en Filandia; historia y tradiciones consumidas por las llamas

Autor : Roberto Restrepo Ramírez

25 años del incendio en Filandia; historia y tradiciones consumidas por las llamas

El pasado 20 de febrero se conmemoró el aniversario de este hecho y en la biblioteca municipal se adelantó un conversatorio.  

El incendio de Filandia, 25 años después, se convirtió en la fecha más lamentada de este municipio del Quindío. Más que el terremoto del Eje Cafetero, el 25 de enero de 1999, que solo destruyó una parte del templo principal de bahareque y tapia pisada.

El 20 de febrero de 1995, en la madrugada, ardió casi una manzana de la icónica plaza principal de Filandia, debido a una falla humana, pero también a la tardanza en el combate a las llamas, que consumieron 90 años de historia construida, en unas cuantas horas, mientras propietarios y habitantes en general lloraban tan sensible pérdida.

Recomendado: 
Placidez, silencio y naturaleza en Salento y Filandia del ayer

Fueron cuatro grandes casas que se quemaron, de una historia y tradiciones que fueron orgullo del municipio. En dos de ellas, en sus primeras plantas, se habían grabado escenas importantes de la novela más vista en Colombia, Café con aroma de mujer. Se trataba del bar Ganadero y la Fuente de Soda Claudia.

Para recordar este suceso lamentable, y también para dar a conocer otros acontecimientos de la vida ciudadana de Filandia, la biblioteca pública Santiago López programó un conversatorio titulado Memorias del fuego. En esta primera actividad, varios conferencistas hablaron sobre la obra literaria titulada Filandia, entre el fuego y el hielo, escrita en 1997 por el ingeniero industrial Orlando Aguirre López, muerto en junio de 2019. El libro es una detallada reseña del incendio, pero también presenta un análisis de la situación social y cultural de Filandia.

Según el autor, “el incendio no constituyó simplemente el final de varias casas de arquitectura tradicional, la pérdida de muchos bienes materiales y la afortunada ausencia de lesiones graves o pérdidas de vida humana. El incendio de las ideas se había iniciado mucho tiempo atrás, cuando los grandes pensadores del municipio se fueron con ellas”.

De su interés: 
Filandia, municipio más competitivo en turismo

Interesante comparación, que los conferencistas complementaron con sus intervenciones. Disertaron Walter Andrés Aguirre Peláez, hijo del escritor; Roberto Restrepo Ramírez y Héctor Uribe Saldarriaga, miembros del Centro Local de Historia de Filandia. También habló Valeria Piedrahita Mejía, bibliotecaria e impulsadora de este evento, el cual se desarrolló en las instalaciones de la biblioteca. 

Filandia viene presenciando una desaparición paulatina de su patrimonio arquitectónico tradicional, toda vez se estima sólo queda un pequeño porcentaje de aquellas casas. 

La intención de la nueva administración municipal es la de ofrecer eventos académicos que refuercen el arraigo de sus habitantes a la conservación de sus casas, al estímulo de la artesanía local de cestería de bejucos y a la afirmación de sus tradiciones.


Temas Relacionados: Incendio Filandia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net